La Costa del Sol, que prevé recibir dos millones de turistas, espera que éste sea su mejor verano

El turismo de la Costa del Sol vivirá durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septiembre el "mejor verano" de su historia al recibir casi 2 millones de turistas, que generarán ingresos por un valor de 300.000 millones de pesetas (1.804 millones de euros), según pronósticos realizados por la gerente del Patronato de Turismo de esta zona malagueña, Ana Gómez.

El turismo de la Costa del Sol vivirá durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septiembre el "mejor verano" de su historia al recibir casi 2 millones de turistas, que generarán ingresos por un valor de 300.000 millones de pesetas (1.804 millones de euros), según pronósticos realizados por la gerente del Patronato de Turismo de esta zona malagueña, Ana Gómez. "Tenemos que estar muy satisfechos, porque el verano va a tener un crecimiento de un 4,2 por ciento, cuando destinos competidores con nosotros, como Canarias, tendrá un descenso de un 2,8 por ciento", explicó Gómez, quien se refirió a que estos datos quieren decir que el producto turístico de la Costa del Sol "sigue gustando y tiene una relación calidad precio que lo hace muy competitivo". Gómez precisó que las previsiones es que los hoteles de la zona tengan en esos meses una ocupación media del 85 por ciento, superior a la del año pasado, que rondó el 82 por ciento. La gerente del Patronato destacó la "relevancia" de este dato, ya que en 2000 había 2.500 plazas hoteleras menos que las que hay este verano, que ascienden a 63.500. El Patronato de Turismo también ha detectado que la temporada alta se prolongará durante la segunda quincena de septiembre y durante parte del mes de octubre, de modo que la bajada de pernoctaciones que hubo en junio se "compensará con las de esos dos meses". La ocupación hotelera será del 85 por ciento y habrá dos millones de entradas de turistas por el aeropuerto de Málaga. Gómez indicó, además, que las previsiones para todo el año también serán "muy positivas", ya que, al igual que en verano, tanto el número de visitantes como los ingresos crecerán por encima del 4 por ciento, lo que significa que se sobrepasarán los 8,5 millones de turistas y se alcanzarán los 1,3 billones de pesetas (7.817 millones de euros) de ingresos en los hoteles y otros servicios turísticos. Sin embargo, Gómez precisó que en estas previsiones económicas no se incluye lo que generan todos los sectores turísticos que actúan en la economía malagueña, como pueden ser los comercios ubicados en las zonas a las que acuden más viajeros. La gerente del Patronato de Turismo indicó, no obstante, que la falta de saneamiento integral y la huelga de pilotos de Iberia son las dos "espadas de Damocles que penden sobre nuestro producto", aunque confió en que durante este verano no se produzcan cancelaciones de reservas por estos motivos, a pesar de que sí "provocarán una imagen negativa de la Costa del Sol" en sus visitantes. Otro elemento que puede dar una "imagen negativa" de la provincia son las infraestructuras, ya que "el turista no se quiere tirar las 24 horas del día en la playa, sino que es muy activo, cada vez se quiere ir más de excursión y se tiene que mover por la provincia, de modo que la saturación y los atascos en las vías de comunicación también nos perjudica". "Los atascos van en detrimento de la calidad que estamos manteniendo", aseguró Gómez, para quien la Costa del Sol necesita rondas nuevas, que se termine la autovía del Mediterráneo y la autovía hasta Guadiaro, entre otras infraestructuras. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.