España: Los hoteleros de Benidorm exigen más promoción y se ofrecen para financiar campañas turísticas

Los hoteleros de Benidorm exigen más y mejores promociones turísticas. Así lo plantearon ayer ante el Consejo Municipal de Turismo que no se reunía desde el pasado mes de diciembre. El órgano de debate, presidido por el alcalde, Vicente Pérez Devesa, sirvió de marco para que empresarios como el propietario del Gran Hotel Bali, Joaquín Pérez Crespo ofreciera colaboración para financiar, junto con la Administración, campañas tendentes a captar nuevos turistas.

Los hoteleros de Benidorm exigen más y mejores promociones turísticas. Así lo plantearon ayer ante el Consejo Municipal de Turismo que no se reunía desde el pasado mes de diciembre. El órgano de debate, presidido por el alcalde, Vicente Pérez Devesa, sirvió de marco para que empresarios como el propietario del Gran Hotel Bali, Joaquín Pérez Crespo ofreciera colaboración para financiar, junto con la Administración, campañas tendentes a captar nuevos turistas. La necesidad de hacer frente a «un año difícil» por la recesión económica que afecta a países emisores de clientes y de buscar fórmulas para hacerlo centró el debate en el que no faltaron reproches a carencias tan importantes como la falta de una estación de autobuses en una ciudad líder en el sector turístico. El alcalde anunció que el próximo mes se pondrá la primera piedra y que en un año Benidorm tendrá estación. Sin embargo, tampoco se dejó en el tintero la exigencia de mayor seguridad y mejor limpieza para evitar que el éxito que ha acompañado a Benidorm en los últimos años pueda quedar en el olvido si la calidad de la planta hotelera no se ve acompañada por una mejora de lo que el turista observa cuando traspasa las puertas de su alojamiento para pisar la calle. Tanto el subsecretario de la Agència Valenciana de Turismo, Roc Gregori como el alcalde de Benidorm dibujaron un panorama turístico excelente teniendo en cuenta las bajadas de ocupación que se han registrado en otros destinos. Tanto Pérez Devesa como Gregori minimizaron que la ocupación hotelera haya caído en Benidorm «dos o tres puntos» y lo achacaron al aumento de plazas hoteleras. Gregori indicó que por cada 1.000 plazas es necesario captar 40.000 clientes, un reto difícil que «se está alcanzando» añadió. Por su parte, el diputado de Turismo, Matias Pérez Such indicó que «ahora mismo sería absurdo plantear nuevos proyectos hoteleros porque ya hay previstas 22.000 camas nuevas. Eso no significa que deba haber una moratoria. Los propios empresarios saben cómo regularse». (A. V. Diario Información, 06/09/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.