La mala prensa de la ecotasa en Alemania alarma a los hoteleros

El negativo tratamiento sobre el impuesto turístico de Baleares que está dando parte de la prensa alemana está afectando a las reservas para las próximas semanas, incluyendo las de «último minuto», han señalado desde el sector hotelero de Baleares que recalca que los medios alemanes han evitado, como lo hicieron el año pasado, aclarar que el impuesto ni está en vigor ni se cobrará a los turistas este año.

El negativo tratamiento sobre el impuesto turístico de Baleares que está dando parte de la prensa alemana está afectando a las reservas para las próximas semanas, incluyendo las de «último minuto», han señalado desde el sector hotelero de Baleares que recalca que los medios alemanes han evitado, como lo hicieron el año pasado, aclarar que el impuesto ni está en vigor ni se cobrará a los turistas este año. El sesgo sensacionalista de algunos medios germanos hace prever de nuevo, han indicado desde uno de los principales turoperadores alemanes, una «nueva campaña de informaciones negativas» contra Mallorca como destino turístico, como ocurriese el año pasado con noticias sobre inexistentes «nubes tóxicas», que los turistas iban a ducharse con agua mineral por una falta de agua en los hoteles que tampoco se produjo o las alarmas infundadas por el avistamiento de un escualo en aguas de la Isla, entre otras informaciones. Mientras que los hoteleros de las Islas han basado parte de su oposición al impuesto en que ellos tendrán que hacer frente al mismo, varios medios alemanes inciden en que lo tendrán que asumir los turistas en sus billetes. Un medio, el Bild, llega a decir que la «mallorca-tasa» encarecerá los vuelos un 10% a las Islas, mezclando esta tasa aprobada y que no se aplicará hasta el 2002, con un posible impuesto sobre el queroseno a nivel europeo, que tampoco está aprobado por la Comisión. En medios británicos como The Telegraph, se ha recogido una pormenorizada información sobre el coste, cuándo, a quién se gravará y porqué. También recuerda el diario que Mallorca fue votado por sus lectores el año pasado como «destino más arruinado por el turismo masivo». The Telegraph señala que la habitual «tensión» entre británicos y alemanes por el control de las hamacas pasará a un segundo plano por una «nueva solidaridad» entre estos dos mercados, debido a que varios turoperadores británicos están ahora en manos de los alemanes. A pesar de la negativa imagen que han trasmitido los medios germanos sobre la aprobación de la ecotasa y el efecto para las reservas para las próximas fechas, la Semana Santa ha tenido para turoperadores germanos consultados «buenos resultados», algo superiores al año pasado, cuando las fiestas se localizaron en el calendario dos semanas más tarde. Desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca se detalla que a espera de cerrar los datos definitivos, la cifra de ocupación es del 75%, siendo más elevada en la Bahía de Palma. Riu tuvo sus hoteles prácticamente llenos en toda Mallorca, al 100% en la Playa de Palma, enclave dominado por el mercado alemán, frente a Canarias con un porcentaje de un 90%. Sol Meliá ha señalado que los hoteles abiertos han estado también con un «lleno total». El consejero de Turismo, Celestí Alomar, afirmó por su parte que los primeros datos de su departamento fijan en un 80% el grado de ocupación hotelera en Baleares durante la Semana Santa, aunque se deberá esperar unos días para contar con las cifras exactas que está recabando este departamento autonómico. Este porcentaje sería «bueno», entendió Alomar, quien recordó que este 80% sería muy similar al grado de ocupación hotelera de la Semana Santa del año pasado. Por otra parte, Alomar anunció que, a partir de ahora, la Oficina de Ocupación de la Consejería de Turismo ofrecerá mensualmente la encuesta sobre la ocupación de meses anteriores, dejando de lado las previsiones que venía realizando hasta ahora. La razón es que la previsión de la ocupación está siendo realizada en la actualidad por la Federación Hotelera, evitando así la duplicidad de informes, explicó Alomar. Asimismo, el Govern balear pronosticó ayer una incidencia «baja» y «suave» de la ecotasa en el Índice de Precios al Consumo (IPC) de las Islas, una vez que ese impuesto, recientemente aprobado por el Parlamento regional, entre en vigor. Según declaró ayer a Efe el director general de Economía, Antoni Monserrat, «la ecotasa, en principio, debería tener una incidencia en los precios a medio y largo plazo como la tiene cualquier otro impuesto». Según explicó Monserrat, «o se absorbe (la ecotasa) a cuenta de beneficios o tiene una repercusión en el consumidor». Porcentualmente, subrayó, «la ecotasa tendrá una incidencia muy baja en los precios porque es un impuesto suave, no es dura, y puede haber una discusión desde el punto de vista filosófico sobre si estamos o no por un impuesto finalista, pero la incidencia en los precios es nula». (Artículo del periodista Javier de Benito publicado en el diario El Mundo-El Día de Baleares en su edición del 18/04/01.) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.