Marruecos invierte 9.000 millones de euros para competir con Andalucía y Canarias

El Gobierno de Marruecos prepara un plan a ocho años, valorado en 9.000 millones de euros, para activar la industria turística en toda la zona costera. El proyecto, denominado Vision 2010, tiene como objetivo competir con el modelo hotelero vacacional de Canarias y Andalucía. Para ello, se promoverá la construcción de 80.000 habitaciones con 230.000 camas y la entrada de 10 millones de turistas. 'Se trata de revitalizar el litoral y desarrollar seis complejos de ocio, de salud y deportivos imitando las fórmulas con éxito desarrolladas en España, sobre todo, en Canarias y Andalucía', dice Guillermo Portella, socio director de Asesores en Turismo, Hotelería y Recreación (THR).

El Gobierno de Marruecos prepara un plan a ocho años, valorado en 9.000 millones de euros, para activar la industria turística en toda la zona costera. El proyecto, denominado Vision 2010, tiene como objetivo competir con el modelo hotelero vacacional de Canarias y Andalucía. Para ello, se promoverá la construcción de 80.000 habitaciones con 230.000 camas y la entrada de 10 millones de turistas. 'Se trata de revitalizar el litoral y desarrollar seis complejos de ocio, de salud y deportivos imitando las fórmulas con éxito desarrolladas en España, sobre todo, en Canarias y Andalucía', dice Guillermo Portella, socio director de Asesores en Turismo, Hotelería y Recreación (THR).El Gobierno creará complejos con hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas a precios competitivos para conseguir unos ingresos en estos ocho años de unos 48.000 millones de euros. Aunque por ahora no hay empresas españolas de inversión vinculadas en ningún proyecto, no descartan que surjan posibilidades cuando se aclaren las relaciones políticas entre los dos países. De momento, la base del proyecto está financiada por el Banco Mundial. Turismo de Marruecos estima que 'la mayor parte de la iniciativa será impulsada por el capital saudí, aunque también se contempla que aparezcan empresas de otros lugares del mundo que estén interesadas en el plan'. Portella señala que 'Agadir y el litoral de Rabat son dos lugares con gran potencial, muy atractivos para desarrollar complejos de ocio, deportivos o de salud y cuentan con el aliciente de disfrutar de incentivos fiscales propuestos por el Gobierno marroquí'. THR, ubicada en Barcelona, está realizando el plan de negocio y el estudio preliminar del proyecto de Taghazout, a 15 kilómetros de Agadir. También está presente en otro plan de desarrollo turístico del litoral de Rabat. El proyecto Vision 2010 se realizará en cuatro fases. En una primera, el Gobierno venderá los terrenos a los promotores seleccionados del proyecto aunque será el propio Ejecutivo el que administrará los servicios de primera necesidad como el agua, la electricidad y las infraestructuras en telecomunicaciones. El propósito del plan es abrir los primeros complejos hoteleros en el año 2005. Los lugares elegidos para la primera fase de construcción son la Playa Blanche, Magador, El Haouzia, Khémis Sahel, Saidia y Taghazout. El hecho de que este proyecto marroquí pretenda competir con algunas zonas de España no preocupa de momento a los hoteleros españoles. La patronal de Canarias no considera que Marruecos sea 'un gran competidor como para que su actividad se vea amenazada', aunque opina que este mercado 'será muy atractivo a largo plazo, cuando las relaciones entre ambos países se hayan calmado'. A pesar de que la patronal canaria no recomienda a las cadenas españolas 'invertir en ese país sin apoyo gubernamental', cadenas como Riu, Sol Meliá y Barceló se han arriesgado y han realizado inversiones en establecimientos y complejos turísticos. Riu abrirá dos establecimientos en Agadir el próximo diciembre con capacidad para 1.000 personas. La cadena Sol Meliá también apostó hace tres año por invertir en este mercado que considera 'muy atractivo para la política de expansión de la cadena'. Cuenta con cuatro establecimientos y espera abrir otro en 2005. También Barceló Hotels & Resorts ha firmado un acuerdo con el grupo hotelero tunecino Sangho, por el que cinco de sus establecimientos, cuatro en Túnez y uno en Marruecos, se incorporarán al grupo español en régimen de franquicia. Según la empresa, esta operación le ha permitido ampliar su presencia en dos países del norte de África en los que no tenía ningún establecimiento, contando ya con más de 1.100 habitaciones en la zona. Si se incluyen los hoteles que posee en Cabo Verde, el grupo suma diez establecimientos en el continente africano. La industria turística de Marruecos ha visto aumentar sus ingresos un 13,7% al año desde 1996. Este boom se ha visto favorecido por la inversión de muchas compañías internacionales que en su día tomaron la decisión de estar presente a pesar de la difícil situación. Así, compañías como la francesa Accor, y los turoperadores TUI, Thomas Cook, Club Med, Fram y Oberoi ya habían apostado anteriormente por este país. En conjunto, estos grupos han invertido 1.500 millones de euros en crear 39.400 camas. La cadena española Sol Meliá considera a Marruecos como 'uno de los destinos más estratégicos pese a la crisis que vive tras los atentados del pasado 11 de septiembre'. De hecho, gestiona cuatro establecimientos y proyecta desarrollar un complejo turístico de cinco estrellas en Agadir. Está a la espera de socios. (A.N., diario Cinco Días, 26/09/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.