Diario 5325 17.07.2018 | 11:57
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros de Barcelona temen que los precios caigan hasta un 30 por ciento

29 noviembre, 2001
El gremio de hoteles de Barcelona advierte que en los próximos años el sector podría entrar en una "guerra de precios" y bajar sus tarifas hasta un 30 por ciento si el aumento de habitaciones previsto en la ciudad hasta 2004 no va acompañado de una mejora en las infraestructuras y la oferta lúdica para satisfacer la demanda de turistas.
El gremio de hoteles de Barcelona advierte que en los próximos años el sector podría entrar en una "guerra de precios" y bajar sus tarifas hasta un 30 por ciento si el aumento de habitaciones previsto en la ciudad hasta 2004 no va acompañado de una mejora en las infraestructuras y la oferta lúdica para satisfacer la demanda de turistas. El presidente y vicepresidente del gremio, Jordi Clos y Joan Gaspart, respectivamente, pidieron a las administraciones local, autonómica y estatal que "inviertan más" en infraestructuras y en aspectos culturales, feriales y lúdicos. Clos y Gaspart presentaron un estudio sobre "Barcelona 2001-2005: evolución del mercado turístico y hotelero", encargado a la consultora Mazars. Según estos datos, en la actualidad existe una diferencia del 11 por ciento entre la demanda de turistas y la oferta hotelera. En 2005 habrá un 36 por ciento más de habitaciones, mientras que el aumento de pernoctaciones será del 10 por ciento, según los escenarios más pesimistas. Según estas previsiones, en los próximos cuatro años Barcelona podría pasar del 80 por ciento de ocupación hotelera al 60 por ciento, como consecuencia de la mayor oferta hotelera, de los atentados del 11 de septiembre y de una falta de proyectos en infraestructuras, entre otros aspectos. En este sentido, los hoteleros recordaron la necesidad de que la tercera pista del aeropuerto del Prat y la llegada del AVE estén listos en 2004 y del cumplimiento del Plan Director del puerto de Barcelona para alcanzar el objetivo de recibir un millón de cruceristas en 2015. Asimismo, pidieron otras "medidas correctoras", como una mayor oferta museística, de congresos, ferias y recintos culturales, en general. Según Clos, si la capital catalana no mejora en accesos y ocio y disminuye la ocupación hotelera, los establecimientos podrían bajar sus tarifas "entre un 20 y un 30 por ciento". Esto sería así según las estimaciones mínimas del incremento de turistas que serían del 2 por ciento para 2001 y del 13 por ciento hasta 2005. La disminución de precios oscilaría "entre un 15 y un 20 por ciento", siguiendo las previsiones medias del aumento de turistas, que alcanzaría el 19 por ciento en los próximos cuatro años. Como máximo, el estudio contempla un crecimiento de turistas del 26 por ciento hasta 2005. Según el informe "en todos los escenarios se contempla un incremento de la demanda turística" con motivo del Fórum Universal de las Culturas en 2004, con cinco millones de visitantes previstos, de los que 2,5 millones pernoctarán en la ciudad. Entre los eventos más destacables en 2002 en Barcelona, figura la celebración del Año Internacional de Gaudí, la 13 Conferencia del Sida o la Convención Rotary Club. Los hoteleros temen que se produzca una situación similar a la de los Juegos Olímpicos de 1992, ya que entre los años 1993 y 1997 Barcelona no llegó a absorber la oferta hotelera que se creó con motivo de los JJ.OO. En la actualidad, en Barcelona hay 204 hoteles, 27.959 plazas hoteleras y 18.149 habitaciones. Existen 43 proyectos hoteleros, lo que supone un total de 6.395 nuevas habitaciones en 2005. Los hoteles de cuatro estrellas representan casi el 46 por ciento del mercado, seguidos de los de tres estrellas, con un 29 por ciento. Los hoteles de máxima categoría son el 12,32 por ciento del total, y los de dos y una estrella, el 8,53 y el 4,50 por ciento, respectivamente.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.