"La ecotasa tiene un efecto demoledor en los países emisores de turismo", afirma Víctor Fernández, gerente de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (AVIBA)

"La ecotasa tiene en los países emisores de turismo hacia Baleares un efecto demoledor", afirmó en entrevista exclusiva a HOSTELTUR, Víctor Fernández, gerente de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (AVIBA).

"La ecotasa tiene en los países emisores de turismo hacia Baleares un efecto demoledor", afirmó en entrevista exclusiva a HOSTELTUR, Víctor Fernández, gerente de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (AVIBA)."El efecto es demoledor, piénsese que cuando se ve a nuestros consellers, que a todos los efectos son los ministros de la Comunidad Autónoma, poniéndolo tan negro ante los medios de comunicación, los turistas piensan o pueden llegar a pensar que no es una buena idea ir de vacaciones a Baleares. Nadie quiere ir a un destino donde hay problemas. Por otro lado, lo único que están haciendo al actuar así es poner de relieve su incapacidad para solucionar los problemas. Un conseller no puede quejarse de los problemas y considerarlos poco menos que insuperables, si es la persona indicada para buscar soluciones e instrumentar que se lleven a cabo de la mejor manera posible. La idea es que, si pueden darle solución al problema, por favor, que no digan el mensaje". No obstante su posición crítica para con el gobierno balear, Fernández no niega que la ecotasa tenga un origen justificable. "En el fondo de la cuestión, en las motivaciones que mueven que se cree este impuesto, prácticamente todo el mundo está de acuerdo; en lo que no se está en absoluto de acuerdo es en la forma de aplicación de la ecotasa. Es decir, tal como está planteada la ecotasa, su aplicación es injusta, y cuando un planteamiento es injusto es cuando se produce un rechazo masivo al mismo. La sensación es que en lo único que parecen haberse puesto de acuerdo todos los partidos integrantes de este Gobierno es en que nos sobran turistas y, como los turistas es lo que maneja el sector turístico, han convertido a éste en el enemigo público de la sociedad balear. Este es el problema fundamental y el mensaje que hay que cambiar, pues indica que alguien no está jugando limpio o está terriblemente equivocado. Estamos olvidando que la principal industria de la que vivimos los baleáricos es el turismo. Pero no sólo las empresas directamente turísticas, sino que hay toda una empresa que discurre en paralelo y que va destinada a dotar de servicios al segmento propiamente turístico. Se está perdiendo de vista todo esto, ya que entre ambos sectores suman la gran mayoría de la economía balear. (Más información en la edición impresa de HOSTELTUR del mes de abril.) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.