Diario 5909 02.06.2020 | 04:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La demografía, el cuidado de la salud y la tecnología serán determinantes

Los factores que marcarán las pautas de consumo en los próximos años

9 febrero, 2017
  • "Estamos viviendo una situación demográfica sin precedentes en la historia de la humanidad, donde hay prácticamente cinco generaciones viviendo al mismo tiempo”, afirma Javier Rovira
  • En 2031, en España residirían 11,7 millones de personas mayores de 64 años, tres millones más que en la actualidad
  • Un incremento de los viajeros procedentes de los mercados emergentes, con poblaciones más jóvenes, podría compensar el envejecimiento de nuestro país, según expone Judit Montoriol

El progresivo envejecimiento de la población ha propiciado una coyuntura única: por primera vez conviven cinco generaciones al mismo tiempo. Una situación que marca un antes y un después en el comportamiento de los consumidores. Las nuevas tendencias estarán marcadas por factores como la tecnología, la preocupación por la salud o la demografía, que impulsará nuevos hábitos.

Dentro de 15 años, uno de cada cuatro españoles tendrá más de 65 años, según el informe “Proyecciones de Población 2016-2066” elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este grupo de edad, que ahora supone el 18,7% de la población, alcanzará el 25,6% en 2031 y el 34,6% en 2066.

En 2031, en España residirían 11,7 millones de personas mayores de 64 años, tres millones más que en la actualidad, cifra que superaría los 14 millones en 50 años. Teniendo en cuenta los grupos de edad quinquenales, el estudio indica que ahora el más numeroso es el que se sitúa entre los 40 y 44 años, pero tanto en 2031 como en 2066, el grupo con más efectivos sería el comprendido entre 55 y 59 años.

La demografía es uno de los principales factores a considerar en las nuevas tendencias, ya que influye en aspectos tan variados como la educación, el consumo, la gastronomía o la salud. Según Javier Rovira, socio director de la consultora Know How Consumering y profesor de Marketing y Estrategia de ESIC, “estamos viviendo una situación demográfica sin precedentes en la historia de la humanidad, donde hay prácticamente cinco generaciones viviendo al mismo tiempo”.

Una situación que implica, además, “una gran revolución laboral”, añade, ya que en unos años habrá un importante grupo de personas de más de 70 y 80 años con buena salud, pero habrá menos gente joven para trabajar. Rovira se plantea entonces: “¿hasta qué punto no se tienen que fomentar cierto tipo de empleos, con lo que eso implica de reciclarse, para personas que van teniendo una cierta edad o que se han quedado un poco obsoletas? Porque alguien tiene que sostener la economía”.

Se va a desarrollar, por tanto, un nuevo mercado laboral que, al mismo tiempo, tiene que plantearse cómo disfrutar del tiempo de ocio con fórmulas que se ajusten a esta nueva situación donde conviven distintas generaciones.

Dentro de 15 años, uno de cada cuatro españoles tendrá más de 65 años, según datos del INE.Dentro de 15 años, uno de cada cuatro españoles tendrá más de 65 años, según datos del INE.

Por su parte, Judit Montoriol, economista de CaixaBank Research, recuerda que el envejecimiento de la población afecta también a los principales mercados emisores de turistas a España, como el Reino Unido, Alemania y Francia. Cree que esta situación se podría compensar con un incremento de los viajeros procedentes de los mercados emergentes, que no sufren todavía este problema.

“La mayoría de los turistas que nos visitan provienen de Europa y de Estados Unidos y no tanto de los países emergentes, y éstos son los que ofrecen un mayor potencial de crecimiento, pues no tienen el problema de envejecimiento a la vuelta de la esquina como los avanzados”, añade.

Salud y bienestar

Otro factor que incidirá en el consumo es la preocupación por la salud, según el profesor de ESIC. Distingue entre “la salud de las personas que tienen una cierta edad y la salud como un valor de vida para las más jóvenes”. Y el tramo de edad de entre 30 y 45 años concentra a los grandes consumidores de productos y de nuevos servicios, entre los que se incluyen las nuevas prácticas orientales que van calando en la sociedad occidental y que tendrán un gran desarrollo.

De hecho, recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su estrategia hasta 2023 destaca la importancia de integrar las medicinas tradicionales, como el Ayurveda o las prácticas árabes y chinas. Incluso los viajeros van a decidir muchas veces el destino de sus viajes en función de los lugares que les ofrezcan determinados servicios o que se hayan sumado a las nuevas tendencias.

El valor de la tecnología

Junto a la demografía y la salud, otro factor fundamental para Javier Rovira es la tecnología, que “va a condicionar en buena medida nuestro comportamiento, pero no va a ser tan determinante en la toma de decisiones”, porque, según explica, los criterios esenciales que conducen a tomar una decisión no son tan diferentes a los de hace 50 años.

“El criterio de por qué una persona se decanta por un hotel o por otro es el mismo, lo que cambia es cómo llega a tomar esa decisión. La tecnología proporciona más información que puede ayudar a decidir, pero el criterio no varía”, asevera.

Desde el punto de vista de los efectos de la digitalización sobre el consumo turístico, Judit Montoriol considera que una de sus grandes ventajas es que ampliará las zonas de interés de un destino, pues facilita el acceso a lugares con grandes atractivos que no estaban en los circuitos habituales. “El potencial de dispersar la actividad turística y que esté un poco más repartida en el territorio también lo ofrece la digitalización”, afirma.

Formación

En nuestros días todo sucede a una gran velocidad. Por eso la formación es otro de los aspectos que va a influir en las nuevas tendencias de consumo. “No te puedes permitir el lujo de quedarte obsoleto y estar cinco o 10 años sin reciclarte”, afirma Javier Rovira. Y destaca que, según un estudio de la OCDE de 2011, todo el conocimiento técnico queda desfasado en un periodo de cuatro o cinco años. Por tanto, el reciclaje o el aprendizaje se convierte en una constante.

Este reportaje forma parte del Tema de Portada de la revista HOSTELTUR de enero-febrero.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.