El consejero delegado de Iberia considera que el problema con los pilotos "no es el dinero, sino su escasa productividad"

El consejero delegado de Iberia, Angel Mullor, considera que el problema con los pilotos "no es el dinero, sino su escasa productividad", y añadió que la compañía ha ofrecido un incremento salarial similar al que reclama este colectivo, "eso sí, esa subida tiene que ir ligada a la productividad y a la marcha de la compañía".

El consejero delegado de Iberia, Angel Mullor, considera que el problema con los pilotos "no es el dinero, sino su escasa productividad", y añadió que la compañía ha ofrecido un incremento salarial similar al que reclama este colectivo, "eso sí, esa subida tiene que ir ligada a la productividad y a la marcha de la compañía". "El problema no son los sueldos que ganen. Es más, en Iberia, que ganen más dinero los pilotos no nos parece mal y si pudiesen ganar más y la compañía pudiese pagarlos estaríamos encantados", señaló Mullor al comparecer ayer en el programa "El Primer Café", de Antena 3 TV. Asimismo, dijo que la compañía está dispuesta a que recuperen el descuento del 12 por ciento de la "famosa" clave 104, "que ya han recuperado en otras ocasiones porque siempre que se crea una situación de huelga la ponen encima de la mesa". "Les admitimos que la recuperen, pero ligándola a la marcha de la compañía", añadió. Explicó que la subida salarial reclamada por los pilotos es de 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros anuales durante los próximos años y resaltó que si la compañía acepta las peticiones de los pilotos "hipotecaría el futuro de la compañía. "A lo mejor hoy se les puede pagar eso, pero si se aceptase durante los próximos cuatro años, Iberia entraría otra vez en pérdidas, como ya ocurrió en el año 95", dijo. Respecto a la posibilidad de contratar pilotos para poder afrontar esta huelga, Mullor dijo que no es posible, "ya que formar un piloto cuesta muchos años, su formación es muy buena" y reconoció que con estos procesos huelguísticos "estamos expulsando pasajeros de la compañía, y se los estamos regalando a otras compañías". En cuanto al convocante de esta huelga, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) al que están afiliados "practicamente todos los pilotos de la compañía", el consejero delegado de Iberia dijo que "están acostumbrados a actuar con absoluta impunidad". "Es una organización complicada y no hay ningún piloto que se atreva a decir nada contra ellos, pero no se puede identificar a todos los profesionales con el sindicato", afirmó. "De hecho, los pilotos viven de forma endogámica y si alguno se atreve a decir algo contra SEPLA le marginan, decretan algo así como su 'muerte civil", añadió. Así, resaltó que la situación en la que se ve inmersa actualmente la compañía con sus trabajadores es "resultado de la historía", ya que cuentan con convenios colectivos provenientes de otras épocas y recordó que la situación en Europa "está cambiando mucho para las compañías aéreas". Respecto a las repercusiones que esta huelga tendrá para Iberia, Mullor dijo que "es difícil cuantificar cuánto le va a costar", aunque resaltó que "la situación puede ser muy crítica si se prolonga. De hecho, explicó que con las reclamaciones que los pilotos han puesto encima de la mesa, "la compañía tendría que subir inmediatamente las tarifas para poder afrontar los costes y lo último que queremos es que haya perjuicio para el pasajero". En cuanto a los usuarios, Mullor señaló que la compañía ha recolocado "prácticamente" a todos los pasajeros cuyos vuelos han sido cancelados "tanto en vuelos de Iberia como vuelos de otras compañías" y que los "servicios mínimos son los adecuados". Sin embargo, recordó que a los pilotos "una huelga como esta les afecta poco a su bolsillo, ya que casi todos participan en los servicios mínimos". "Estamos intentando que esta huelga también les afecte a ellos y creemos que hay que regular el derecho de huelga para proteger también a los usuarios", recalcó. Respecto a la situación de Aerolíneas Argentina, Mullor recordó que Iberia no tiene ninguna responsabilidad ya que dejó de gestionarla hace años. "De hecho el último año que Iberia la gestionó terminó ganando dinero, sin embargo en los últimos 3-4 años se ha hundido". En su opinión el problema de la aerolínea argentina es que "no se ha planteado el cambio". Asimismo, dijo que este conflicto "les afecta porque operan también allí" y que Iberia "apoya a Aerolíneas". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.