Los empresarios andaluces consideran que una fiscalidad ambiental haría perder competitividad al sector turístico

El presidente de la Comisión de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, considera que la implantación de una fiscalidad ambiental que grave a los sectores productivos contaminantes de la región, incluido al turístico, haría que Andalucía como destino turístico "pierda competitividad", pues "encarecería el producto".

El presidente de la Comisión de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, considera que la implantación de una fiscalidad ambiental que grave a los sectores productivos contaminantes de la región, incluido al turístico, haría que Andalucía como destino turístico "pierda competitividad", pues "encarecería el producto". Sánchez realizó estas declaraciones a Europa Press después de que el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, anunciara en el Parlamento andaluz que aplicará un impuesto "verde" sobre las actividades contaminantes existentes en la región, algo "distinto" a la ecotasa que se pretende aplicar en Baleares y que gravará directamente a los turistas y que fue calificada meses atrás por Sánchez como "una burrada". Para Miguel Sánchez, "todo lo que sea gravar con un impuesto a la actividad productiva significa encarecer el producto". Este aumento en el precio que cuesta pasar unas vacaciones en Andalucía podría restarle turistas y hacer que se fueran a otros lugares, según explicó el representante de la CEA, quien recordó que, dentro del propio Mediterráneo, "están emergiendo destinos competidores de Andalucía", a los que podrían desviarse los visitantes de la región al ser más baratos. "Somos los primeros que queremos defender el medio ambiente, porque, entre otras cosas, es necesario darle valor añadido al producto turístico, aunque esto no puede ser con un impuesto que encarezca el producto", agregó Sánchez. El también presidente de los hoteleros de la Costa del Sol, admitió que "es más lógico" que si se implanta una fiscalidad ambiental sea para todos los sectores, y no únicamente para el turismo. "Es menos descabellado así ", afirmó. Sánchez destacó la necesidad de que, si finalmente se aplica, el impuesto "tenga un destino finalista" y se destine a actuaciones concretas, encaminadas para mejorar el medio ambiente. A pesar de este deseo, Sánchez mostró su confianza en que el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, cumpla "la promesa" que hizo al sector turístico y no lo grave durante esta legislatura con nuevos impuestos. "El presidente nos dijo que no nos iba a cargar con ningún impuesto", concluyó Sánchez. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.