Swissair dependerá de Crossair, controlada por dos bancos suizos que se comprometen a reflotar la sociedad

El grupo aéreo suizo Swissair, que se encuentra al borde de la bancarrota, ha pasado a depender de la compañía Crossair, a su vez controlada por varios bancos suizos, según informó ayer la dirección de la compañía en rueda de prensa. Los bancos suizos, UBS y Credit Suisse, han comprado el 70 por ciento de Crossair, anteriormente perteneciente al grupo Swissair, y se comprometen a dar liquidez a la sociedad y a participar en un aumento del capital.

El grupo aéreo suizo Swissair, que se encuentra al borde de la bancarrota, ha pasado a depender de la compañía Crossair, a su vez controlada por varios bancos suizos, según informó ayer la dirección de la compañía en rueda de prensa. Los bancos suizos, UBS y Credit Suisse, han comprado el 70 por ciento de Crossair, anteriormente perteneciente al grupo Swissair, y se comprometen a dar liquidez a la sociedad y a participar en un aumento del capital. Swissair, que debería seguir volando bajo este nombre, va a reducir su flota en un tercio y suprimirá también un tercio de sus empleos, declaró Andre Dose, director general de Crossair. Una parte de las sociedades dependientes del grupo Swissair va a ser liquidada. Se pedirá a las autoridades competentes, a partir de mañana 2 de octubre, un plazo concordatario, es decir, una etapa precedente a la presentación del balance. Swissair, que controla todavía el 49,5 por ciento de Sabena, no podrá pagar la primera parte prevista de 200 millones de francos suizos a la compañía belga. "Lo siento, pero no podremos pagar", declaró el nuevo presidente de Swissair, Mario Corti, que añadió que tampoco podrán pagar el dinero prometido a las ex filiales francesas de Swissair, AOM, Air Liberte y Air Littoral. Corti también anunció que el grupo Swissair se deshará de sus participaciones en las compañías de aviación extranjeras. Los bancos suizos, UBS y Credit Suisse, han comprado el 70 por ciento de Crossair, anteriormente perteneciente al grupo Swissair, y se comprometen a dar liquidez a la sociedad y a participar en un aumento del capital. "Hemos alcanzado un acuerdo para salvar la aviación civil suiza, y para ello vamos a invertir más de mil millones de francos suizos", declaró Marcel Ospel, presidente del UBS, primer banco suizo. El UBS va a controlar el 51 por ciento del consorcio creado con el Credit Suisse Group, el segundo banco suizo, que tendrá una participación del 49 por ciento. En cuanto a las acciones de SAirGroup, el antiguo nombre del grupo Swissair, Corti simplemente indicó que la cotización fue suspendida hoy. Los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos dieron el golpe de gracia al grupo Swissair, que ya atravesaba graves dificultades, indicó Corti. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.