La OMT asegura que las ventas de viajes por Internet supondrán el 25 por ciento de las totales en los próximos años

La venta de viajes por Internet supondrá entre el 20 y el 25 por ciento del total de los productos turísticos vendidos en los próximos cuatro o cinco años, según se recoge en el informe "Comercio Electrónico en el Turismo: Guía Práctica para el Negocio y los Destinos", elaborado por el Comité de Negocios de la Organización Mundial del Turismo (WTOBC).

La venta de viajes por Internet supondrá entre el 20 y el 25 por ciento del total de los productos turísticos vendidos en los próximos cuatro o cinco años, según se recoge en el informe "Comercio Electrónico en el Turismo: Guía Práctica para el Negocio y los Destinos", elaborado por el Comité de Negocios de la Organización Mundial del Turismo (WTOBC). "En la actualidad, las ventas de viajes on line representan, como mucho, el 15 por ciento de las ventas totales", señala el citado estudio, en el que se asegura que el incremento en la venta on-line de viajes se ha producido "de una forma tan rápida" en comparación con otros productos que en los dos o tres próximos años éstas podrían representar la mitad de todas las ventas que se producen en la industria del comercio electrónico, Según advirtió el director general de WTOBC, José Antonio Ferreiro, aquellos que opten por ignorar las ventajas que proporciona el comercio electrónico en la actualidad, "tendrán que asumir este riesgo" ya que sus competidores seguramente se aprovecharán de esta situación y explotarán las oportunidades para incrementar su competitividad en el mercado". La utilización de Internet en Norteamérica se ha extendido a un ritmo "dramáticamente rápido" y en la actualidad este primer liderazgo de Estados Unidos en relación al número de usuarios de la Red podría ser superado por la región de Asia-Pacífico a principios de 2003. "Internet y la industria del Turismo son socios ideales", señala el referido estudio, en el que, además, se explica que la información que se condensa en los portales hace que los problemas que los clientes tienen a la hora de comprar viajes "sin ver el producto" desaparezcan. Las compañías se benefician de las ventajas del comercio electrónico al poder proveer de información y de facilidades para las reservas de viajes a precios económicos, así como por comunicarse de forma más fácil con sus proveedores y sus clientes. Según las previsiones que realiza este estudio, las Organizaciones de Gestión de Destinos (DMOs), que se encargan de gestionar las relaciones entre los turistas y las empresas turísticas y que en el pasado se han especializado en proveer información, "se involucrarán de forma más acentuada en las transacciones de viajes en un futuro próximo". A este respecto, Ferreiro comentó que "a pesar del cambio de rol de estas organizaciones en la industria turística, es crucial para las DMOs que continúen siendo los principales promotores de las ventajas de los diferentes destinos turísticos". La utilización de Internet ha generado que las pequeñas y medianas compañías, que representan a la mayor parte del mercado turístico, cambien a una velocidad a la que no estaban acostumbradas, explica el informe, en el que se señala que "para asegurar su supervivencia, estas empresas deberán encontrar soluciones que combinen su tamaño con su posición de competitividad". El estudio de la OMT cita como ejemplo la flexibilidad que ofrece Internet para los hoteles independientes ya que para ellos es una "gran oportunidad" el utilizar la Red para atraer a clientes internacionales y permitir a los visitantes que se organicen sus propios paquetes turísticos. Asimismo, estas compañías se pueden construir una base de datos personalizada, en lugar de realizar el "típico" marketing de masa gracias al comercio electrónico. Por otra parte, las agencias de viaje deben trabajar más allá de la venta de billetes, ya que actualmente éstos se facilitan a través de la web, y poner en marcha servicios con valor añadido para sus clientes, aunque el estudio de la OMT deja claro que las reservas de viajes on line "no son la panacea de la industria del turismo". "Las agencias de viajes pequeñas que no hacen uso del comercio electrónico pueden alcanzar un nivel razonable de rentabilidad a través del contacto humano que supone la existencia de personal que atiende a los clientes y por la experiencia acumulada", señala el informe. "En la actualidad demasiadas compañías turísticas de pequeño y mediano tamaño se muestran aún reticentes para hacer uso de las nuevas tecnologías por miedo a lo desconocido, un falta de perspectiva de crecimiento o porque consideran que ya es tarde para aplicarlas", explica el estudio 'Comercio Electrónico en el Turismo: Guía Práctica para el Negocio y los Destinos', en el que se apunta que "la tecnología está al alcance de todos, por lo que es cuestión de querer utilizarla". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.