España: La ocupación hotelera disminuye en Barcelona un 3,8 por ciento el primer semestre del año, pero aumentan las pernoctaciones

La ciudad de Barcelona obtuvo una ocupación hotelera del 75,98 por ciento el primer semestre del año, un 3,89 por ciento menos que en el mismo periodo de 2001, según informó en rueda de prensa ayer el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos.

La ciudad de Barcelona obtuvo una ocupación hotelera del 75,98 por ciento el primer semestre del año, un 3,89 por ciento menos que en el mismo periodo de 2001, según informó en rueda de prensa ayer el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos. Durante este periodo, el número de pernoctaciones aumentó entre un 4 y un 5 por ciento. El mes que registró mayor ocupación fue junio, que alcanzó un 85,14 por ciento, gracias al éxito del turismo de congresos. Clos explicó que julio será "sensiblemente" mejor que hace un año y agosto alcanzará el 80 por ciento, un resultado similar al agosto de 2001, gracias al empuje del Año Internacional Gaudí. Desde principios de 2002 la ocupación hotelera fue ascendiendo progresivamente. En enero alcanzó un 59 por ciento; en febrero, un 69 por ciento; en marzo, un 79 por ciento; en abril, un 82 por ciento; en mayo, un 84 por ciento y en junio, un 85 por ciento. Ninguno de estos meses superó los niveles alcanzados el mismo periodo de 2001. El mayor descenso de ocupación hotelera se dio en los establecimientos de lujo, con una caída del 6,63 por ciento, debido en buena parte a que estos hoteles aumentaron su oferta con 656 nuevas habitaciones entre enero y junio. El precio medio por habitación subió un 0,64 y se situó en 116,34 euros, frente a los 115,60 euros del primer semestre de 2001. No obstante, los ingresos por habitación fueron de 88,40 euros, un 4,26 por ciento menos. El mayor descenso se dió en los hoteles de cinco estrellas, con una caída del 7,6 por ciento. Clos atribuyó la caída de la ocupación al incremento de hoteles en la ciudad. En 2002 está prevista la construcción de casi 1.500 habitaciones, mientras que entre 2002 y 2005 habrá 8.536 nuevas habitaciones. Además, se construirán más de 3.000 habitaciones en el área metropolitana, sobre todo en L'Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Santa Coloma y Badalona. Según Clos, "el número de plazas emergentes no está compensado por el aumento de turistas". En su opinión, "para continuar con una oferta de calidad y mantenerse en un nivel de ocupación del 80 por ciento, Barcelona necesita aumentar las pernoctaciones en 3,5 millones anuales". En la actualidad, los turistas realizan unos 8 millones de pernoctaciones cada año. El presidente del Gremio reiteró que la ciudad necesita mejores infraestructuras para atraer más turistas. Clos pidió a las admimistraciones que finalicen las obras de ampliación del puerto y del aeropuerto, así como el tren de alta velocidad, el Centro de Convenciones y varios proyectos urbanísticos, entre los que citó el Forum de las Culturas 2004 o la oferta lúdica y de museos. En este sentido pidió al Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona más presupuestos en la promoción de la ciudad. Clos advirtió de que sin las infraestructuras suficientes y con la nueva oferta hotelera existe el riesgo de que Barcelona reduzca su ocupación hasta un 70 por ciento, lo que calificó de "preocupante" porque "significaría que puede empezar a perder calidad hotelera". No obstante, Clos aseguró que el 75,98 por ciento de ocupación hotelera obtenido en el primer semestre del año indica que "Barcelona está funcionando" y aseguró que "figura entre las ciudades europeas con más pernoctaciones". París, Londres y Berlín continúan liderando el ranking y después figuran una serie de ciudades, como Barcelona. Clos destacó que Madrid está cuatro puntos por debajo de Barcelona en cuanto a pernoctaciones y "se están creando infraestructuras" que favorecen la imagen de la ciudad y el atractivo turístico. El presidente del Gremio aseguró que la inseguridad ciudadana por el aumento de hurtos a turistas "ha sido un factor que ha jugado en contra", pero remarcó que, según las previsiones, esta situación mejorará este verano. En esta misma línea, Clos destacó el aumento de policías en las calles y el freno a la reincidencia. En su opinión "este verano nos irá muy bien gracias a que disminuirá la inseguridad". Para el conjunto del año, el Gremio de Hoteleros prevé alcanzar una ocupación similar a los primeros seis meses. Esta tendencia decreciente se inició el año pasado, cuando los hoteles alcanzaron una ocupación del 77,36 por ciento, frente al 82,08 por ciento de 2000. Desde marzo de 2002, la puesta en marcha del Año Gaudí ha supuesto un éxito para la ciudad de Barcelona y su número de visitantes ha permitido que el descenso en la ocupación hotelera no haya sido mayor, según Clos. Asimismo, la celebración de tres grandes congresos (Rotary, Microsoft y Sida) entre junio y julio atrayeron a miles de delegados. El Gremio de Hoteles de Barcelona está formado por 262 establecimientos del área metropolitana de la ciudad, incluyendo hoteles, apartamentos y pensiones. El Gremio representa a más del 98 por ciento del sector, con un total de 18.524 habitaciones. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.