La OMT insta a los gobiernos a combatir el terrorismo y prevé que el turismo crecerá un 4 por ciento hasta 2020

La Organización Mundial del Turismo (OMT) clausuró ayer su XIV Asamblea General celebrada conjuntamente en Seúl (Corea del Sur) y Osaka (Japón) con la adopción de la denominada "Declaración de Osaka", en la que insta a los gobiernos a combatir el terrorismo, a adoptar medidas que garanticen la seguridad de los turistas y prevé que el sector seguirá creciendo a un ritmo del 4 por ciento en las próximas dos décadas, aunque para 2001 el crecimiento oscilará entre el 1 y 2 por ciento debido a los atentados en Estados Unidos del pasado 11 de septiembre.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) clausuró ayer su XIV Asamblea General celebrada conjuntamente en Seúl (Corea del Sur) y Osaka (Japón) con la adopción de la denominada "Declaración de Osaka", en la que insta a los gobiernos a combatir el terrorismo, a adoptar medidas que garanticen la seguridad de los turistas y prevé que el sector seguirá creciendo a un ritmo del 4 por ciento en las próximas dos décadas, aunque para 2001 el crecimiento oscilará entre el 1 y 2 por ciento debido a los atentados en Estados Unidos del pasado 11 de septiembre. La Asamblea, en la que han participado 53 ministros de Turismo y casi 700 representantes de 118 países diferentes, expresó en esta declaración su convencimiento de que, a pesar de la ralentización de la economía y la "incertidumbre" surgida desde el 11 de septiembre, la expansión del sector continuará, así como el aumento de la competencia y de la diversidad de productos y destinos. La OMT, que prevé convertirse en agencia especializada de Naciones Unidas en 2003, recordó que la evolución del sector depende en gran medida de la seguridad de los turistas. "Es necesario que los gobiernos y el sector de viajes apliquen todas las medidas que garanticen su ambiente seguro y les ofrezca una información precisa de la situación de los destinos", indicaron fuentes de la citada organización. Por otro lado, la Asamblea (formada por 48 países de Africa, 38 de Europa, 22 de Latinoamérica, 7 de Oriente Medio y 21 de Asia) destacó la capacidad del turismo para luchar contra la pobreza y promover la economía de los países en desarrollo. "Hay una necesidad urgente de que los países desarrollados e instituciones intergubernamentales ofrezcan asistencia técnica y financiera a los países menos desarrollados", que debería ir orientada a la mejora de las infraestructuras y la competitividad de los productos y servicios turísticos, destacaron. Asimismo, indicaron la necesidad de apoyar a la pequeña y mediana empresa, que conforma la mayoría del tejido empresarial turístico; vigilar las operaciones de concentración y considerar la calidad como uno de los principales aspectos que valoran los viajeros. Otros dos principales aspectos destacados en la 'Declaración de Osaka' son la "convicción" de que el desarrollo del turismo dependerá de su adaptación a las nuevas tecnologías y deberá ir acompañado de los principios de sostenibilidad y conservación de los recursos naturales e históricos. En este sentido, destacaron la creación de un Comité Mundial de Ética para el Turismo, destinado a interpretar el Código de Ética aprobado en 1999 en Santiago de Chile. Finalmente, los países de la OMT destacaron la necesidad de adoptar las Tecnologías de la Información para mantener la competitividad del sector, para lo que deben intensificarse las relaciones entre los gobiernos centrales, administraciones de turismo y locales, así como con el sector privado. Asimismo, indicaron que la protección del consumidor será "clave" para el crecimiento del 'e-commerce' (comercio electrónico) y acordaron reforzar los estudios sobre nuevas tecnologías. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.