Spanair también prepara una regulación de empleo y nuevas reducciones de vuelos

La incomunicación de Baleares por vía aérea puede ser aún mayor. Si ayer Iberia y Spanair pusieron en marcha la programación de invierno, que ha supuesto la supresión de una veintena de enlaces semanales entre las islas o entre el archipiélago y la Península, ahora la atención se centra en las decisiones que anunciarán Air Europa y Spanair para compensar la pérdida de ingresos.

La incomunicación de Baleares por vía aérea puede ser aún mayor. Si ayer Iberia y Spanair pusieron en marcha la programación de invierno, que ha supuesto la supresión de una veintena de enlaces semanales entre las islas o entre el archipiélago y la Península, ahora la atención se centra en las decisiones que anunciarán Air Europa y Spanair para compensar la pérdida de ingresos. La empresa que preside Juan José Hidalgo ya tiene preparadas una serie de medidas drásticas, como regulaciones de empleo y supresiones de rutas. Aunque no se ha comunicado de forma oficial, todo indica que Air Europa anunciará hoy la paralización de la actividad de su filial de vuelos regionales Air Europa Express, lo que supondrá de inmediato la supresión de enlaces entre Baleares y la Península. Hoy por la mañana celebrará una reunión de urgencia en Palma el comité intercentros de Air Europa, empresa que sólo en el centro de Llucmajor cuenta con 2.000 trabajadores. Mientras la presidenta del comité intercentros, Pirja Kantalinen, afirma que no hay razones de peso para establecer una regulación de empleo, el propio Hidalgo afirma que «la situación es muy grave y es preciso tomar medidas traumáticas». También hoy, tras la reunión del comité intercentros, celebrará una asamblea el comité de empresa del centro de Air Europa en Llucmajor. Pero las repercusiones en Baleares de la crisis que sufren las compañías aéreas no acaba aquí. Spanair, que ya ha suprimido todos los vuelos que efectuaba a diario entre Palma y las ciudades de Valencia, Bilbao y Sevilla, está preparando también una regulación de empleo similar a la de Air Europa. La reducción de plantilla se centraría en Aebal, la compañía fialial de Spanair para vuelos regionales. La regulación puede afectar a unos 120 pilotos en prácticas. Esta regulación, que tampoco ha sido anunciada oficialmente, ya ha causado una gran preocupación en el comité de empresa de la compañía, donde la medida se considera muy grave y más por el perjuicio que ocasionará al colectivo de pilotos afectados. Hay que señalar que un piloto que, por cualquier circunstancia, esté dos mes sin volar, puede perder la licencia de vuelo. Bajo este panorama se reúnen hoy en el Consolat el president del Govern, Francesc Antich, el vicepresidente Pere Sampol y el conseller d'Obres Públiques i Transports, Francesc Quetglas. El motivo del encuentro es presentar una serie de propuestas ante el incremento de las tarifas aéreas, la disminución de las frecuencias y la subida de las tasas aeroportuarias por parte de Aena. Sin embargo, cualquier medida para paliar la reducción de las frecuencis requiere la implicación del Estado. Con toda probabilidad, el Govern acordará solicitar la intervención del Gobierno central ante el agravio que ocasiona a los ciudadanos de las islas la falta de comunicaciones por vía aérea. La propuesta del conseller Francesc Quetglas es la de iniciar negociaciones con las compañías aéreas para establecer compromisos en determinados trayectos y franjas horarias pero sin generar una situación de monopolio. Esta solución requiere la intervención del Estado ya que, previamente, se debería declarar el interés público de los trayectos y horarios objeto de negociación. (Diario El Mundo-El Día de Baleares, 29/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.