El ministro argentino de economía tratará hoy con la SEPI el futuro de Aerolíneas Argentinas

El ministro de Economía argentino, Domingo Cavallo, se reunirá hoy con directivos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para intentar encontrar una salida a la crisis de Aerolíneas Argentinas.

El ministro de Economía argentino, Domingo Cavallo, se reunirá hoy con directivos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para intentar encontrar una salida a la crisis de Aerolíneas Argentinas. Cavallo, que llega esta mañana a Madrid para presentar a los bancos el plan de canje de la deuda argentina, también conversará sobre la situación de la compañía con el vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato. Con el mismo objetivo, tienen previsto estar en Madrid la ministra argentina de Trabajo, Patricia Bullrich, y su colega de Infraestructuras, Carlos Bastos. Antes de partir de Buenos Aires, Bullrich explicó que su misión es lograr "una solución entre ambos Estados para Aerolíneas Argentinas y los trabajadores de esa empresa". "Vamos con todos los decretos que cumplimentan una cantidad de cosas y a discutir la marcha de la compañía, así como su desarrollo, las rutas aéreas y su futuro", dijo Bullrich. Sin embargo, los trabajadores de la empresa no han cobrado todavía sus salarios correspondientes a marzo y que Aerolíneas se había comprometido a efectuar el 22 de mayo. Para hacerlo la dirección de la firma espera que el Gobierno argentino le abone 16,2 millones de dólares, una parte de lo que el Estado argentino se comprometió a capitalizar en octubre pasado. Cuatro de los seis sindicatos de Aerolíneas ya se han comprometido a aceptar las revisiones de los convenios colectivos y de los salarios incluidas en el plan director de la SEPI, pero no firmarán el acuerdo con estos puntos mientras no perciban las remuneraciones de marzo. Sin embargo, la ministra de Trabajo cree que, con el preacuerdo logrado con la mayoría de los sindicatos y la promesa de su Gobierno de que cumplirá con lo pactado en octubre, podrá convencer al presidente de la SEPI, Pedro Ferreras, para que siga ayudando a las finanzas de Aerolíneas, hasta que el plan director dé sus frutos. Fuentes del Gobierno español y de la propia SEPI se muestran cautos a la hora de vaticinar los resultados de las reuniones de hoy. Los encuentros no se van a celebrar en un clima óptimo, ya que tanto la empresa como los responsables políticos españoles están muy preocupados por la situación económica y política de Argentina. España, que contribuyó con 1.000 millones de dólares al blindaje financiero avalado en diciembre pasado por el FMI, no ha visto ningún fruto de este esfuerzo. Por el contrario, el fracaso de las metas pactadas por Argentina con el fondo condujeron a una renegociación obligada de los vencimientos de los pagos de la deuda externa, bajo la forma de un canje de los títulos en circulación por otros que el gobierno de Buenos Aires está ofreciendo a los tenedores de sus bonos en todo el mundo. En el caso de la SEPI, sus responsables han dejado claro que no van a seguir sosteniendo Aerolíneas si la totalidad de los sindicatos no aceptan el plan. El que más resistencias ha puesto es el personal técnico, que se niega a dar su apoyo al plan. (Ángel Jozamí, diario Cinco Días, 28/05/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.