Diario 5352 17.08.2018 | 13:47
Hosteltur: Noticias de turismo

Sol Meliá reestructura su organigrama directivo para adaptarlo a las nuevas exigencias del mercado y a su política de marcas

20 junio, 2001
Sol Meliá acaba de hacer público su nuevo organigrama corporativo, surgido de la reorganización de su cúpula directiva y motivado por la necesidad de facilitar la consecución de dos grandes objetivos: agilizar la relación con hoteles y clientes, base de la compañía, y ser coherentes con una estrategia de crecimiento basada en la segmentación por estándares de marca y áreas geográficas, según dio a conocer Sol Meliá en un comunicado de prensa distribuido ayer.
Sol Meliá acaba de hacer público su nuevo organigrama corporativo, surgido de la reorganización de su cúpula directiva y motivado por la necesidad de facilitar la consecución de dos grandes objetivos: agilizar la relación con hoteles y clientes, base de la compañía, y ser coherentes con una estrategia de crecimiento basada en la segmentación por estándares de marca y áreas geográficas, según dio a conocer Sol Meliá en un comunicado de prensa distribuido ayer. Los cambios, exigidos por un mercado en constante movimiento, así como la definición de las propias necesidades internas han conducido a la compañía a adaptar su estructura departamental para simplificar y dotar de mayor claridad cada uno de sus ámbitos de actuación. Así, se pasa de 14 a 9 Direcciones Generales, que se verán apoyadas por 4 departamentos, cuyas tareas complementan y apoyan las funciones del resto de áreas. La compañía inicia esta reorganización sin perder en ningún momento la perspectiva de sus valores fundacionales que engloban aspectos tan esenciales como la ética, la importancia del trabajo en equipo, el reto de la promoción interna, la orientación al cliente, el predicar con el ejemplo y la superación continua. Así, y como camino más seguro para lograr dichos fines, se ha procedido a simplificar y reducir el tamaño de Alta Dirección Corporativo, aumentando las responsabilidades del conjunto de cargos intermedios, con la intención de incrementar su involucración y responsabilidades en la toma de decisiones. Una estructura menos piramidal y más flexible facilitará la organización del trabajo y supondrá un notable ahorro de costes.La nueva estructura, claramente impulsada por la reciente reorganización del portafolio de marcas de la compañía, obedece, en primer lugar, a la necesidad de dar respuesta a las expectativas de los clientes que buscan unos estándares globalmente consistentes, más allá del área geográfica en que se hallen los hoteles. Dichas exigencias demandan la coexistencia de una distribución geográfica de nuestras Divisiones de Negocio (por el número de países en los que estamos presentes) con unos Responsables de cada Marca a nivel mundial. Es por ello que los máximos responsables de nuestros mercados naturales de crecimiento, comparten también la responsabilidad de liderar el proyecto de implantación de esta nueva estructura de marcas. Tras las fusiones de Inmotel y MIA, culminadas hace más de dos años, y seis meses después de la de TRYP, la compañía ha reordenado su estructura y actividades para garantizar la integración y optimizar los recursos internos evitando innecesarias duplicidades. Asimismo, en este gran proyecto de globalización y simplificación estructural la tecnología ha sido un elemento importante. Sin la puesta en marcha del ambicioso proyecto de e-transformación de la compañía, no hubiera sido posible llevar a cabo esta reorganización interna que no sólo abre nuevos canales de comunicación y agiliza los ya existentes, sino que además permite una notable reducción de costes y un apreciable ahorro de tiempo. Así las unidades funcionan de forma descentralizada, sin que ello signifique renunciar a políticas compartidas y un control central. Finalmente, y en plena era de la globalización informativa, era clave dar prioridad a un departamento estratégico de la compañía como es el de Comunicación. De este modo, la antigua Dirección de Comunicación pasa a convertirse en Dirección General de Comunicación y Relaciones Institucionales, integrando en su estructura al Departamento de Relaciones con Inversores, encargado de la interlocución con los accionistas de la compañía y hasta la fecha dependiente de la Dirección General de Finanzas. La necesidad de ser coherentes y uniformes a la hora de transmitir mensajes y la voluntad de llevar adelante proyectos a este efecto, como el recién creado Club del Accionista, han conducido a la Dirección de Sol Meliá a adoptar esta decisión. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.