Diario 5405 19.10.2018 | 00:16
Hosteltur: Noticias de turismo

Precios turísticos a la baja en Baleares

15 enero, 2002
De entre los numerosos frentes e incidencias que el sector turístico ha tenido que enfrentar el año 2001, una de las más incómodas ha sido la relativa a la evolución de los Precios Turísticos.
De entre los numerosos frentes e incidencias que el sector turístico ha tenido que enfrentar el año 2001, una de las más incómodas ha sido la relativa a la evolución de los Precios Turísticos. El punto álgido de las críticas se situó en dos momentos: Primero, a la altura del mes de abril , a tenor de los datos sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC) de aquel momento. Entonces se reprochó a los empresarios del sector de España en general de estar "exprimiendo la bonanza económica de una forma exagerada". Después, hacia mitad del verano, la publicación de un nuevo "Indice de Precios Turísticos" elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, venía a incidir en la misma línea al reflejar que los precios habían subido durante los primeros siete meses del año nada menos que ¡un 10,2%! Primera: Que los precios de las zonas turísticas en general, pero sobre todo las de Baleares, no tenían ninguna relación especialmente estrecha con el IPC, por una simple cuestión de construcción metodológica y de concepto. Segunda: Que, con independencia de lo anterior, al analizar la evolución de los precios en el sector turístico, era imprescindible sacudirse de encima lo que podría denominarse como visión "inflacionista" del proceso de generación de precios. Por el contrario, lo apropiado era atender más bien a la esencia del funcionamiento del sistema de precios, entendido como "termómetro" de las condiciones de oferta y demanda. Tercera: Que de acuerdo con las investigaciones de la UIB y las de la Caja de Ahorros, Sa Nostra, la evolución de los precios turísticos en Baleares había discurrido en los últimos años por una senda de patente moderación. Cuarta: Que desde otra vertiente los precios son también un factor relevante en cuanto a la cobertura de los costes y el retorno de la inversión. Visto desde este ángulo no eran pocos los expertos del sector que consideraban que tal vez la moderación estaba siendo excesiva. Quinta: Que de los datos fragmentarios que conocíamos en aquel momento, referidos al conjunto español, no había que perder de vista que ya entonces, uno de los componentes del Indice de precios Hoteleros del INE ? la llamada "Tarifa Turoperador" -empezaba a presentar una evolución muy diferente a las otras Tarifas (Tarifa normal, Tarifa empresa, etc.) a las que seguramente sí se les podía aplicar el calificativo de "inflacionistas". Y precisamente era la Tarifa Turoperador la más relevante en Baleares. Ahora bien, las cifras difundidas por el Instituto Nacional de Estadística planteaban algunos interrogantes, especialmente a tenor de la reacción, más contundente que en otras ocasiones, de los representantes del sector. Tales interrogantes eran los siguientes: ¿Se tenía en cuenta que en Baleares la "Tarifa a Turoperador" es la componente abrumadoramente más relevante del conjunto de tarifas? ¿Se tenía en cuenta el hecho, también reflejado en los medios, de que las Tarifas a Turoperador estaban cayendo durante el verano, por mor de las rebajas? ¿Consideraba la metodología el fenómeno de las rebajas de última hora y las ofertas en pleno verano sobre las Tarifas previamente acordadas? ¿Había base para reconvenir al sector cuando al parecer se estaban firmando contratos sin garantía o con acuerdos de aumento cero o por debajo del IPC según los casos? Pues bien, como el tiempo todo lo pone en su sitio, hechos e informaciones recientes permiten clarificar con mayor propiedad las cosas. Particularmente, debe citarse el reciente Informe Económico y Social de "Sa Nostra" referido al año 2000, así como la reciente publicación del nuevo dato del "Indice de Precios Hoteleros" del Instituto Nacional de Estadística, referido al mes de noviembre de 2001. Por lo que se refiere al citado Indice de Precios Hoteleros del INE, correspondiente al mes de noviembre, el resultado es extremadamente significativo. En el conjunto de España, el aumento anual (noviembre 2001 sobre noviembre 2000) es de solo el 1,7%, cuando el pasado mes de abril era del 7,2%. El caso balear es más espectacular. En efecto, en nuestra Comunidad Autónoma no hay aumento anual sino caída en la evolución de los precios, que alcanza un valor anual (también noviembre sobre noviembre) del ?2,6%. El Propio INE destaca este hecho en su nota de prensa, añadiendo además un dato adicional: en el caso de Baleares, la tarifa a touroperadores y agencias de viaje pesa un 88%. Lo que incide por razones obvias en la caída del índice global balear, antes apuntada. Por otro lado, el examen de los sucesivos datos mensuales del Indice de Precios Hoteleros, permite también corregir la visión inflacionista que se tiene a veces del sector (Ver cuadro nº 2) En efecto, comparando los distintos valores, se constata cómo el Indice de Precios Hoteleros es oscilante dependiendo de los meses, con aumentos en los meses centrales del año y disminuciones en los restantes. En cambio, para el IPC el crecimiento es sistemático al alza. Por descontado es de prever que al final la tendencia de los precios hoteleros acabe siendo al alza (por ejemplo, los niveles del verano de 2001 son superiores a los de 2000) , pues el sector no es una "isla" desconectada del resto de la economía. Aunque no deja de llamar la atención que la tendencia alcista no se haya manifestado de forma acusada. De ahí el "aplanamiento" que se observa en la gráfica. En suma, lo que está claro a tenor de los datos es que el proceso inflacionista en Baleares debe deslindarse del proceso de generación de precios en las actividades turísticas, no tan solo por una cuestión de concepto sino también de evolución cuantitativa. El corolario de lo anterior parece claro: el sector, más que generador de inflación interna recibe el impacto de esta (ciertamente moderado en consonancia con el conjunto español) y sin embargo no está claro que en último extremo pueda resarcirse adecuadamente de sus efectos. (José Antonio Roselló, diario El Mundo-El Día de Baleares, 15/01/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.