El secretario español de Turismo cree que la situación del sector es delicada y ningún destino se escapa

Las cifras de caída del turismo mundial tras los atentados del 11 de septiembre dan vértigo, y algunos agoreros las sitúan entre el 20 y el 30%. En España la situación es delicada, «ya que ningún destino puede escaparse», según expresa Juan José Güemes en una entrevista que publica hoy el diario español ABC.

Las cifras de caída del turismo mundial tras los atentados del 11 de septiembre dan vértigo, y algunos agoreros las sitúan entre el 20 y el 30%. En España la situación es delicada, «ya que ningún destino puede escaparse», según expresa Juan José Güemes en una entrevista que publica hoy el diario español ABC.Guemes hace hincapié en que el segmento que más ha notado la bajada de la actividad ha sido el turismo de negocios, «muy importante para España, que es el segundo destino mundial». Para el directivo español, cuando comienza un conflicto bélico se crea una situación de incertidumbre que se manifiesta en este sector con una moderación de los viajes y una caída de las reservas que afecta a unos más que otros. Por lo que se refiere a España, sabemos que ha tenido muy buen comportamiento en los primeros ocho meses del año, con un millón y medio de turistas más que en el año anterior y por lo tanto hemos hecho una buena temporada de verano. En lo que se refiere al mes de Octubre y aunque no se tengan aún los datos, parece que éstos indican un buen comportamiento en lo que es el turismo vacacional. El segmento que se ha visto más afectado es el de negocios y congresos, que es muy importante para España, el segundo destino mundial de este tipo de reuniones. Guemes reconoce que hay una paralización casi absoluta del mercado norteamericano, que aunque sólo representa un 3% del turismo español, era un lugar donde estábamos haciendo importantes esfuerzos y que se nota sobre todo en las grandes ciudades. La mayor preocupación de España, asegura el Secretario de Turismo, está en ver cómo se desarrolla la temporada de invierno en este ambiente de incertidumbre. "Pensamos que no se llegará a disminuciones del 15% o del 20%, como se ha aventurado, pero lo cierto es que la situación general es delicada y que ningún destino puede escaparse. La cuestión es que antes del 11 de septiembre la economía mundial en general y las europeas más en particular habían entrado en una ralentización que, lógicamente debía proyectarse en el turismo. Todo esto no es un imprevisto. ¿Qué ha hecho el Gobierno para combatirlo? Bueno, en el año 2000 el turismo internacional creció en un 7,4%. Cuando la OMT hizo sus previsiones para 2001, ya las rebajó al 3%. Tras los atentados del 11 de Septiembre, la previsión se rebajó al 1,5%. Ésta es una situación complicada, dentro de la cual es posible que España se comporte mejor que otros. ¿Cómo lo estamos abordando? Pues, en primer lugar, desde un punto de vista promocional. Habrá que repensar el plan de márketing para 2002. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.