Diario 5426 13.11.2018 | 05:26
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El partido Unión Mallorquina conmina al Gobierno de Baleares a paralizar por ahora el cobro de la ecotasa tras los síntomas de crisis

4 marzo, 2002
El responsable de Hacienda del Consejo de Mallorca, Miquel Angel Flaquer, rogó ayer al Gobierno balear y al sector hotelero que se sienten y busquen soluciones para encarar los tiempos de crisis que se avecinan.
El responsable de Hacienda del Consejo de Mallorca, Miquel Angel Flaquer, rogó ayer al Gobierno balear y al sector hotelero que se sienten y busquen soluciones para encarar los tiempos de crisis que se avecinan. Según el miembro de Unió Mallorquina, «la ecotasa se tiene que paralizar ahora mismo y tras la temporada volver a analizar con frialdad la aplicación del impuesto turístico, siempre, con la mirada puesta en salvar la economía y el sector turístico». En este sentido, Flaquer mostró su preocupación por los síntomas de desaceleración que puede padecer la economía del archipiélago balear tras los últimos datos de la situación en Alemania y Gran Bretaña. También, Flaquer valoró de forma «positiva» la reunión que mantendrán el próximo jueves el presidente del Ejecutivo balear, Francesc Antich, con las patronales hoteleras, ya que entiende que «todo lo que sea restablecer el diálogo y mantener unas relaciones normales entre el Govern y los interlocutores de la industria turística siempre es una buena noticia». Lo que más necesita está Comunidad Autónoma, matizó Flaquer, «es ir recuperando la normalidad tras las preocupantes noticias que llegan de los principales mercados emisores, que ha obligado al Govern a revisar a la baja el crecimiento balear». Por otro lado, el responsable de Hacienda del Consell de Mallorca desveló que desde que «se puso en marcha la maquinaria de la ecotasa, desde UM han mantenido contactos con la cúpula de la Federación Hotelera, Fomento del Turismo y diferentes miembros del sector turístico para pulsar de primera mano la situación». No obstante, Flaquer quiso dejar claro: «Este es un proyecto del Pacto de Progreso, no es una Ley que nosotros hemos impulsado. Sin embargo, por nuestra fidelidad a este Ejecutivo, la actitud es la de no provocar rupturas y desacuerdos». Ante esta coyuntura, desde Unió Mallorquina «queremos ser prudentes y ante la fragilidad de la economía lo mejor es llegar a un acuerdo para cancelar por ahora el impuesto turístico». Por otro lado, los presidentes de las Federaciones Hoteleras de Mallorca, Menorca y Eivissa y Formentera han confirmado que asistirán a la reunión convocada por el máximo responsable del Ejecutivo autonómico, aunque han advertido que «los hoteleros rechazan de plano aceptar esta figura impositiva por injusta». El líder de los hoteleros mallorquines, Pedro Cañellas, entiende que «Antich quiera rebajar los niveles de crispación, un asunto que desde la patronal estamos interesados en limar». «Iré a escuchar pero la voluntad de diálogo no pasa por aceptar la ecotasa», apostilló. Por su parte, el responsable de los empresarios hoteleros de Eivissa y Formentera, Joan Bufí, espera «un cambio de actitud de Francesc Antich». Desde la Federación menorquina ha dejado también las puertas abiertas al diálogo pero prefieren ser cautos: «Vamos a escuchar y si se produce una oferta concreta ya tomaríamos una determinación». En cambio, un portavoz del Govern de Antich ha reiterado que «el aplazamiento de la ecotasa estará supeditado al grado de compromiso y propuestas que desde el colectivo de empresarios hoteleros sean capaces de poner sobre la mesa. Siembre hemos estado abiertos al diálogo». Durante los últimos días, desde que el jefe del Ejecutivo pusiera fecha y hora para una reunión con los máximos representantes de las patronales hoteleras se han sucedido diferentes reacciones. Una vieja aspiración ha vuelto a sonar como propuesta: el cobro de la ecotasa por parte de Aena. Otra, la creación de un fondo económico, destinado a proteger el medio ambiente, con la aportación de todas las empresas de las Islas y no «sólo como ahora pretende el impuesto turístico, repercutirlo sobre los establecimientos hoteleros y sus clientes», indican fuentes hoteleras, quienes reiteran que «el impuesto turístico prima a la oferta no reglada». Este último plan hace unos meses estuvo a punto de fructificar. Otros hoteleros consultados confían en que «el Ejecutivo asuma de una vez por todas la realidad y reconozca la crisis que estamos atravesando». (Cheska Díaz, diario El Mundo-El Día de Baleares, 04/03/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.