La enorme autopista de aviones sobre el Atlántico Norte

Sobre el mar, donde no hay cobertura de radar ni control de tráfico aéreo, los aviones no vuelan como normalmente lo hacen: tienen que seguir una serie de pistas aéreas señaladas cada día que funcionan como autopistas en el cielo, tal y como explican en el siguiente vídeo Wendover Productions.

Si bien ya se ha hecho rutina, cruzar el Atlántico es uno de esos milagros modernos en la aviación. En concreto el Atlántico Norte es el espacio aéreo más saturado del mundo y los más de 2.000 aviones que a diario lo atraviesan tienen que solicitar el día anterior su pista aérea específica para ese vuelo.

Previamente en el plan de vuelo los pilotos ya han acordado la ruta, los puntos de entrada y de salida al mar y durante el vuelo se va revisando y comprobando la posición del avión de manera frecuente, con la información de sus propios instrumentos y mediante comunicaciones vía radio, satélite y datos, siguiendo las North Atlantic Minimum Navigation Performance Specifications de la Organización de Aviación Civil Internacioal (OACI), al no existir separación mínima asignada y controlada por un ATC.

Las autorizaciones y asignación de rutas con destino a Europa son dadas por centro de control oceánico Gander, en Terranova, Canadá; y con destino a América, el centro de control oceánico Shanwick, en Prestwick, Escocia, que cuentan con modernos sistemas y un cuerpo de muy eficientes controladores. Las rutas para los cruces a través del Atlántico cambian diariamente. Las rutas son publicadas por cada centro oceánico cada 24 horas.

La enorme autopista virtual sobre el Atlántico NorteLa enorme autopista virtual sobre el Atlántico Norte

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.