Diario 5329 21.07.2018 | 08:22
Hosteltur: Noticias de turismo

El núcleo duro de Iberia nombra a Miguel Roca para negociar con SEPI posibles compensaciones

21 mayo, 2001
El llamado "núcleo duro" de Iberia ha decidido elegir "por unanimidad" a Miguel Roca, abogado y ex secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), como "amigable componedor" para negociar junto al representante que designe la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) posibles compensaciones por el retraso en la salida a Bolsa de la línea aérea española, indicaron a Europa Press fuentes próximas al accionariado.
El llamado "núcleo duro" de Iberia ha decidido elegir "por unanimidad" a Miguel Roca, abogado y ex secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), como "amigable componedor" para negociar junto al representante que designe la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) posibles compensaciones por el retraso en la salida a Bolsa de la línea aérea española, indicaron a Europa Press fuentes próximas al accionariado. Ambos representantes tendrán que analizar si cabe una compensación económica al accionariado estable de la compañía de bandera, integrado por Logista, BBVA, Caja Madrid, El Corte Inglés y Ahorro Corporación, por no haber ejercicio su derecho a abandonar Iberia a finales del año pasado cuando se retrasó su salida a bolsa. La posibilidad de la renuncia estaba recogida en las escrituras de compraventa de acciones realizada el 17 de marzo de 2000. El núcleo duro firmó un acuerdo con la SEPI de fecha 13 de marzo de 2001 en el que se estipulaba que ambas partes someterían al dictamen vinculante de dos amigables componedores si la renuncia a salirse de Iberia "tiene un valor económico". En el caso de que consideren oportuno la compensación, los representantes de ambas partes tendrán que cuantificar las compensaciones que deben recibir los accionistas estables. Al fijar la colocación de los títulos de Iberia en 1,19 euros, los socios españoles acusaron una minusvalía de aproximadamente 81.900 millones de pesetas (92,57 millones de euros) respecto al precio abonado en el concurso para convertirse en accionistas institucionales de la empresa. Este concurso se realizó de forma pública y no incluyó ninguna cláusula para referenciar el precio abonado al de la OPV, al contrario de lo que hicieron los socios industriales de la aerolínea, British Airways y American Airlines. Por su parte, SEPI indicó que aún no ha decidido quién la representará, aunque el plazo para elegir al árbitro externo finaliza el martes de la semana. El holding público siempre ha reiterado que la elección de "amigables componedores" no es para revisar el precio en Bolsa, sino para decidir si la prórroga del compromiso de realizar la OPV antes de diciembre de 2000 y hasta el 31 de julio de 2001 tiene un valor económico, lo que SEPI descarta.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.