Diario 5328 20.07.2018 | 14:09
Hosteltur: Noticias de turismo

World Travel Market: La gran feria del turismo se normaliza y muestra signos de esperanza en el futuro

14 noviembre, 2001
Tras el tremendo mazazo que supuso la tragedia aérea de Queens, la World Travel Market por fin desarrolló un "día normal". La tranquilidad y la fe en un futuro optimista suplieron al desconsuelo y a la incertidumbre de la jornada inaugural, sobre todo tras el accidente del Airbus de American Airlines en Nueva York. Andalucía y la Costa del Sol, que en esta feria se mueven como "pez en el agua" mostraron su fortaleza en este mercado, el británico, que cada vez apuesta más por la calidad y deja a un lado, entre otros por motivos de seguridad, destinos en los que la aventura puede intervenir de alguna forma. Los más de 150 empresarios malagueños aquí presentes tuvieron una frenética actividad a lo largo y ancho de un día cargado de actos, como suele ser habitual...
Tras el tremendo mazazo que supuso la tragedia aérea de Queens, la World Travel Market por fin desarrolló un "día normal". La tranquilidad y la fe en un futuro optimista suplieron al desconsuelo y a la incertidumbre de la jornada inaugural, sobre todo tras el accidente del Airbus de American Airlines en Nueva York. Andalucía y la Costa del Sol, que en esta feria se mueven como "pez en el agua" mostraron su fortaleza en este mercado, el británico, que cada vez apuesta más por la calidad y deja a un lado, entre otros por motivos de seguridad, destinos en los que la aventura puede intervenir de alguna forma. Los más de 150 empresarios malagueños aquí presentes tuvieron una frenética actividad a lo largo y ancho de un día cargado de actos, como suele ser habitual...El sector turístico mira con preocupación pero a la vez con esperanza el futuro inmediato, aún a sabiendas de que ya nada será igual por mucho tiempo después de los acontecimientos del 11 de septiembre. Tras el tremendo mazazo que supuso para todos el accidente aéreo de anteayer de Nueva York porque en un principio aquí se creía que había sido un atentado, la World Travel Market de Londres, la feria de turismo más importante del mundo, recuperó la normalidad en su segundo día, con numerosos actos y un pabellón, el de España, en el que hubo una masiva asistencia de profesionales, empresarios y políticos del sector turístico de todas y cada una de las comunidades, en una jornada frenética. Era curioso, pero apenas nadie hablaba del accidente del avión de American Airlines. Era como si todo el mundo quisiera olvidarse rápidamente del mal rato que marcó la jornada inagural y que, incluso, obligó a la organización del evento internacional a llamar a la tranquilidad por dos veces a las miles de personas que se encontraban en Earls Court cuando la noticia de que un posible nuevo atentado terrorista podía haber sucedido en Nueva York corrió como la pólvora y sembró de desolación una feria que comenzó con un claro mensaje: pase lo que pase el negocio seguirá porque el turismo también sabe luchar. Los indicadores de la crisis que prácticamente ya está aquí afectará de lleno al mercado británico, aunque no en mucho en lo que respecta al número de clientes, o sea como mercado emisor, sino más bien en el sentido de elección del destino. Los destinos en los que cabe la menor posibilidad de riesgo o de "aventura", por decirlo de alguna manera, han quedado, de sopetón, apartados de un plumazo de las cabezas de los británicos, que apuestan más que nunca por lugares seguros y con la calidad como exigencia. El papel de España en este caso sale reforzado, como afirma Manuel Butler, director de la Oficina de Turismo de España en Londres, «porque nosotros damos calidad, los británicos nos conocen, y porque además somos un destino seguro». Dentro de todo el país, es la Costa del Sol en particular y Andalucía en general las zonas que se encuentran en una mejor posición, no sólo aquí, sino también en otros importantes países emisores de turistas, como es el caso de Alemania.Las caras reflejaban un estado de ánimo muy distinto al del lunes por la tarde en el palacio ferial de Earls Court, donde la muestra alcanzó ayer una frenética actividad, con cantidad de actos organizados por empresas, provincias y comunidades. El presente puede parecer incierto, pero el futuro del sector parece asegurado porque el ocio es cada vez más necesario y porque el ciudadano de hoy quiere conocer nuevos lugares y apuesta por las vacaciones en lugares diferentes a sus lugares habituales, señalan los organizadores de la World Travel Market en uno de los comunicados que suelen repartir entre la Prensa como resumen de las innumerables conferencias y sesiones de trabajo que se llevan a cabo en torno a la feria. «No hay que caer en el derrotismo, porque no hay motivos para ello, porque no existen argumentos que así nos lo exijan», señala Fiona Jefferey, directora de la WTM. Sea como fuere, el sector está especialmente sensible tras todo lo sucedido en los últimos dos meses y porque además hay un hecho incuestionable: la crisis de las compañías aéreas y el tremendo descenso de los vuelos chárter, un sector que es fundamental en el mundo turístico. El hecho de que ahora entramos en temporada baja no permite establecer comparaciones rotundas con anteriores ejercicios, aunque todos los datos que se manejan para España no son precisamente los más negativos. Para Buttler, lo más valorado hoy por hoy por un turista británico es la seguridad del destino que elige para pasar sus vacaciones, entendiendo ésta como algo irrenunciable: «Si alguein cree que en otro lugar le va a ocurrir algo, no sale de su casa, está claro», dice Miguel Sánchez, presidente de los empresarios hoteleros de la Costa. (Pedro Luis Gómez, diario Sur, 14/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.