Diario 5324 17.07.2018 | 00:34
Hosteltur: Noticias de turismo
Impulsar un destino que empezaba a superar la primavera árabe

Túnez estudia medidas fiscales para incentivar la llegada de turistas

La ministra asegura que se ha puesto en marcha un plan para garantizar la seguridad en las zonas más visitadas 15 abril, 2015

La prioridad del Gobierno de Túnez es la seguridad, explicó ayer la ministra de turismo de este país, Elloumi Rekik, en una rueda de prensa celebrada en Madrid. Añadió que ya lo era antes del atentado que el 18 de marzo acabó con la vida de 21 personas en el Museo Nacional del Bardo -entre ellas dos españoles-, pero insistió en que pondrán aún más empeño en este objetivo para recuperar la confianza de los inversores y de los turistas. De hecho, se ha adoptado un paquete de medidas para garantizar la seguridad en las zonas turísticas. Asimismo, el Ejecutivo estudia medidas para incentivar la llegadas de viajeros extranjeros, ya que después del ataque, varios cruceros suspendieron sus escalas en este destino y las reservas se han ralentizado.

Elloumi Rekik señaló que el Gobierno y el Ministerio de Turismo estudian la posibilidad de establecer "ventajas moderadas y temporales" para que los touroperadores, las agencias de viaje y las compañías aéreas sigan confiando en Túnez como destino turístico. Medidas sobre las que se pronunciará el Ejecutivo próximamente, como la rebaja fiscal solicitada por los hoteles.

No obstante, la ministra lanzó un mensaje de tranquilidad y explicó que se han tomado medidas para garantizar la seguridad en las zonas turísticas. Túnez "ya está preparado para recibir a los turistas", afirmó. Lo que no significa que no se vayan a seguir ampliando las precauciones. "Queremos tener un nivel de seguridad similar al de París, Londres, Nueva York o Madrid, pero queremos tener todo bajo control y hace falta tiempo", indicó.

La ministra explicó que su país disfruta ahora de una etapa de estabilidad política después de varias elecciones democráticas y afirmó que el atentado fue un ataque "contra la democracia" y se han impulsado políticas para proteger las principales instituciones del país, además de los lugares turísticos.

La ministra de Turismo de Túnez ofreció una rueda de prensa en la sede la OMT, en Madrid, acompañada por el secretario general de esta organización, Taleb Rifai.La ministra de Turismo de Túnez ofreció una rueda de prensa en la sede la OMT, en Madrid, acompañada por el secretario general de esta organización, Taleb Rifai.

Elloumi Rekik cree que es pronto para conocer el impacto del atentado sobre el turismo. "Todavía no podemos evaluar las cifras", señaló. Reconoce que hay una ralentización de las reservas, pero explica que "es la misma tendencia que vemos en todo el mundo. Este tipo de impactos no se pueden medir inmediatamente, hace falta tiempo". El propio secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, añadió que hasta julio o agosto no se podrá valorar el impacto.

La ministra explicó que desde 2011, coincidiendo con el movimiento social y político que acabó con el régimen liderado por Zine el Abidine Ben Alí, se ha producido un notable descenso de turistas. A modo de ejemplo, afimó que antes de esa fecha les visitaban 1,4 millones de franceses -su principal mercado- y después se redujo casi a la mitad, 740.000. No obstante, sostiene que a pesar del descenso de viajeros, "la cifra de negocio no ha variado mucho por la revaluación del dinar y la devaluación del euro".

Exceltur

El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, por su parte, dijo ayer en una rueda de prensa anterior a la de la ministra que aún no pueden calcular cuántos turistas podrían desviarse a España por los sucesos de Túnez. No obstante, afirma que han podido constatar que grandes touroperadores europeos han empezado a negociar de manera rápida con nuestro país. Destacó, además, el incremento registrado por los turistas franceses e italianos hacia España en los últimos meses, "grandes visitantes de Túnez", señaló.

Exceltur estima que desde 2012, las tensiones sociopolíticas del norte de África han desviado a España entre seis y ocho millones de turistas.

Diversificar

Por otro lado, Elloumi avanzó que el Ejecutivo tunecino trabaja en un proyecto para diversificar la oferta de sol y playa que concentra el 80% de la actividad del sector. El plan se centra en cuatro ejes básicos: la calidad, la formación, el impulso a la diversidad de los productos y la reconstrucción de la imagen turística del país.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.