Diario 5718 20.10.2019 | 05:24
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista con el alcalde de Lloret de Mar, Jaume Dulsat

"España no se toma en serio el turismo ni legisla a favor del sector"

"Los destinos maduros aportamos mucha riqueza al conjunto del país pero también necesitamos ayuda" 5 octubre, 2018
  • Lloret de Mar (1,2 millones de turistas al año) está "a mitad del camino" de su proceso de transformación
  • Las reformas integrales de varios hoteles han marcado un punto de inflexión en Lloret
  • La conexión con la autopista a Barcelona será un revulsivo que podría atraer inversiones

Lloret de Mar, destino de la Costa Brava que el año pasado recibió 1,2 millones de turistas, está "a mitad del camino" de su proceso de transformación, según explica su alcalde, Jaume Dulsat. Las reformas integrales de varios hoteles han marcado un punto de inflexión y la conexión con la autopista (las obras comenzarán el año que viene) podrían atraer nuevas inversiones. Junto con Arona, Adeje, Benidorm, Calviá, Salou, San Bartolomé de Tirajana y Torremolinos, Lloret forma parte de una alianza de grandes municipios turísticos de sol y playa. "En España no se legisla a favor de un sector que representa el 12% del PIB y que en épocas de recientes crisis seguía tirando del carro. Y ahora que otros sectores funcionan bien, resulta que comienza a molestar el turismo", apunta Dulsat.

¿Cuántos habitantes tiene Lloret de Mar?

39.000. Por otra parte, tenemos una población estacional fija de 16.000 personas anuales (de segundas residencias, gente que viene a trabajar, etc)

¿Y en un día de verano en temporada alta cuántos turistas hay?

Teniendo en cuenta que tenemos 30.000 camas de hotel, 3.000 viviendas de uso turístico legales (con una media de 6 plazas), más campings, etc, nos movemos en un volumen de unos 100.000 turistas en un día cualquiera de verano.

Estas cifras siempre nos llevan a la cuestión de la financiación de los municipios turísticos…

Pues sí. Deben tenerse en cuenta las infraestructuras, los servicios, la sanidad, la movilidad, los suministros… Y el problema, como todo el mundo sabe, es que las administraciones locales están dimensionadas para la población censada, en nuestro caso 39.000 habitantes. Evidentemente, si miras el presupuesto municipal de una ciudad de 39.000 habitantes que no sea turística, siempre será inferior al de un destino como Lloret de Mar porque aquí tenemos más actividad económica, más empresas, más ocupaciones de vía pública, se generan más tributos, etc. Pero aún así, nunca es suficiente para satisfacer toda la demanda de servicios e infraestructuras que tenemos. Además, no se percibe todo el IVA que se recauda para el Estado en los grandes municipios turísticos ni toda la riqueza que generamos para los municipios limítrofes.

"Los 8 grandes municipios turísticos de España representamos el 0,9% de la población pero somos el 4% de todo el empleo turístico y el 20% de todas las pernoctaciones de viajeros extranjeros"

Turistas en una calle de Lloret de Mar, la semana pasada.

¿La alianza de los 8 municipios turísticos, de la que Lloret forma parte, está dando algún fruto?

Yo diría que sí. Nos ayuda a ser influyentes ante las otras Administraciones. Los indicadores demuestran que como destinos maduros aportamos mucha riqueza al conjunto del país pero que también necesitamos ayuda.

¿Y algún día se arreglará la Ley de financiación local, para que por ejemplo los municipios turísticos se queden una parte del IVA que recaudan?

Es curioso, porque de acuerdo con la ley actual, Lepe está considerado municipio turístico pero no Lloret de Mar. Legislativamente, este país no se toma seriamente el turismo teniendo en cuenta toda la riqueza que genera. Y esto va más allá de si hacemos un Ministerio de Turismo o no. Si una empresa como la Seat o una proveedora de la automoción quiebra y 1.000 personas se van a la calle, todo el mundo a correr, a aprobar ayudas y a legislar a favor. En cambio, el turismo como ya funciona, como ya segmentamos bien, tenemos sol y playas fantásticas, un estupendo patrimonio cultural y una gran gastronomía…. pues desde el Estado se dice “Éstos ya van haciendo, ya les va bien”. Y realmente no se legisla a favor de un sector que representa el 12% del PIB y que en épocas de recientes crisis seguía tirando del carro. Y ahora que otros sectores funcionan bien afortunadamente, resulta que comienza a molestar el turismo y que el turista ya no es tan bienvenido, cosa que no nos podemos permitir.

Jaume Dulsat, alcalde de Lloret de Mar.

El año pasado se anunciaron en Lloret de Mar una serie de proyectos para la renovación del destino. Se dijo entonces que el sector privado invertirá 60 millones de euros en reformas de hoteles durante el período 2017-2019 mientras que las administraciones catalanas invertirán 3,7 millones. ¿En qué fase se encuentra todo esto?

Los proyectos van avanzando en paralelo. En los dos primeros años ya se han ejecutado grandes proyectos o justo comienzan ahora por valor de 47 millones de euros. Por ejemplo, este octubre comienzan las obras de renovación de un hotel con un coste de 28 millones de euros. También este año se renuevan dos establecimientos más que pasan a ser hoteles boutique. Y el año pasado se abrió un establecimiento nuevo que costó 9 millones de euros. Por lo que respecta a las inversiones públicas, se están realizando ya diferentes acciones contempladas en el plan operativo (mejoras urbanísticas, wifi, etc) pero con 3,7 millones de euros no transformas realmente Lloret de Mar.

El gran revulsivo para Lloret de Mar será la conexión con la autopista: las obras comenzarán el año que viene y la nueva infraestructura podría atraer inversiones al destino

Hablando de inversiones públicas... En la actualidad hay una autopista que va desde Barcelona a Blanes, a solo siete kilómetros de Lloret, pero la vía se queda cortada ahí...

La autopista tendría que haber llegado a Lloret de Mar hace 25 años... Ahora se ha aprobado una conexión que tendrá tres carriles en total hasta la autopista: representará una inversión de 62 millones de euros y las obras tendrían que comenzar en 2019. De hecho, de las ocho municipios turísticos de la alianza, somos los únicos que no tenemos acceso a vía rápida.

Pero hay voces contrarias a esa nueva infraestructura...

Las infraestructuras son muy importantes para un destino maduro y tan grande como el nuestro. Hay gente que considera que no debería llegar la autopista a Lloret de Mar, pero plantearnos si es necesaria o no esta infraestructura en el siglo XXI, en un destino con más de un millón de turistas al año, me parece que no es justo. Somos un portaaviones del turismo y necesitamos un motor para un portaaviones.

¿Y esa autopista qué va a representar para el sector turístico de Lloret de Mar?

La autopista va a ser un desatascador. Si no estás bien conectado, las empresas no se plantean venir a hacer inversiones. Estamos persiguiendo inversiones muy importantes, que cuando sea el momento las explicaremos, pero nos dicen: si no hay una buena conexión, si no hay una autopista, no iremos. Es de sentido común.

La imagen de Lloret de Mar se vincula a un turismo fiestero: en la década de 1980 el destino se anunciaba como la barra de bar más grande de Europa. Pero hay otros segmentos al alza

¿Qué imagen considera que proyecta actualmente Lloret de Mar?

Creo que proyectamos una imagen de cambio positivo y que estamos a mitad del camino. Hay que analizar de dónde venimos: en la década de 1980, Lloret se anunciaba como la barra de bar más larga de Europa. Y esto tiene unas consecuencias, porque la oferta segmenta hacia un tipo de turismo. En la actualidad, los diferentes segmentos tienen que coexistir.

¿Qué segmentos?

Disponemos de un Convention Bureau propio desde hace diez años y tenemos 25.000 delegados al año que vienen hacer turismo MICE a Lloret, que llegan en temporada media-baja. Recibimos 65.000 turistas deportivos, con múltiples eventos y equipos entrenando a lo largo del año, destacando el ciclismo o el triatlón. Turismo familiar: somos el único destino de la Costa Brava que tiene atracciones acuáticas dentro de los hoteles, hay cuatro establecimientos y en proyecto dos más. Y por otra parte también comienzan a aparecer hoteles adults only, ya hay media docena.

¿Y de aquí a 5 años cómo será Lloret de Mar?

Con la llegada de la autopista y de algún otro gran proyecto, habremos hecho el giro definitivo. La prueba es que cada vez hay más hoteles que se están reposicionando y especializando a través de reformas integrales. En cinco años, tendremos un destino mucho más segmentado y quienes no lo hagan bien acabarán siendo expulsados del mercado.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.