Diario 5328 20.07.2018 | 12:38
Hosteltur: Noticias de turismo

Delta registró una ocupación del 60 por ciento en octubre de 2001 en las rutas EE.UU-España

22 noviembre, 2001
La compañía aérea estadounidense Delta Air Lines registró un factor de ocupación medio del 60 por ciento en los vuelos operados en las rutas entre Estados Unidos y España durante el pasado mes de octubre, lo que supone un descenso del 20 por ciento en relación al mismo mes de 2000 como consecuencia del impacto de los atentados del 11 de septiembre, según dijo ayer en rueda de prensa el director Comercial de la compañía en España, Rafael Ruiz.
La compañía aérea estadounidense Delta Air Lines registró un factor de ocupación medio del 60 por ciento en los vuelos operados en las rutas entre Estados Unidos y España durante el pasado mes de octubre, lo que supone un descenso del 20 por ciento en relación al mismo mes de 2000 como consecuencia del impacto de los atentados del 11 de septiembre, según dijo ayer en rueda de prensa el director Comercial de la compañía en España, Rafael Ruiz. La aerolínea, que es miembro fundador de la alianza aérea Skyteam, alcanzó un factor de ocupación del 70 por ciento en clase turista y el 50 por ciento en business en octubre de este año. Asimismo, registró un descenso de su actividad del 40 por ciento a causa de los ataques terroristas en Nueva York y Washington. "En estos momentos de crisis, las compañías aéreas están viviendo de su tesorería", comentó Ruiz, quien señaló que, a pesar de estas malas condiciones, Delta ha recuperado "ligeramente" el número de pasajeros transportados ya que durante los meses de septiembre y octubre esta cifra descendió un 40 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior, mientras que en la actualidad, el número de pasajeros transportados registra un descenso del 30 por ciento. "Los descensos más notables se han registrado en la clase busniess", añadió. En referencia a la posibilidad de que los atentados del 11 de septiembre provoquen una concentración de compañías del sector aéreo, el director Comercial de Delta para España señaló que es probable que unas cuatro compañías aéreas sobrevivan en el mercado, aunque apuntó que esta cuestión ya se debatió en 1990. "Lo que sí puede suceder es que el impacto de los atentados acelere el proceso de concentración ya que los costes de las aerolíneas se incrementan mucho más rápido que los ingresos, a excepción de compañías de bajo coste como Ryanair o easyJet", destacó Ruiz. En relación a la posible alianza de las compañías American Airlines y British Airways, el directivo de Delta explicó que tanto su compañía, como Northwest Airlines y Continental Airlines, han apelado a la "prudencia" tanto de la Unión Europea como de las autoridades estadounidenses para que, en caso de que esta alianza se lleve a cabo, no se produzca un "monopolio total" de los slots (derechos de despegue y aterrizaje) en el aeropuerto londinense de Heathrow. "Si estas dos aerolíneas reciben las autorizaciones pertinentes para dar forma a su alianza y así poder unir sus actividades en las rutas entre Estados Unidos y Reino Unido, el resto de las compañías aéreas no podrían competir en niveles de igualdad", explicó Ruiz, quien aseguró que Delta no ha varidado su posición al respecto y continúa a la espera de lo que suceda a partir de ahora cuando la UE, la Oficina Británica de Comercio Justo y el Departamento de Transporte de Estados Unidos adopten una decisión. En una situación como la actual, las autoridades "tienden a ser más flexibles con las compañías aéreas, ya que éstas atraviesan un momento crítico tras los atentados del 11-S, por lo que, por un lado, podrían permitir esta alianza pero, por otro, podrían mostrarse "prudentes" y no aceptar un monopolio en el mercado del Atlántico Norte. Por otra parte, en relación al impacto que los atentados del 11 de septiembre ha tenido en los resultados de la compañía, Ruíz señaló que ésta ha decidido recortar su plantilla en 13.000 empleados. De éstos, un total de 11.000 trabajadores, el 85 por ciento de los despedidos, han abandonado la empresa de forma voluntaria mediante medidas como bajas incentivadas o prejubilaciones, mientras que otros 1.700 pilotos lo han hecho de forma involuntaria, después de que la dirección de la compañía alcanzara un acuerdo con el sindicato de este colectivo. "El resto, un total de 300 trabajadores, pertenecen a diferentes áreas", añadió.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.