Pendientes de una demanda cada vez más volátil

Operadores europeos se enfrentan a un nuevo invierno cargado de incertidumbre

La diferenciación estimula la demanda

Los operadores europeos afrontan un invierno no exento de tensión. A pesar de los signos positivos que lanza la demanda, aún es frágil y susceptible de dar un giro ante cualquier contratiempo inesperado. El ritmo de la recuperación es lento en casi todos los mercados y la segmentación se presenta como una de las claves para mantener vivo el deseo de viajar. Así lo refleja el reportaje titulado ‘Un invierno no apto para imprevistos’  en la edición de enero de la Revista HOSTELTUR

El invierno refleja la lenta pero continua recuperación. Foto: Wikimedia Commons. Autor: Alex Bakharev.El invierno refleja la lenta pero continua recuperación. Foto: Wikimedia Commons. Autor: Alex Bakharev.

El invierno 2009-10 comenzó con un cierto triunfalismo en Europa. La demanda  seguía por debajo de la temporada del año anterior, pero se adaptaba a los ajustes efectuados especialmente por los grandes grupos que incluso veían resurgir las reservas anticipadas. Sin embargo, cada uno de los imprevistos, que se sucedieron al comenzar 2010, como las crisis griega y tailandesa, y en especial el colapso aéreo provocado por el volcán islandés, dieron al traste con los buenos augurios.

Los resultados del último ejercicio finalizado se vieron fuertemente golpeados por este contratiempo, que impidió a unos reducir tantas pérdidas como esperaba y a otros aumentar menos discretamente las ganancias. En el caso del turoperador suizo Kuoni, por ejemplo, cuyos ingresos cayeron en el primer semestre del año un 0,2%, provocándole la nube de cenizas pérdidas excepcionales de 15,2 millones de francos suizos (11,3 millones de euros). Sin embargo, en el balance hasta septiembre los ingresos ya estaban un 1,4% por encima del mismo periodo del pasado año. El grupo admite que tiene buenas perspectivas de crecimiento, aunque discretas, y de cara a 2011 registraba ya en otoño un ritmo de subida del 5%.

Crecimiento armónico

Tanto Thomas Cook  como TUI señalan la presencia de signos de mejora de la economía, a pesar de que el mercado británico no ha dejado aún de provocarles dolores de cabeza. Sin embargo, cada vez se atreven a hacer menos previsiones de futuros, incluso en el corto plazo.
De cara a este invierno ambos han aumentado la capacidad, siguiendo la tendencia iniciada de cara al pasado verano, pero de tal modo que se mantiene extremadamente ajustada a la demanda. Esto, con independencia de que puedan disponer de toda la flexibilidad de la que hacen gala, indica buenas dosis de prudencia.

La diferenciación estimula la demanda

Como clave principal para impulsar las ventas de cara al invierno los turoperadores señalan a los productos diferenciados. La venta de estos productos para TUI este otoño ha crecido un 17%, mientras que para Thomas Cook suponía un 50% de todo lo vendido, centrado en este caso en su marca Style de vacaciones exclusivas y en las de turismo familiar.
 
Pueden leer el reportaje completo titulado ‘Un invierno no apto para imprevistos’  en la edición de enero de la Revista HOSTELTUR.   o bien descargarlo al final de este artículo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.