Diario 6034 24.10.2020 | 08:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El descenso del 11 por ciento de los ingresos hoteleros en Madrid y Barcelona enfría los nuevos proyectos e inversiones

5 diciembre, 2001
El descenso del 11 por ciento de los ingresos por habitación (Revpar) de gama alta en Madrid y Barcelona tras los atentados en Estados Unidos el pasado 11 de septiembre ha provocado un descenso de las transacciones en el sector y obligará a replantear las nuevas aperturas de establecimientos, según la consultora Mazars Turismo, que presentó ayer en Madrid un estudio sobre la situación del sector hotelero europeo.
El descenso del 11 por ciento de los ingresos por habitación (Revpar) de gama alta en Madrid y Barcelona tras los atentados en Estados Unidos el pasado 11 de septiembre ha provocado un descenso de las transacciones en el sector y obligará a replantear las nuevas aperturas de establecimientos, según la consultora Mazars Turismo, que presentó ayer en Madrid un estudio sobre la situación del sector hotelero europeo. En concreto, el Revpar de los hoteles de lujo cayó hasta octubre de 2001 un 9,3 por ciento en Madrid; mientras que los hoteles de primera registraron una caída del 2,8 por ciento. Por su parte, en Barcelona los hoteleros obtuvieron un aumento del Revpar del 6,6 por ciento en hoteles de lujo y del 9,3 por ciento en primera clase. La disminución de los ingresos de los hoteles de lujo y primera clase se debe a una caída de la ocupación hasta octubre de 2001 del 11 por ciento en Madrid, donde el 20 por ciento de los turistas extranjeros son norteamericanos; y del 4,9 por ciento en Barcelona, menos dependiente del turismo de Estados Unidos (16 por ciento). El precio medio de la habitación en hoteles de gama alta se situó hasta octubre de 2001 en las 26.023 pesetas (156,4 euros) en Madrid, un 5,7 por ciento más que en el mismo período del año anterior; mientras que en Barcelona el precio medio de la habitación se situó en las 25.490 pesetas (153,2 euros) en el mismo período, un 13,5 por ciento superior al año anterior. La disminución de la demanda debido a los atentados en Estados Unidos y a la ralentización económica, acompañado de la reducción de precios, ha provocado la caída de los ingresos por habitación de lujo en Madrid del 9,3 por ciento hasta octubre 2001; mientras que por habitación de primera clase el descenso de los ingresos fue del 2,8 por ciento. En el caso de Barcelona, los ingresos aumentaron un 6,7 y un 9 por ciento en lujo y primera clase, respectivamente, en los diez primeros meses. Según explicó el responsable de Mazars Turismo, José Ignacio Rojas, la reducción de la rentabilidad de la actividad hotelera causará una replanteamiento de la apertura de nuevos hoteles y reducirá las grandes transacciones. Si bien, podría ser el momento "propicio" para las grandes cadenas hoteleras con cuentas saneadas adquieran otras en peor situación como es el caso de la compañía británica Six Continents que podría adquirir la norteamericana Starwood. El impacto de la ralentización económica y los atentados terroristas del 11 de septiembre es "casi imperceptible" en los hoteles económicos, según el estudio de Mazars. Asimismo, el descenso de la demanda se debe a la reducción del turismo intercontinental de negocios, especialmente el turismo norteamericano, mientras que el mercado interior europeo se ha visto "poco afectado". Según el estudio presentado por la consultora, la ocupación en septiembre cayó un 18 por ciento en París, un 16 por ciento en Londres, un 12 por ciento en Amsterdam y un 4,5 por ciento en Milán. El Revpar cayó en el mismo mes un 25 por ciento en la capital británica, un 18 por ciento en París y un 10 por ciento en Amsterdam. Tras el 11 de septiembre, sólo cuatro ciudades europeas mantienen un crecimiento positivo del Revpar por encima del 10 por ciento (París, Milán, Barcelona y Francfort), cuando antes este grupo lo formaban ocho ciudades. Entre el crecimiento cero y el 10 por ciento, se encuentran 14 ciudades, entre las que se encuentran Madrid, Bruselas, Berlín y Roma. Según una encuesta realizada por Mazars, la mayoría de los hoteleros españoles no prevén una recuperación de la demanda hotelera hasta 2003 y que se mantendrán en crecimiento cero durante el próximo año. Asimismo, el sondeo revela que los hoteleros han decidido reorientar su estrategia comercial hacia los mercados nacionales. Por otro lado, casi una tercera parte de los encuestados ha sufrido cancelaciones tras los atentados del 11 de septiembre y ha tomado medidas en los recursos humanos tales como recorte de plantilla u horarios. Asimismo, entre un 90 y 80 por ciento ha considerado la reducción de precios y ha aumentado el presupuesto de promoción. Aproximadamente el 92 por ciento ha relanzado sus acciones promocionales sobre la demanda nacional y un 80 por ciento considera que la Administración debería incrementar la promoción de los destinos españoles y ofrecer ayudas al sector. Por último, un 80 por ciento de los hoteleros encuestados declara haber tomado medidas de seguridad tras los atentados en Estados Unidos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.