Turismo de Baleares creará ocho marcas turísticas para promoción directa

El consejero de Turismo de Baleares, Celestí Alomar, presentó ayer el nuevo Plan de Marcas que pretende dar soporte promocional a pequeñas y medianas empresas agrupándolas para su comercialización directa o mediante los operadores turísticos.

El consejero de Turismo de Baleares, Celestí Alomar, presentó ayer el nuevo Plan de Marcas que pretende dar soporte promocional a pequeñas y medianas empresas agrupándolas para su comercialización directa o mediante los operadores turísticos. El Plan de Marcas se adjudicó mediante concurso a Arthur Andersen por 70 millones de pesetas y entre sus funciones están la diversificación del producto turístico balear, con iniciativas menos estacionales, que aglutinen a empresas y entidades que se dediquen al turismo cultural, náutico, de naturaleza, de golf, congresos y convenciones, entre otros. El conseller afirmó que el turismo vive un "proceso de concentración y de globalización" en el que la exigencia de los clientes es la calidad. Por ello la necesidad de que los empresarios compitan en este mercado con marcas reconocidas en los países emisores. Las marcas deberán, según recoge la propuesta del Plan, mejorar la promoción diferenciada de los establecimientos, incrementar la comercialización directa, mejorar los precios y la calidad, mejorar la capacidad negociadora con los operadores turísticos, crear nuevos productos, redistribuir flujos de visitantes y desestacionalizar. Las distintas fases del Plan comienzan con la creación de un comité de seguimiento, la presentación a las empresas de las Islas; el análisis de la demanda con entrevistas a turoperadores y estudio de destinos competidores; 100 entrevistas con empresarios del sector; la creación de las marcas; el diseño de la sociedad gestora de las mismas y la determinación del plan estratégico de comunicación y comercialización para las 8 marcas desarrolladas. Entre los beneficios que prevé el plan destacan la desestacionalización al atraer a segmentos ajenos al sol y playa, captará nuevos segmentos de demanda con una mayor disposición al gasto de un nivel cultural y económico superior. En la oferta, se crearán nuevos productos, innovadores y diferenciados. También mejorará la calidad y los precios. Mientras que en comercialización y promoción se quiere realizar estrategias y venta directa al concentrar una «masa» de alojamiento y de servicios turísticos suficiente para atraer al consumidor final sin el paso de turoperadores. Por otra parte, el conseller se refirió a la próxima huelga en Baleares del transporte discrecional por carretera al afirmar que «lo mejor que podría pasar para estas islas» es que se desconvocara. Alomar expresó su preocupación por la mala imagen que una protesta de este tipo supondría para la principal industria del archipiélago y confió en su solución. (J.B., diario El Mundo-El Día de Baleares, 21/06/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.