Diario 5327 20.07.2018 | 07:21
Hosteltur: Noticias de turismo

El grupo hotelero Millennium & Copthorne redujo un 61 por ciento sus ingresos en EE.UU. en la quincena posterior a los atentados

3 noviembre, 2001
El Grupo hotelero Millennium & Copthorne experimentó un descenso del 61 por ciento en los ingresos procedentes del mercado estadounidense en los 16 días posteriores a los atentados del 11 de septiembre en relación a la cifra alcanzada en el mismo periodo de 2000, según fuentes de la compañía, que apuntaron que durante las tres primeras semanas de octubre los ingresos en EE.UU. han mejorado "considerablemente".
El Grupo hotelero Millennium & Copthorne experimentó un descenso del 61 por ciento en los ingresos procedentes del mercado estadounidense en los 16 días posteriores a los atentados del 11 de septiembre en relación a la cifra alcanzada en el mismo periodo de 2000, según fuentes de la compañía, que apuntaron que durante las tres primeras semanas de octubre los ingresos en EE.UU. han mejorado "considerablemente". El Grupo no ha experimentado ninguna mejora en las condiciones del mercado de Estados Unidos desde que finalizó el primer semestre de 2001, el pasado 30 de junio, en un periodo del año en el que tradicionalmente la compañía espera obtener más rentabilidad de su negocio, aseguraron las citadas fuentes. "De los beneficios operacionales que el Grupo alcanzó en el primer semestre del año, el 32,9 correspondió al mercado estadounidense", señalaron las citadas fuentes, que añadieron que Millennium & Copthorne ha experimentado "un serio deterioro" desde los atentados del 11 de septiembre. El hotel Millennium Hilton, uno de los cuatro que la compañía posee en Nueva York, se encuentra situado en la zona de acceso restringido de la ciudad por lo que desde los ataques terroristas permanece cerrado "hasta nueva orden", explicaron las mismas fuentes, que apuntaron que, teniendo en cuenta que el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, ha asegurado que las labores de desescombro y limpieza se alargarán entre nueve y doce meses, este establecimiento no se reabrirá hasta bien entrados en 2002. Sin embargo, ingenieros internacionales consultados por la compañía han asegurado que la estructura básica del hotel está a salvo ya que los daños ocasionados en ella se deben, sobre todo, a la penetración de materiales de cristal y de multitud de escombros en su interior. Por otra parte, en el mercado del Reino Unido, fuentes del Grupo hotelero explicaron que durante los 16 días posteriores a los atentados y durante las tres primeras semanas de octubre, los ingresos procedentes de los hoteles que la compañía tiene en Londres descendieron un 29 por ciento en relación al mismo periodo de 2000. Las mismas fuentes apuntaron que el negocio en el mercado de la Europa continental "se ha mantenido estable" y añadieron que prevén que los beneficios que la compañía obtenga en el primer semestre de 2001 sean "sustancialmente inferiores" a lo esperado, por lo que 2002 se sitúa como "un reto". En relación al plano social de la empresa, señalaron que los despidos realizados han sido "inevitables" pero que la reducción de costes diseñada por el Grupo se basa en otra serie de medidas que no incluyen despidos, como la conversión de algunos trabajadores a tiempo completo en empleados a tiempo parcial. "Todas estas medidas permitirán a la compañía entrar en el ejercicio 2002 con cotes operacionales muy bajos", apuntaron. Por otro lado, los ingresos de la compañía procedentes de sus hoteles en Asia descendieron un 23 por ciento durante los 16 días posteriores a los atentados, en relación a la cifra alcanzada en el mismo periodo de 2000, mientras que durante las tres primeras semanas de octubre, estos ingresos cayeron un 16 por ciento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.