Temas de portada HOSTELTUR

Turismo de masas: ¿podemos seguir creciendo?

Arrecia el debate sobre la capacidad de carga de los destinos

El año 2015 probablemente se cerrará con cerca de 1.178 millones de turistas internacionales, un 4% más. Pero mientras en algunos destinos emergentes se desea seguir recibiendo cada vez más turistas, en otros -afectados ya por la masificación- comienzan a plantearse serias dudas sobre las consecuencias de esta tendencia global de crecimiento. España no ha escapado a este debate, todo lo contrario, tal como expone el tema de portada de la revista HOSTELTUR de noviembre.

Cabe recordar que según las previsiones a largo plazo de la OMT, hacia el año 2030 se alcanzarán los 1.800 millones de viajes internacionales por motivos de ocio, trabajo, visitas a familiares o amigos, peregrinaciones religiosas o tratamientos de salud.

Pero el debate sobre este crecimiento turístico a nivel global en muchas ocasiones gira en torno a la siguiente pregunta: ¿Pueden los destinos poner límites al número de visitantes en un mundo cada vez más abierto e interconectado?

De hecho, durante el verano de 2015 el turismo ha sido noticia en España debido a los récords en las llegadas que se están batiendo en diferentes destinos de costa y urbanos, pero también por los problemas asociados que conlleva esta avalancha de personas (y vehículos también en numerosos casos): congestión, aglomeraciones, ruidos, déficits de infraestructuras…

La inestabilidad en el norte de África y Oriente Medio es una de las causas que explican este crecimiento de turistas en España.

¿Pero están los destinos españoles (sus carreteras, plantas depuradoras de agua, servicios de limpieza, playas, espacios protegidos, monumentos...) preparados para estas avalanchas, que se concentra sobre todo en los meses de verano?

La capacidad de carga es un concepto clave a tener en cuenta, según advierten expertos en turismo sostenible en el tema de portada de la revista.

De hecho, la llegada de turistas internacionales a España durante los meses de verano ha crecido un 6%.

Y según manifestó el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, España probablemente cerrará el año 2015 batiendo un nuevo récord en la llegada de turistas, alcanzando los 68 millones de viajeros internacionales. Esto es, tres millones más respecto a 2014, un ejercicio que ya fue récord.

Imagen de las Ramblas de Barcelona, uno de los puntos turísticos más concurridos de España.Imagen de las Ramblas de Barcelona, uno de los puntos turísticos más concurridos de España.

Ante estos crecimientos continuos, las autoridades locales y regionales de algunos destinos turísticos preparan o lo han hecho ya la implantación de impuestos turísticos, cuya recaudación se destinaría -en teoría- a contrarrestar los efectos no deseados o externalidades del turismo.

Igualmente se plantea la suspensión de licencias hoteleras e incluso limitar el número de cruceros. Pero según advierte José Manuel Soria, el establecimiento de tasas o moratorias pueden “disuadir a los turistas”.

Lo cierto es que debate va a más a medida que aumenta la llegada de turistas y es una tema especialmente sensible en destinos como Barcelona, Baleares, Canarias… Y es que muchos temen que se reproduzca el llamado “Síndrome de Venecia”.

Así, a mediados de julio, el nuevo consejero de Innovación, Investigación y Turismo de Baleares, Biel Barceló, declaró que la capacidad turística de las islas durante el verano está "agotada y completa".

Por su parte, el nuevo presidente de las islas, Fernando Clavijo, manifestó: “La capacidad que tiene Canarias para asimilar turismo hay que debatirla. Tenemos que fijar una limitación que sea respetuosa con nuestro medio ambiente y que no deteriore y acabe matando nuestro valor añadido, que es la naturaleza, el espacio y la calidad que ofrecemos".

Y es que la tendencia global de crecimiento va a continuar, impulsada sobre todo por los mercados emergentes.

Pero según advertía un informe del año 2013 elaborado por la consultora Pwc, la temporada estival concentra el 40% de las visitas que recibe España por lo que el crecimiento turístico debería ir ligado a la desestacionalización, no a poner más turistas en los mismos lugares en las mismas fechas.

Porque al fin y al cabo, según apuntaban los directivos de la industria turística consultados, la mitad de los viajes internacionales en el mundo están motivados por otros tipos de turismo diferentes al sol y playa.

El tema de portada de la revista HOSTELTUR (con el análisis de los casos de Baleares, Barcelona, Costa del Sol, Canarias y Venecia) se puede descargar como documento pdf al final de esta noticia.

 

Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Carlos29/09/2015 10:09:07

El problema es que nuestros responsables turísticos siguen fomentando el turismo de masas ansiosos por poner el cartel de "Record de visitantes en ..." despreciando alternativas más sostenibles y deslocalizadas o incluso premiando a los grandes touroperadores y ninguneando a quienes hacemos lo posible por captar el turismo en origen y hacerles ver que hay mucho más que playas.

Los resultados son evidentes, pero hay que cambiar el modelo y los responsables de turismo, desde el Gobierno a la última autonomía. A pesar de ello, no niego que existan honrosísimas excepciones.

51 Más comentarios del lector Responder

RED ALBERT1/10/2015 12:10:55

Por fin! Por fin llega el debate sobre la capacidad de carga turística... Ni siquiera en los propios medios del sector se había hablado sobre el tema hasta este momento. Han tenido que salir l@s vecin@s de la Barceloneta a las calles y ha tenido que llegar la voz de l@s vecin@s a las instituciones para que por fin el tema sea noticia. Mientras tanto hemos tenido que aguantar situaciones realmente kafkianas. Un ejemplo muy sencillo: Barcelona: Plaza Reial: 1.669 sillas privadas (de terrazas de bares y restaurantes, ¡ah! 452 mesas) frente a solo 8 sillas públicas (y ningún banco)... Así vamos bien...

11 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Alb3rRamos2/10/2015 10:10:56

La respuesta a la pregunta es clara: podemos y debemos seguir creciendo. Este debe ser el objetivo de todo destino. Ahora bien la clave está en cómo hacerlo sostenible tanto para el medio ambiente como para los residentes.

Hay destinos en los que las tasas turísticas son inevitables y, junto a estas, la imposición de cupos de visitantes en determinadas fechas, lo que jugará en favor de un aumento de los precios. Un mayor control de las licencias turísticas; el desarrollo y potenciación de destinos alternativos; campañas de concienciación popular en los destinos, etc etc etc

21 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.