Reino Unido

¿Hoteles de Londres sin trabajadores europeos, en serio?

La industria teme las consecuencias del Brexit sobre el empleo

"Además del Brexit, suceden otros impactos que nos afectan en el día a día: volcanes, terrorismo… Y lo hemos hecho bien. Manejar el Brexit no va a irnos peor". La frase, pronunciada por Chris Mottershead, director del turoperadorThomas Cook para el Reino Unido, quedó flotando en el aire durante un debate organizado en la feria World Travel Market, a principios de noviembre. Pero no toda la industria turística británica se muestra tan optimista respecto a cómo va a manejar Londres la salida de la Unión Europea. Y hay un aspecto que preocupa especialmente a los hoteleros: ¿Qué va a pasar con los miles de trabajadores europeos empleados en la hostelería británica?

De hecho, cálculos de la propia industria británica estiman en un 24% el porcentaje de trabajadores inmigrantes europeos que están empleados actualmente en hoteles y restaurantes a lo largo y ancho del Reino Unido.

Pero solo en la ciudad de Londres, el principal destino turístico del país, dicho porcentaje se eleva hasta el 64%.

Es muy difícil encontrar un solo hotel en Londres donde el cien por cien de la plantilla sea británica.

Londres es el principal destino turístico del Reino Unido.Londres es el principal destino turístico del Reino Unido.

"El sector turístico emplea a un número significativo de inmigrantes… Y aún faltan respuestas sobre cómo quedará su situación", apuntaba en el mismo debate el consejero delegado de la aerolínea Monarch, Andrew Swaffield.

Negociaciones Reino Unido-UE

Cabe recordar que el voto anti-inmigración impulsó los votos del "No" en el referéndum del Brexit el pasado mes de junio.

Esa inmigración de trabajadores europeos ha sido posible gracias a uno de los cuatro pilares en los que se asienta el mercado común de la UE: la libre circulación de personas.

Los otros tres pilares son la libre circulación de capitales, de productos y de servicios.

Por eso el gobierno de la primera ministra Theresa May intentará, durante las negociaciones que se abrirán en marzo de 2017 con Bruselas, la cuadratura del círculo.

Es decir, aún fuera de la Unión Europea a partir de 2019 pretenderá seguir accediendo a ese mercado común de los capitales, los productos y los servicios... Pero no de las personas.

Bruselas ya ha dicho a Londres que ni lo sueñe. Los cuatro pilares del mercado común son indivisibles.

Así las cosas, los propios empresarios británicos y los trabajadores europeos (en Reino Unido viven 130.000 ciudadanos españoles) comienzan a temer por su futuro.

"Tendremos que formar más gente local para nuestros establecimientos turísticos, de acuerdo, pero también tendremos que encontrar fórmulas para poder seguir contratando a trabajadores europeos… Tenemos que hacer ver esto a nuestro gobierno, los impactos que esto podría suponer... No es posible hacer funcionar un hotel hoy en Londres sin trabajadores europeos", remarcó el directivo de Monarch.

A lo que Terry Williamson, CEO del turoperador JacTravel, añadía: "El 60% de los empleados de nuestra empresa son trabajadores de otros países de la UE. Entre otras cosas, necesitamos de ellos las lenguas que dominan, pues como país no somos muy buenos en eso..."

Ver también ¿Goodbye o hasta luego? Informe HOSTELTUR sobre el Brexit

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.