El sector turístico europeo perderá 1,2 millones de empleos a causa de los atentados terroristas

Los atentados terroristas en EE UU tendrán un fuerte impacto negativo en la industria turística europea. El sector calcula pérdidas equivalentes al 1,9% del producto interior bruto (PIB) europeo y la pérdida de 1,2 millones de puestos de trabajo, de los 8,8 que genera, a raíz de una caída en la demanda del 10%. La Comisión Europea reconoce que la situación ha cambiado radicalmente en el sector tras el 11 de septiembre, aunque considera poco oportuno lanzarse a dar cifras ahora, porque la situación es incierta. Bruselas está preparando un informe en el que analizará el impacto de los atentados.

Los atentados terroristas en EE UU tendrán un fuerte impacto negativo en la industria turística europea. El sector calcula pérdidas equivalentes al 1,9% del producto interior bruto (PIB) europeo y la pérdida de 1,2 millones de puestos de trabajo, de los 8,8 que genera, a raíz de una caída en la demanda del 10%. La Comisión Europea reconoce que la situación ha cambiado radicalmente en el sector tras el 11 de septiembre, aunque considera poco oportuno lanzarse a dar cifras ahora, porque la situación es incierta. Bruselas está preparando un informe en el que analizará el impacto de los atentados.El turismo es uno de los pilares económicos más importantes de la Unión Europea, si no el mayor. Su potencial de crecimiento -del 3,7% anual- y las posibilidades que ofrece para la creación de empleo, la protección del medio ambiente y del patrimonio cultural de los Estados miembros le hacen uno de los sectores estratégicos europeos. Para 2001 se calculaba que la actividad económica que podría generar la industria turística europea equivaldría a 1,4 billones de dólares, con una aportación directa al PIB del 4,8% e indirecta del 12,2%. El sector genera además 8,8 millones de empleos (4,9% del total) en la UE. A escala mundial, la cifra de negocio se acerca a los 4,5 billones de dólares (una aportación directa al PIB del 4,2% e indirecta del 10,7%) y los empleos superan los 207 millones (8,2% del total), según el Consejo Mundial de Turismo y de Viajes (WTTC en sus siglas inglesas). La demanda en el sector está previsto que crezca a un ritmo del 4% anual de aquí a 2011, hasta alcanzar los 9,3 billones de dólares a escala global. En la UE esa expansión llevará hasta los tres billones de dólares en 2011. 'Pero los eventos del 11 de septiembre en EE UU retrasarán inevitablemente ese crecimiento en una industria que ya venía perjudicada antes de los ataques por los efectos de la desaceleración económica general', según el propio sector."El año 2001 iba a ser bueno para el sector turístico europeo, aunque no tanto como en 2000. La pega es que para 2002 había unas perspectivas bastante buenas con la introducción del euro y que ahora se verán afectadas por los atentados', explica un experto de los servicios responsables de turismo de la Comisión Europea, que de momento prefiere no aventurarse en cifras sobre el impacto de los atentados. 'Es muy prematuro hacer cálculos porque es un sector que está muy ligado a la evolución de otros factores", dijo. Pero las primeras señales de la crisis están ya ahí. A corto plazo los segmentos turísticos más afectados en Europa están siendo las grandes ciudades de destino para el turismo de negocios y de conferencias (15% del total de negocio) y los cruceros en el Mediterráneo. Bruselas deja claro que 'Europa sufrirá menos' y tiene la esperanza de que el impacto 'básico' de los atentados se producirá durante la temporada otoño-invierno, la estación turística más baja, excepto para algunos destinos de sol, como las islas Canarias, o de nieve. 'A no ser que la cosa vaya a peor en las próximas semanas, la temporada primavera-verano de 2002 no se verá tan afectada', auguró el experto. El sector es más pesimista. El miedo a viajar y la amenaza constante de nuevas acciones terroristas hacen prever una caída de la demanda entre el 10% y el 20%, algunos van hasta el 30%. La WTTC afirma que con una reducción del 10% durante los próximos 12 meses sufrirá una pérdida de 8,8 millones de empleos a escala mundial y un descenso en los ingresos equivalente al 1,7% del PIB. En la UE, la previsión de esos indicadores quedaría en 1,2 millones de pérdidas en términos de empleo (una reducción del 13,6%) y equivalente al 1,9% del PIB. Reino Unido será el país más perjudicado. Bruselas dice que las cifras 'no son realistas' y considera que el método de cálculo utilizado para hacer esas proyecciones 'es impreciso'. Los expertos en turismo de la Comisión Europea afirman que, aun produciéndose una reducción en la demanda de ese calibre, como mucho se producirá una reducción en términos de PIB del 1,2% y de medio millón de empleos. Es más, dicen que como mucho la demanda caerá entre un 5% y un 8%. En cualquier caso, los servicios dependientes del comisario europeo de Empresa y Turismo, Erkki Liikanen, toman nota de los datos que les da el sector para elaborar un informe sobre el impacto de los atentados en el sector turístico europeo y mundial, que será analizado por el Colegio de Comisarios en su reunión del 13 de noviembre en Estrasburgo. (Sandro Pozzi, diario El País, 29/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.