El personal de tierra y los tripulantes de cabina de pasajeros de Binter Mediterráneo irán a la huelga en julio

El personal de tierra y los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Binter Mediterráneo irán a la huelga los días 1,4,8,11,15,18,22,25 y 29 de julio entre las 13.00 y las 16.00 horas, según comunicaron ayer fuentes de ambos colectivos.

El personal de tierra y los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Binter Mediterráneo irán a la huelga los días 1,4,8,11,15,18,22,25 y 29 de julio entre las 13.00 y las 16.00 horas, según comunicaron ayer fuentes de ambos colectivos. Este paro laboral tendrá como objetivo el inicio de la negociación de un convenio colectivo para el personal de tierra y los tripulantes de cabina de Binter Mediterráneo, aseguraron las citadas fuentes. Asimismo, con esta huelga se pretende obtener la revisión salarial del IPC para 2001 y que la compañía cumpla la obligación de informar a la representación sindical de los trabajadores de todas aquellas materias que puedan afectar al personal de tierra y tripulantes de cabina como consecuencia de la venta a Air Nostrum, que comprará "de inmediato" el 100 por cien de las acciones de Binter Mediterráneo a Iberia. Fuentes de Binter Mediterráneo, filial de Iberia, han mostrado "su preocupación por el futuro de sus puestos de trabajo". Las mismas fuentes aseguraron que, tras mantener algunas reuniones con la direccción de la compañía, en las que ésta se comprometió a abrir un proceso de negociación de un convenio colectivo para garantizar las condiciones de trabajo de todos los trabajadores de tierra y azafatas, y proceder a la revisión salarial "la empresa ha incumplido su compromiso". Por otra parte, fuentes del colectivo de tierra y TCP's aseguraron que la compañía celebró una reunión el pasado 1 de junio en la que "se limitó a informar de la venta de la aerolínea a Air Nostrum, sin especificar ningún aspecto relativo al proceso de venta o de cómo la misma afectaría a los trabajadores de Binter Mediterráneo". Según las mismas fuentes, Air Nostrum se ha comprometido verbalmente a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de Binter Mediterráneo durante un año, aunque al carecer de un marco legal específico, como supone el convenio colectivo, dicha garantía puede resultar "papel mojado". Los trabajadores de Binter Mediterráneo "nos hemos visto engañados por la política de la compañía que sistemáticamente ha venido eludiendo cualquier tipo de compromiso para colocarnos ante un hecho consumado y sin posibilidades de obtener garantías serias sobre nuestro futuro, el ejemplo de Sintel lo tenemos muy presente", concluyeron las mismas fuentes. Por otra parte, los pilotos de Binter Mediterráneo decidieron ir a la huelga por "los reiterados incumplimientos del actual convenio por parte de la compañía y por la falta de información sobre la posible venta de ésta a Air Nostrum, lo que provoca una clara inseguridad sobre su futuro profesional", explicaron las fuentes de SEPLA. Aviación Civil ha establecido unos servicios mínimos del cien por cien de los vuelos de Binter Mediterráneo ante la convocatoria de huelga por parte del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas Españolas (SEPLA) para los días 18, 22, 25, 29 de junio y 6, 9, 13, 16, 20, 23 y 27 de julio. La compañía canceló ayer el 40 por ciento de sus vuelos, un total de 10 de los 25 programados, según informó a Europa Press la compañía, remitiéndose a los datos disponibles hasta las 19.00 horas de ayer. Entre las cancelaciones se encontraban tres vuelos Melilla-Málaga y otros tres Málaga-Melilla, así como los vuelos de ida y vuelta entre Melilla y Almería y Melilla y Granada. Así, la compañía mantuvo el 67 por ciento de los vuelos en la ruta Málaga-Melilla, al cancelar seis de los dieciocho vuelos previstos (nueve en cada sentido). Por su parte, los vuelos entre Málaga-Valencia y Melilla-Madrid se mantuvieron sin modificaciones. La compañía canceló ayer el 40 por ciento de sus vuelos, un total de 10 de los 25 programados, según informó a Europa Press la compañía, remitiéndose a los datos disponibles hasta las 19.00 horas de ayer. Entre las cancelaciones se encontraban tres vuelos Melilla-Málaga y otros tres Málaga-Melilla, así como los vuelos de ida y vuelta entre Melilla y Almería y Melilla y Granada. Así, la compañía mantuvo el 67 por ciento de los vuelos en la ruta Málaga-Melilla, al cancelar seis de los dieciocho vuelos previstos (nueve en cada sentido). Por su parte, los vuelos entre Málaga-Valencia y Melilla-Madrid se mantuvieron sin modificaciones. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.