Diario 5328 20.07.2018 | 09:10
Hosteltur: Noticias de turismo

La actual crisis podría tener efectos limitados en los hoteles de ciudad, según expertos

2 noviembre, 2001
La crisis provocada por los atentados terroristas de septiembre en Estados Unidos está provocando una afectación menor a la inicialmente prevista en los hoteles de ciudad, especialmente en los europeos. Al menos así lo ven y aseguran expertos en el sector turístico. Las mayores caídas de ocupación se han producido en los hoteles de lujo, mientras que los de menor categoría se están manteniendo. La incertidumbre ha originado que los viajeros esperen a última hora para hacer sus reservas.
La crisis provocada por los atentados terroristas de septiembre en Estados Unidos está provocando una afectación menor a la inicialmente prevista en los hoteles de ciudad, especialmente en los europeos. Al menos así lo ven y aseguran expertos en el sector turístico. Las mayores caídas de ocupación se han producido en los hoteles de lujo, mientras que los de menor categoría se están manteniendo. La incertidumbre ha originado que los viajeros esperen a última hora para hacer sus reservas. Es cierto que la crisis está afectando al mercado, pero no tanto como se ha dicho públicamente. Esta frase, repetida una y otra vez por analistas del mercado hotelero, directivos de cadenas y responsables administrativos del negocio turístico, describe la percepción que existe en el sector en relación con la situación que atraviesa la actividad turística. La empresa de consultoría Andersen acaba de publicar un informe especial en el que indica que "el sector hotelero en Europa se ha mantenido relativamente fuerte en septiembre". Según Javier Jiménez, socio de Andersen, "la historia demuestra que las crisis largas, de entre seis meses y un año, siempre se han producido por un exceso de oferta de plazas de hotel", pero prácticamente ninguna ciudad de Europa se encuentra en esa situación. Pero la crisis incluso puede tener efectos beneficiosos. Según el presidente del Consorcio de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, los hoteles de la ciudad podrían canalizar parte del turismo que en principio se dirigía a otros países menos seguros. Sin embargo, el mercado ha notado que en las semanas posteriores a los atentados han llegado menos viajeros. La ocupación de los hoteles de cinco estrellas de Barcelona han bajado un 15% a partir del 11 de septiembre, según datos del Consorcio de Turismo de Barcelona. "Los hoteles de lujo de Londres, París o Madrid, como el Villamagna, el Palace o el Ritz, sí han notado descensos en la ocupación debido a que entre un 30% y un 40% de sus huéspedes son estadounidenses", asegura Jiménez. Pero este descenso no se ha producido en los hoteles de menos categoría. "En Barcelona y Madrid las ocupaciones de nuestros hoteles de lunes a jueves están entre el 77% y el 89%, y si miramos a otras ciudades del estilo, por ejemplo, de Granada, no se está notando nada", asegura el director de operaciones de NH, Luis Javier García. Según este directivo, lo que sí se está produciendo es una "ralentización en el consumo particular" que es el cliente que llena sus hoteles en fin de semana. García atribuye esa desaceleración a la "incertidumbre" que ha generado la crisis. Esas dudas están teniendo como resultado que los clientes "esperen a última hora para reservar habitaciones", indica Jiménez. Esa tendencia explicaría la disminución del 20% en el número de reservas para los próximos noviembre y diciembre, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.