Diario 5352 18.08.2018 | 20:09
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El primer día de huelga de transportistas en Tenerife afectó a miles de turistas, que optaron por usar taxis

14 febrero, 2002
Largas colas de turistas y taxis protagonizaron en el aeropuerto Reina Sofía el primer día de paro del transporte discrecional, en el que los piquetes apedrearon tres autobuses y uno de los huelgistas fue detenido. El aeródromo recibió a 28.000 pasajeros, en su mayoría turistas, algunos de los cuales se vieron obligados a modificar sus planes de asistir al Coso del Carnaval.
Largas colas de turistas y taxis protagonizaron en el aeropuerto Reina Sofía el primer día de paro del transporte discrecional, en el que los piquetes apedrearon tres autobuses y uno de los huelgistas fue detenido. El aeródromo recibió a 28.000 pasajeros, en su mayoría turistas, algunos de los cuales se vieron obligados a modificar sus planes de asistir al Coso del Carnaval. A las 8:00 de la mañana el puerto de Santa Cruz recibía la visita del crucero Carrousel, con casi 1.000 turistas a bordo. La mayor parte de ellos tenía que trasladarse al aeropuerto del Sur para regresar a Gran Bretaña, según informó el turoperador responsable, Airtours. Uno de sus representantes comentó que los pasajeros fueron informados a las 12 de la noche del lunes de la situación de huelga que se vivía en la Isla, lo que produjo el consiguiente malestar. No obstante, el traslado de los turistas al aeropuerto Reina Sofía y a varios hoteles tinerfeños se produjo con orden y bastante agilidad, pues los taxistas de la capital ya habían sido avisados y pudieron desplazar a unos 600 pasajeros en casi 300 taxis durante la mañana. Sebastián Sánchez, representante de los taxistas, informó de que estos traslados, pagados por el turoperador, se estaban cobrando al precio habitual, es decir, unos 50 euros (8.300 pesetas). Este primer día de paro afectó también a cerca de 28.000 personas que, a lo largo de la jornada, llegaron al aeropuerto del Sur, procedentes en su mayoría de Reino Unido y Alemania. Éstos vieron agravado su problema por la escasez de coches de alquiler, puesto que las empresas ya habían cubierto su oferta. Otros perjudicados por esta huelga fueron los grupos del Carnav, que tuvieron que desplazarse a la capital tinerfeña en autobuses de Titsa, según informó el concejal de Fiestas, José Carlos Acha, quien comentó que sólo hubo problemas con la comparsa Los Valleiros, cuyos miembros se encontraron a un piquete y no pudieron subir a la guagua, optando en su lugar por vehículos privados. A pesar de que todavía es demasiado pronto para establecer las consecuencias económicas de este paro, cabe recordar que en mayo de 2000 el sector protagonizó una huelga similar, que se prolongó cerca de once días, durante los cuales cada avión de turistas que llegaba a la Isla suponía un gasto adicional para los turoperadores de un millón de pesetas, en concepto de excursiones anuladas, coches de alquiler y taxis, en cuyo pago se gastaba cada turoperador unos 4 millones de pesetas diarios. (Diario La Opinión de Tenerife, edición digital, 13/02/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.