Diario 5327 19.07.2018 | 21:37
Hosteltur: Noticias de turismo

Las agencias de viajes de Baleares han perdido el 40% de sus ventas desde septiembre

20 noviembre, 2001
La crisis internacional desatada tras los atentados del 11 de Septiembre y el trágico accidente aéreo del pasado lunes en Nueva York han truncado las cuentas de resultados de las agencias de viajes de Baleares. Según datos facilitados por la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Baleares (Aviba), el volumen de ventas ha descendido en un 40 por ciento desde el pasado mes de septiembre. Estos datos han puesto en alerta a los agentes de viajes, ya que, a juicio del vicepresidente de Aviba, Mateo Moraita, «si el mercado no se reactiva y la tónica continúa tan negativa, la consecuencia inmediata será el despido de personal de las oficinas de venta».
La crisis internacional desatada tras los atentados del 11 de Septiembre y el trágico accidente aéreo del pasado lunes en Nueva York han truncado las cuentas de resultados de las agencias de viajes de Baleares. Según datos facilitados por la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Baleares (Aviba), el volumen de ventas ha descendido en un 40 por ciento desde el pasado mes de septiembre. Estos datos han puesto en alerta a los agentes de viajes, ya que, a juicio del vicepresidente de Aviba, Mateo Moraita, «si el mercado no se reactiva y la tónica continúa tan negativa, la consecuencia inmediata será el despido de personal de las oficinas de venta». El sector de las agencias de viajes, que durante los últimos años había gozado de una excelente salud, experimentando aumentos próximos al 20%, vive hoy días de nerviosismo e incertidumbre. «No tenemos que ser alarmistas y la calma debe imperar pero la realidad es la que es, y hoy por hoy se han paralizado el 95% de las ventas en larga distancia», sostiene Moraita, quien se ha apresurado a advertir que «de seguir así el panorama, meses de angustia y desánimo entre los potenciales clientes, abocará al cierre de pequeñas agencias que no están consolidadas en el mercado». Para la patronal de las agencias de viajes, «los destinos que más se han visto afectados han sido los paquetes turísticos a América, Asia y África». Moraita, que lamenta el miedo a volar que se ha apoderado entre los viajeros, ha mostrado su confianza en los trayectos de media y corta distancia, ya que «pueden salvar por ahora las cuentas de resultados de las agencias. Hasta los atentados a las Torres Gemelas, el volumen de negocio se comportaba como en ejercicios anteriores, experimentando subidas próximas al 20 por ciento». «Menos mal que los circuitos por Europa por ahora han conseguido mantenerse. Algunos clientes que tenían reservados viajes a Nueva York, Caribe o diferentes países islámicos cancelaron sus reservas y otros las sustituyeron por pasar sus vacaciones en Budapest, Praga o Disney», ha apostillado Moraita. Otros de los factores negativos que están dejando lastre en las agencias corresponde a la crisis financiera que atraviesan las compañías aéreas: «Las agencias de viajes jugamos aquí un papel de intermediario y las decisiones tomadas por algunas aerolíneas de cancelar vuelos someten a pérdidas a nuestras facturaciones. Perdemos fuerza a marchas forzadas», explica Moraita. Este desalentador panorama ha llevado a los responsables de Aviba a diseñar recetas contra la crisis. «Baleares-explica- es una de las comunidades españolas que más compra paquetes al extranjero. Días antes del accidente aéreo de Nueva York, el mercado estaba comenzando a dar síntomas de recuperación, pero el miedo se ha vuelto a instalar entre los usuarios». Ante esta situación, la patronal acaba de lanzar al mercado un amplio programa de salidas especiales para incentivar las ventas cara al puente de la Constitución, sobre todo, haciendo especial énfasis en la Península y gran parte de Europa. Los precios medios ronda entre las 50.000 y las 90.000 pesetas. Por otra parte, desde Aviba están estudiando un plan anticrisis que potenciará la venta en los diferentes puntos de ventas de las agencias del Archipiélago. «Aunque se encuentra en estudio, tenemos que pensar en emprender acciones promocionales para animar a los ciudadanos de las Islas a viajar tratando de captar clientes. El trato directo con los ciudadanos y ofrecer un amplio abanico de programas y vuelos es nuestra mejor arma frente a las nuevas tecnologías», subraya Moraita. En opinión del gerente de la Asociación de Agencias de Viajes Agrupadas de Baleares (AVA), Joan Calafat, quien también está preocupado por el ritmo de las ventas, «los acontecimientos bélicos son tan cambiantes que no podemos augurar qué pasará en breve ni vaticinar cuáles serán las consecuencias, pero confía en «las reacciones positivas de la Bolsa, que está aguantando el tirón de la crisis con alentadores resultados». Aunque el invierno se presenta difícil para los operadores, la gran prueba de fuego será el puente de la Constitución. (Chesca Díaz, diario El Mundo-El Día de Baleares, 20/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.