Diario 5428 14.11.2018 | 23:31
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El dictamen sobre la ecotasa sostiene que el turismo debe pagar porque usa el 25 por ciento de recursos en Andalucía

22 mayo, 2002
El turismo gasta más del 25 por ciento de los recursos naturales --entendidos éstos como energía y materia-- consumidos por la estructura económica andaluza y genera más del 15 por ciento de los residuos, "por no hablar de la ocupación del territorio, del impacto en las costas y del consumo de agua", según el dictamen sobre este asunto elaborado por el grupo de trabajo sobre la fiscalidad ambiental en el Parlamento andaluz.
El turismo gasta más del 25 por ciento de los recursos naturales --entendidos éstos como energía y materia-- consumidos por la estructura económica andaluza y genera más del 15 por ciento de los residuos, "por no hablar de la ocupación del territorio, del impacto en las costas y del consumo de agua", según el dictamen sobre este asunto elaborado por el grupo de trabajo sobre la fiscalidad ambiental en el Parlamento andaluz. De este modo, el grupo de trabajo considera en su dictamen, al que ha tenido acceso Europa Press, que el turismo, entre otras razones, debe ser objeto de fiscalidad por los recursos naturales y el impacto ambiental que genera. Concretamente, "el turismo será una de las áreas que debe estar dentro de los sectores prioritarios para el establecimiento de tributos ecológicos debido a su importancia socieconómica, los impactos ambientales que genera y la facilidad para actuar fiscalmente en función de los niveles de competencia de la Comunidad Autónoma", según el dictamen. En el dictamen se recuerda que estos costes medioambientales son asumidos por la Administración Pública con "fondos que provienen de todos", de modo que, según este documento, "estamos pagando un alto precio por este tipo de modelo de desarrollo que a todas luces es ecológicamente insostenible". Desde el punto de vista del grupo de trabajo sobre Fiscalidad Ambiental, hay un "déficit de sostenibilidad ecológica del modelo turístico actual" que "comporta a medio plazo la insostenibilidad económica", hasta el punto de que "continuar con este modelo de desarrollo es ir directo hacia la devaluación progresiva del sector". En el dictamen se plantea, de este modo, que la reconversión ecológica del sector turístico es pues "no sólo un objetivo ambiental, sino también un objetivo económico". "De esto parecen haberse dado cuenta otras comunidades turísticas, como es el caso de Baleares y Canarias, que están estudiando y poniendo en marcha medidas con este objetivo de calida ambiental", se afirma en el texto, en el que se recuerda que la 'ecotasa' balear persigue este objetivo. Sin embargo, el "mayor grado de ocupación y destrucción de la zona litoral con la denominada segunda residencia" en Andalucía y el hecho de que los propios andaluces sean demandantes de turismo dentro de su comunidad, son las dos razones principales esgrimidas en el dictamen para que el diseño de éstas sea diferente a la balear y no pueda "estar orientada a gravar a los usuarios de alojamientos turísiticos hoteleros y de acampada única y exclusivamente". Precisamente, con referencia al litoral andaluz, el dictamen aboga porque se realice una "adecuada ordenación territorial mediante la evaluación de la capacidad de carga". En este sentido, la tributación ambiental debe tanto corregir los impactos ya producidos como evitar la generación de nuevos impactos. Además, en el sector turístico adquiere "aún mayor importancia la tributación medioambiental local, debiendo ser la protagonista sobre todo en aquellos municipios en los que hay una saturación e impactos del modelo turístico permitido". En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, se recogen una serie de acciones prioritarias que se consideran necesarias para lograr que el turismo sea sostenible. Entre éstas, destacan la reestructuración de los espacios turísticos maduros mediante la integración del patrimonio natural y cultural. Además, se aboga por que se evite la "litoralización, la masificación y la concentración turística", así como por la protección de la franja litoral, porque "este espacio es el que más sufre los impactos negativos del turismo". El dictamen también señala la importancia de "diversificar y diferenciar los destinos turísticos huyendo de la estandarización y potenciando las singularidades como una nueva oferta turística que relacione cultura, naturaleza, ocio y turismo, y en la que el territorio sea protagonista fundamental". Entre las políticas a seguir para que el turismo sea sostenible, destacan el rehuir de acciones "erróneas que, con la excusa de buscar un turismo de calidad, impulsen proyectos que implican una mayor degradación del paisaje, homogeneización de la oferta, pérdida de identidad y de biodiversidad, entre otras". Además, en el documento se aboga por "buscar fórmulas" para que economía turística contribuya a la protección del medio ambiente, así como buscar el apoyo de operadores turísticos, población implicada y turistas para lograr la sostenibilidad. De este modo, los objetivos para lograr un turismo sostenible y las políticas para alcanzarlos "no dependen exclusivamente de la fiscalidad ambiental, sino de muchas otras actuaciones, que deberán estar apoyadas mediante los instrumentos económicos financieros apropiados". En el documento se recoge como uno de los "objetivos" de esta fiscalidad que tanto los empresarios como los usuarios turísticos "no obtengan beneficios de la explotación y degradación de los recursos naturales, al no asumir el costo de esta degradación".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.