Diario 5664 18.08.2019 | 14:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de Xavier Canalis

Los cuatro peores escenarios para el turismo de un Brexit sin acuerdo

10 diciembre, 2018
  • Sin un acuerdo de control de fronteras, el primer impacto afectaría a los aeropuertos, donde se formarían grandes colas
  • Las aerolíneas del Reino Unido podrían perder sus licencias de operación para los países de la Unión Europea
  • Un Brexit sin acuerdo podría significar una devaluación de la libra esterlina del 10% y dejar la economía británica tocada

Análisis/ La Cámara de los Comunes del Reino Unido será el escenario este martes 11 de diciembre de una votación trascendental para el futuro del país... Y de la industria turística. Está en juego un Brexit ordenado o caótico. La primera opción sigue generando incertidumbres. La segunda posibilidad puede abrir un abismo donde ni se verá el fondo.

Cabe recordar que a mediados de noviembre Bruselas y el gobierno de Londres llegaron a un principio de acuerdo para el Brexit.

Si dicho acuerdo recibe el visto bueno del Parlamento británico, entonces se pondría en marcha un proceso de salida de la Unión Europea más o menos suave y mediante un período transitorio que se prolongaría hasta el 31 de diciembre de 2020.

¿Qué ocurrirá si la primera ministra Theresa May no logra suficientes votos que respalden su plan de salida? Nadie lo sabe.

El Reino Unido abandonará la UE el próximo 29 de marzo, con o sin acuerdo.

"Si eres una empresa turística es extremadamente difícil diseñar un plan de contingencia para un Brexit sin acuerdo. Es casi preguntarte cómo te preparas ante el impacto de un asteroide", reflexionaba Tom Jenkins, CEO de la asociación ETOA, durante la feria World Travel Market de Londres hace unas semanas.

A continuación sintetizamos los cuatro peores escenarios que un Brexit sin acuerdo significaría para el sector turístico.

1.- Colas para entrar a España

El Reino Unido forma parte de la UE pero no forma parte de la zona Schengen. Por dicho motivo, un viajero británico que aterriza en un aeropuerto español debe pasar por el control de fronteras.

Sin embargo, ese turista está accediendo a la zona Schengen como un ciudadano de la Unión Europea, por lo que esos controles de frontera son más relajados y rápidos.

Sin embargo, un Brexit sin acuerdo podría complicar mucho la movilidad de las personas.

Es decir, los funcionarios de inmigración españoles estarían obligados a preguntar a todos esos viajeros británicos que ya no forman parte de la UE cuál es la duración de su viaje, el propósito de su visita y si es necesario dónde se van a alojar.

Dicho trámite puede llevar 90 segundos más respecto a la verificación normal del pasaporte.

"90 segundos no parece mucho si eres el primero o segundo de la cola. Pero si formas parte de un grupo de turistas británicos que acabas de salir de un avión de 250 pasajeros, eso puede significar hasta una espera aproximada de cuatro horas", advierte Tom Jenkins.

Cabe recordar que España recibió casi 19 millones de viajeros del Reino Unido el año pasado. Ver también ¿Deberán pagar 7 euros los turistas británicos para viajar a España?

2.- Suspensión de acuerdos aéreos

"Dejar el Mercado Único de Aviación de la Unión Europea en marzo próximo sin un acuerdo de reemplazo privaría a la mayoría de las aerolíneas del Reino Unido de sus licencias de operación para los 27 países", según un informe que maneja el gobierno de Theresa May.

Asimismo, un Brexit sin acuerdo afectaría las rutas con terceros países que han sido acordadas con la UE.

"Si no hay arreglos alternativos al mercado único, sería tan malo como sugieren los peores temores: los aviones no podrían volar", dijo el economista jefe del Instituto de Asuntos Económicos del Reino Unido. Ver también Brexit: cierre de rutas sin un acuerdo con la UE.

3.- Limbo para trabajadores y empresas

Los turoperadores turísticos británicos desconocen si, en caso de un Brexit sin acuerdo, podrán seguir recurriendo a guías turísticos del Reino Unido para llevar por España a grupos de viajeros angloparlantes, por ejemplo de Estados Unidos, Canadá, etc.

La asociación ETOA reconoce no saber cuál sería el estatus de esos profesionales; o si los autobuses tendrán permiso para moverse por las carreteras de la UE; o si empleados británicos podrán seguir trabajando en España como representantes de los turoperadores.

Por otra parte, hasta ahora los operadores turísticos con sede en el Reino Unido pueden usar el llamado TOMS (Tour Operator’s Margin Scheme), un mecanismo que permite trabajar a las compañías que están dentro de la Unión Europea.

Pero en caso de un Brexit sin acuerdo, las autoridades españoles podrán exigir a cualquier compañía británica que se registre para liquidar impuestos en España y completar los formularios españoles del IVA.

4.- Crisis en el Reino Unido

Un Brexit sin acuerdo podría significar una devaluación de la libra esterlina del 10% y dejaría la economía británica en un estado vacilante, según un informe presentado por Euromonitor en la World Travel Market.

Incluso podría haber dificultades para importar mercancías del todo necesarias (alimentos para supermercados, componentes para las fábricas, etc), lo que agravaría la incertidumbre entre la población británica.

Todo ello frenaría la demanda de viajes al exterior. En ese hipotético escenario, al llegar el año 2022 se perderían cinco millones de viajes al extranjero respecto a una situación de Brexit acordado, indica Euromonitor.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.