Iberia ultima un ajuste de plantilla y la supresión del 10% de los vuelos

Iberia está cada día más alarmada por la situación del transporte aéreo y en cada jornada endurece su plan de ajuste para hacer frente a la crisis. El equipo que dirige Xabier de Irala prepara un expediente de regulación de empleo, dentro de un programa de medidas que se denomina plan anticrisis y que entre otras iniciativas prevé la reducción en un 10% del número de horas propias de vuelo. De Irala se ha reunido con el presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, para acordar la devolución de los cinco aviones alquilados.

Iberia está cada día más alarmada por la situación del transporte aéreo y en cada jornada endurece su plan de ajuste para hacer frente a la crisis. El equipo que dirige Xabier de Irala prepara un expediente de regulación de empleo, dentro de un programa de medidas que se denomina plan anticrisis y que entre otras iniciativas prevé la reducción en un 10% del número de horas propias de vuelo. De Irala se ha reunido con el presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, para acordar la devolución de los cinco aviones alquilados. La preocupación en el núcleo estable de accionistas y en la dirección de Iberia es creciente ante el cariz que está tomando la crisis desatada en el sector tras el ataque suicida contra Nueva York y Washington. Las reservas en el sistema de reservas Amadeus han caído un 35% a fecha de hoy. La compañía ultima la presentación de un expediente de regulación de empleo para reducir su plantilla y un plan inmediato de reducción de capacidad propia alrededor del 10%, al que se sumaría poco después la supresión de los contratos de alquiler de aviones con tripulación con Air Europa (5) y Air Atlanta (2). Fuentes de la compañía y de los representantes de sus trabajadores han reconocido que "el plan de ajuste de plantilla está encima de la mesa y sus detalles se conocerán en los próximos días". Ninguna de las fuentes ha querido cuantificar el recorte, aunque estiman que será inferior al 10%. En un primer momento se pensaba que el equipo de dirección optaría por rebajar drásticamente el empleo temporal en la empresa (se hablaba de unos 500 trabajadores). Sin embargo, en las últimas horas ha trascendido que el ajuste será amplio y afectará al empleo fijo de Iberia. Para articular el recorte se baraja la apertura de un expediente de regulación de empleo, con carácter definitivo o temporal. En el primer caso se implementaría por medio de un programa de prejubilaciones y bajas incentivadas. Hay que recordar que el último recorte de empleo en la compañía de bandera se produjo debido al plan de ajuste de 1995 y afectó a 5.000 trabajadores. De Irala mantiene el criterio de que la plantilla no debe envejecer y, por eso, prefiere que las bajas se centren en la parte alta y media de la pirámide de Iberia, siempre con el criterio de evitar actuaciones traumáticas. El ajuste afectará a todos los colectivos de la empresa. Un portavoz de la compañía aseguró que Iberia está decidida a aplicar su plan anticrisis con el reto de que la compañía "gane dinero este año a pesar de las adversas circunstancias". En paralelo a este ajuste, la nueva política de la aerolínea tiene previsto la reducción en un 10% del número de horas de vuelo. Según fuentes del sector, esta cifra podría aumentarse en función de la evolución que tomen los acontecimientos internacionales. Iberia no será la única empresa española que adopte medidas de ajuste. Sus competidoras, Air Europa y Spanair, también preparan planes de ajuste de plantilla y de reducción de capacidad. Ante el negro panorama para el sector, el sindicato Comisiones Obreras reclama un volumen de ayudas públicas similar al de Estados Unidos y que los sobrecostes de seguridad sean asumidos por los Estados. (Antonio Ruiz del Árbol, Gabriel González, Jorge Chamizo, diario Cinco Días, 2/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.