Alquiler de pisos turísticos

Alianza de ciudades europeas contra Airbnb

Los destinos urbanos comparten experiencias en Barcelona

Airbnb es uno de los factores disruptivos que ha alterado el turismo urbano y las ciudades europeas quieren ponerle freno de manera coordinada. Al menos, ésa es la intención mostrada ayer por representantes de una quincena de urbes durante un encuentro organizado por el Ayuntamiento de Barcelona.

En dicho encuentro, uno tras otro los representantes municipales acusaron a Airbnb más o menos de los mismos males: la plataforma digital sería una de las principales causantes del auge de la oferta ilegal de alojamiento; de ejercer una mayor presión turística y molestias que sufren los vecinos; de disparar los precios de los alquileres convencionales…

Es cierto que Airbnb ha llegado a acuerdos con varias ciudades europeas para cobrar la tasa turística, pero en otras ciudades como Barcelona, la plataforma ha sido multada y se le requiere para que deje de comercializar miles de viviendas de uso turístico que no disponen de las correspondientes licencias.

Nuevos impuestos

El geógrafo Oriol Nel.lo propuso a las ciudades que no sólo deben preocuparse por cobrar la tasa turística a los viajeros que pernoctan en viviendas comercializadas por Airbnb.

Los ayuntamientos también deberían exigir a los propietarios de los pisos turísticos que paguen un impuesto por las plusvalías que obtienen gracias al alquiler turístico, mucho más lucrativo que el alquiler convencional (de 2 a 4 veces más), según propuso este experto.

Oriol Nel.lo, en las jornadas organizadas por el Ayuntamiento de BarcelonaOriol Nel.lo, en las jornadas organizadas por el Ayuntamiento de Barcelona

Presión sobre Airbnb

En suma, la jornada de Barcelona entre responsables y técnicos municipales ha servido en parte para compartir experiencias acerca del tipo de acuerdos que las diferentes ciudades tienen con Airbnb.

¿Podrían las ciudades acabar planteando a Airbnb las mismas exigencias? Los expertos que acudieron a la jornada discrepan, dadas las diferentes características de cada destino urbano.

“Pero el sólo hecho que los destinos urbanos nos hayamos reunido para compartir experiencias ya supone un elemento de presión hacia Airbnb”, apunta un responsable del Ayuntamiento de Barcelona.

Ver también la vídeo-entrevista con Eneko Goia, alcalde de San Sebastián, que ha participado en las jornadas de Barcelona y opina sobre las repercusiones de este fenómeno global.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.