Diario 5409 24.10.2018 | 03:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Los lectores de HOSTELTUR opinan

Decálogo de los males del turismo rural en España

Dispersión normativa, falta de unidad, criterios diferentes o intrusismo, entre las quejas 16 marzo, 2011
  • ¿Propietarios o empresarios de turismo rural? La visión y el modelo de negocio varían en función de este factor

A raíz de la noticia "El turismo rural no logra poner orden en su oferta", publicada por HOSTELTUR el pasado 9 de marzo, así como de varios posts creados en la Comunidad Hosteltur, se ha generado un intenso debate en la red donde han participado decenas de propietarios de establecimientos rurales. A continuación ofrecemos una síntesis de los comentarios, recogidos a modo de decálogo.

1) Falta de un sistema de clasificación homogéneo para toda España

Numerosos propietarios de casas rurales, así como asociaciones del sector, consideran que la falta de un sistema de clasificación homogéneo para toda España (similar al sistema de estrellas de los hoteles) supone un problema de cara al cliente. "A pesar de que las competencias de turismo estén en las autonomías y que un hotel de 4 estrellas gallego es diferente a uno valenciano, esto, solo esto, las 4 estrellas, sirve de referencia al turista, y sobre todo, a los canales de distribución que son, al final, los que utiliza el cliente", indica un lector. En cambio, otros creen que no hace falta un sistema de categorización por espigas.


2) Disparidad de criterios en la normativa

Según exponen los lectores, en diferentes puntos de España "también pueden ser 'casas rurales' tanto apartamentos en pueblos como chalés de primera construcción". También hay hoteles, cabañas o apartamentos que en la publicidad propia o de grandes agencias de viajes se dan a conocer como "Turismo rural", lo que confunde al consumidor sobre lo que realmente significa este tipo de alojamiento.

3) Estancamiento de las pernoctaciones y aumento de la oferta

El número de pernoctaciones se mantiene más o menos estable, con altibajos, desde el año 2006 (entonces se contaron 7,43 millones de estancias). Sin embargo, la oferta no ha dejado de aumentar. Hace cinco años, había 96.000 plazas de turismo rural y hoy son 131.000. Es decir, se ha producido un incremento del 36% desde 2006.

4) Casas que cierran después de haber recibido la subvención

Chema Herrero se pregunta en la Comunidad Hosteltur "¿Cómo es posible que uno reciba una subvención y al cabo de unos años cierre el negocio y punto?¿ Que durante los años de apertura, nadie se preocupe de saber si la razón por la que se le dio esa subvención se cumple?". En suma, dice, "Muchos soñadores se han quedado en el camino, otros sufren a diario para encontrar como llenar sus alojamientos y otros... otros han cumplido su otro sueño que no era otro que el de incrementar su patrimonio cerrando su negocio después de cubrir el expediente, sin haber sido partícipe de nada de la idea inicial de todo esto".


5) Falta de una auténtica cultura de subvención

María Nota expone en la Comunidad Hosteltur que "en España, no hay cultura de subvención", a diferencia del turismo rural en Francia, en el sentido de comprender bien qué significa y asumir responsabilidades. Así, expone, esta cultura debe ser asumida "por parte de quién la da: que la subvención corresponda a una voluntad política cierta, pensada con cabeza, estructurada, y anclada en un proyecto de desarrollo a plazo largo, que incluye las herramientas de control y de evaluación, antes y después". Y por parte de los beneficiarios: "Que haya una educación y sensibilización. Que una subvención no es un chollete sino una ayuda a las mejoras y al desarrollo, que implica unas obligaciones y compromisos. En caso contrario, es tirar el dinero por la ventana, o por lo menos, llenar el bolsillo de unos listillos".

6) Falta de implicación de grandes turoperadores

Arturo Crosby sostiene que la apuesta por una “marca”, “emblema”, “logotipo” o “seña de identidad”, debería ir enfocada mucho más al branding que a la normativa. En este sentido, indica "solo imaginar, por ejemplo, ¿cuánto ganaria una empresa local con un sello, digamos de TUI?"

7) Disparidad de criterios entre "empresarios" y "propietarios"

"El turismo rural tiene mucho propietario pero muy poco empresario" es una frase que corre por el sector. Pero según recuerda un propietario, "el turismo rural se creó como un apoyo a la economía familiar. Dudo que un empresario (serio) montase un negocio que solo funcione 8 dias al mes (4 fines de semana). Un propietario sí puede soportarlo porque tiene su trabajo y sus ingresos (un empresario no)". De ahí que ambos colectivos muestren criterios y prioridades diferentes.

8) Falta de complicidad entre sector público y privado

Es una de las quejas más extendidas en todos los comentarios efectuados por propietarios y empresarios del turismo rural. Uno de los posts más ilutrativos es "La burocracia matará los proyectos", donde un grupo de emprendedores expone cómo desde 2007 intentan crear un proyecto de turismo rural sostenible, hasta que finalmente, después de múltiples reuniones, gestiones y peticiones frente a la Administración, han conseguido la licencia de obras en 2011.

9) Escasa implicación de las casas rurales con las asociaciones

En la actualidad existen en España 14.300 alojamientos de turismo rural, según el INE. De ellas, 4.000 establecimientos están integrados en la Asociación Española de Turismo Rural (ASETUR). Pero al margen de las cifras, muchos comentarios de propietarios dejan entrever una crítica hacia las asociaciones, mientras otros por el contrario reclaman más participación en las asociaciones para defender los intereses del sector.

10) Intrusismo

Luis Blázquez indica que "respecto a los 'ilegales' es un problema sin solución por parte de las Administracciones, las cuales se pasan el balón de unas a otras. Y no actúan, según ellas, porque no hay denuncias contra esas ofertas ilegales". También numerosos propietarios apuntan que las casas rurales deben hacer frente "al otro turismo rural" y a sus ofertas con precios muy agresivos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Estoy de acuerdo en el fondo,por supuesto no con la referencia al control sobre las subvenciones recibidas,ya que este es escaso y ineficaz,cuando no inexistente. Y lo digo con conocimeinto de causa despues de haber sido secretaria de un GAL(Grupo de accion local) priman y tienen mucha fuerza los deseos de los integrantes de la junta directiva en su mayoria cargos politicos a la hora de apoyar un proyecto y se incumple de forma reiterada la recomendacion de que para obtener esa subvencion hay que residir en la Comarca y a menos de 10 km del alojamiento.-Y presentar un plan de viabilidad que suele ser falso e incluso copiado de otros proyectos...hay que dar la subvencion si o si y eso es desde luego el gran problema,no la obtienen los mas motivados si no los mejor "colocados" en un alto porcentaje. En cuanto a la cuantia (%,)muchas casas han sido financiadas al 100%, al menos con los primeros PRODER Y LADER..en los siguientes evidentemente se evito la picaresca,pero se puede escribir un libro de como eso se hacia asi. Pero para mi el mayor problema del Turismo Rural es la formacion.Mejor dicho la falta de formacion. El Turismo en general es un sector complejo donde los destinos tiene un peso importante y sin embargo en el caso de Turismo Rural no se les concedio la menor importancia ,ya que cada Alcalde queria una casa en su pueblo sin importar como,hasta el extremo ya apuntado aqui que comunidades Autonomas y Ayuntamiento se hicieron sus propios Alojamientos,siendo no solo una competencia si no que ademas su explotacion se concedio de forma peculiar...cuando no irregular. Vuelvo a repetir,tener un minimo de formacion para gestionar este negocio es fundamental y ademas complejo,hay que saber algo de Marketing,telefonico,online,atencion al cliente,limpieza de pisos,equipamientos,geografia,historia,idiomas,cocina...hay que reunir en una sola persona lo que en un Hotel hacen 7........y me diran que exagero! No ,afortunadamente hay mucha gente que pensamos que esto es un negocio,aunque hay meses que solo ocupas 8 dias ,los que lo dicen no saben que en España antes se abria en Abril y se cerraba en Sep y muchas veces si la semana Santa era en Marzo,ni se abria.Y muchos viviamos de este trabajo. Cualquier tiempo pasado en este caso NO FUE MEJOR! CALIDAD DE LA FORMACION. Este es el talon de Aquiles del Turismo Rural ,porque muchas veces esa Formacion la imparte gente que no ha sido nunca ni siquiera Turista. Lo deseable es que sea impartida por profesionales "bregados en el dia a dia" Porque con teoria se puede saber hacer una buena tortilla,pero es la practica la que hara que la hagamos perfecta. Asisto a numerosos cursos y Jornadas,la mayoria de las veces impartidos por gente que de Turismo lo descococen todo,parece que lo unico que importa es saber manejar las nuevas tecnologias y no,eso es solo una parte.gestionar un alojamiento es mucho mas. Gracias Chema por este intenso debate y a Hosteltur por ponerlo en primera pagina. -No hay acentos,lo siento) Saludos Ino jiniebro

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.