Diario 5326 19.07.2018 | 06:29
Hosteltur: Noticias de turismo

La comisaria europea de Transportes afirma que las fusiones de aerolíneas serían más beneficiosas que las alianzas

9 mayo, 2001
La comisaria europea de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, considera que las fusiones entre aerolíneas son preferibles a las alianzas como medio para mejorar su competitividad, según consta en una nota entregada por la comisaria al último Consejo de Ministros de Transporte de la UE.
La comisaria europea de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, considera que las fusiones entre aerolíneas son preferibles a las alianzas como medio para mejorar su competitividad, según consta en una nota entregada por la comisaria al último Consejo de Ministros de Transporte de la UE. "Las alianzas ofrecen, claramente, algunas ventajas, pero se quedan cortas respecto a los beneficios de una mayor integración comercial", afirma el documento. "Mientras las compañías pueden ofrecer más destinos en todo el mundo y compartir algunos costes con sus socios, no pueden integrar operaciones y construir relaciones de negocio a largo plazo en la misma medida que con una fusión o una adquisición", añade. De Palacio critica que, mientras que las alianzas facilitan la oferta de servicios conjuntos "también llevan a la confusión con su plétora de códigos compartidos". Además, dice, pueden crear problemas a los pasajeros a la hora de repartir la responsabilidad entre compañías, que pueden tener estándares muy distintos de protección de los consumidores. De Palacio afirma, además, que las alianzas plantean problemas a las autoridades de competencia, puesto que son una figura mucho más compleja que las fusiones, e incluso resulta más difícil para las propias compañías presentar compromisos que alejen los riesgos de distorsión de la competencia. Las alianzas, señala la comisaria, son sólo una "solución temporal" para ayudar a las compañías a afrontar el actual sistema de apertura del transporte aéreo, basado en acuerdos bilaterales entre países, esquema que Bruselas rechaza. Con este documento, la Comisión pretende lanzar entre los Quince un debate sobre el futuro de las aerolíneas europeas, la viabilidad de las compañías medianas, y la capacidad de las grandes de competir en un mercado mundial. "Con un contexto de consolidación en Estados Unidos, (las aerolíneas) están ansiosas por introducirse en un negocio que pueda operar a nivel paneuropeo y, de hecho, a nivel mundial", dice el documento. "Las aerolíneas reconocen ampliamente que tiene que expandirse más allá de sus mercados nacionales, a través de fusiones y adquisiciones", añade. "La consolidación en Europa parece deseable y necesaria", sentencia la comisaria. De Palacio pone como ejemplo el "gran alcance" que han logrado, en unos años de liberalización, compañías como Vodafone, Orange, Deutsche Bank o ING Group. En el documento se critica también la política de acuerdos bilaterales con terceros países como medio para la liberalización del sector aéreo. A juicio de De Palacio, esta política ha creado un mercado aéreo fragmentado. Dado el desacuerdo entre la Comisión y los Gobierno nacionales en este sentido, la comisaria considera "urgente" que se hagan progresos. Señala además que las críticas del sector aéreo a las autoridades públicas por la falta de infraestructura, que impide su crecimiento, "están hasta cierto punto justificadas, y tendrán que ser contestadas con alguna acción". No obstante, añade que las aerolíneas necesitan además un entorno de inversión más favorable, y que los propios equipos directivos tendrán que buscar fórmulas para potenciar su rentabilidad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.