Un post de Ester Mascaró

El No-typical es cierto en la Región de Murcia

Grandes pequeñas ideas para un destino turístico

El eslogan de Región de Murcia No-typical podrá gustar más o menos, pero les aseguro que es totalmente cierto. En este segundo post fruto del blogtrip Marinera 2.0, les pongo una lista de las cosas que hacen en la región a nivel turístico y que más me han gustado, por su originalidad, potencial, capacidad creativa, búsqueda de satisfacción del cliente, responsabilidad, servicio, etc.

El No-typical es cierto en la Región de MurciaEl No-typical es cierto en la Región de Murcia

1. El bono-tapa en Murcia. Un nuevo producto pensado para los congresos, convenciones e incentivos. En lugar de organizar macro comidas, se dará a los asistentes un bono con tres tickets, para que prueben tres tapas distintas en tres establecimientos distintos de una lista de ocho, todos en el centro de Murcia. Nosotros probamos las tapas gourmet de "La Pequeña Taberna", "El Torrao San Juan" y "Pura Cepa" (bacalao, puré de patata, pulpo y huevas, en la foto), y eran deliciosas. Este producto tiene la gracia de ahorrarte una comida de esas "tipo boda" y en cambio, conocer locales diferentes y distintas especialidades gastronómicas de la zona... tapeando, claro, que es más divertido que estar sentado una hora y media en un banquete. El usuario deja uno de los tickets en cada local tras haber disfrutado de la tapa, y se va al siguiente que elija.

Suelo de cristales en la entrada al museo de la Catedral de Murcia, para admirar los restos de la mezquita.Suelo de cristales en la entrada al museo de la Catedral de Murcia, para admirar los restos de la mezquita.

2. Respeto por el patrimonio. Algo que parece lógico, pero que es, tristemente, poco habitual. Me sorprendió mucho que tanto en el Museo de la Catedral de Murcia, como en el fantástico museo del Teatro Romano de Cartagena, como en un local privado, el bar-restaurante "La Catedral" de Cartagena, la reverencia por el patrimonio arqueológico e histórico lleve a realizar importantes inversiones no sólo para conservarlo, sino para mostrarlo, conocerlo, disfrutarlo. Los suelos con estructura de cristales reforzados para permitir la visión del subsuelo excavado son habituales. De este modo no se pierden calzadas y muros romanos, restos de la mezquita sobre la que se edificó la catedral, canalizaciones, estructuras que hablan de la historia de la ciudad, de la región, y por lo tanto, de sus gentes. Es admirable este tesón por excavarlo, conservarlo y exhibirlo. Conozco lugares donde los restos se vuelven a tapar, o se trasladan a un museo, los más afortunados... Es admirable el tesón de Pablo, el dueño de "La Catedral" por convertir su local en un homenaje físico y espiritual a Cartagena. Impresionante.

El local 'La Catedral', en Cartagena, es un homenaje a la historia de la ciudad.El local "La Catedral", en Cartagena, es un homenaje a la historia de la ciudad.

3. Capacidad para ver más allá. Lo que distingue el éxito de la nada, creo, para un destino turístico, es esa capacidad de ver cómo algo funcional, algo normal, algo no extraordinario, puede llegar a serlo y convertirse en un icono, en un emblema de ese destino. Esto han sabido hacerlo en Cartagena, por ejemplo, con el ascensor panorámico: necesitamos un medio rápido para subir al Parque Torres, donde hay varios monumentos y un anfiteatro moderno. Bien, construyamos algo que además de permitirnos subir, se convierta en parte de la personalidad y la imagen de Cartagena. Y eso han hecho, un elevador impresionante. Puedes subir por 1 euro: hay taquilla y ascensorista.

Museo del teatro romano de Cartagena, un lugar sorprendente, interesante y ameno.Museo del teatro romano de Cartagena, un lugar sorprendente, interesante y ameno.

Otro ejemplo: El parque minero de La Unión. Un espacio que es parte de la memoria colectiva de la región convertido en una visita turística impresionante. La mina Agrupa Vicenta es un ejemplo de cómo todo lo auténtico puede tener atractivo turístico: una rehabilitación ejemplar, iluminación, efectos, absoluta seguridad y unas guías documentadas y amables que disfrutan con su trabajo.

Otro ejemplo: La calle, para las personas. Parece una obviedad, pero no lo es. Y no me refiero tanto a la peatonalización y las terrazas, plazas y parques para disfrute de la gente, que también, sino a la voluntad de hacer que la calle esté viva, vibre y se mueva. En la región hace mucho calor en verano, la vida mediterránea tiene en la calle su espacio ideal, que las personas han ido perdiendo con el tiempo: recuperémoslo. Conciertos en las plazas grandes y pequeñas, festivales, actuaciones... En Murcia la catedral preside un gran escenario en la Plaza Belluga para conciertos en las noches veraniegas. En Cartagena, el festival La Mar de Músicas es otro ejemplo, y pequeños conciertos que tienen lugar en otras tantas plazas de la ciudad. ¿Quién dijo pereza?

4. Profesionales bien preparados. Básico para cualquier destino turístico. En Murcia han creado el Centro de Cualificación Turística para conseguirlo, pero es que además, utilizan un ingrediente que nunca falla: la pasión. Y es comprobable en los restaurantes, cuando se te explica qué tapa te estás tomando; en los monumentos y museos, donde el 50% del placer de la visita es atribuíble a personas como Encarni (Nani, en la foto discutiendo con el arquitecto del teatro) o Isabel, la primera en el museo del Teatro Romano de Cartagena y la segunda en la mina Agrupa Vicenta: pasión es lo que transmiten... lo mismo que el responsable de Emergencias de San Pedro del Pinatar, que nos acompañó en la visita a la zona de los baños de lodo con el concejal de Turismo y que se convirtieron, movidos por la pasión, en estupendos prescriptores de su tierra, ... y también igual que las personas que trabajan en Murcia Turística y que organizaron y nos acompañaron en el viaje: Violeta, María Jesús, María, Esther, Marta, Sergio... (disculpad si me dejo a alguien!)... pasión que se nota también en el atento personal de los hoteles tanto de recepción como las camareras y relaciones públicas, aplicando en todos sus gestos su vocación por algo que a veces se olvida y que sin embargo es la razón de ser de su profesión: el servicio, la hospitalidad. Y es que las personas son el 75% del atractivo de un destino turístico.

Hay muchas formas de ser originales, de ser No-typical, y parece ser que es lo que se han propuesto en la Región de Murcia. Fue atípica desde la jornada empresarial, con deliciosa marinera (rosquilla, ensaladilla y anchoa) y una cerveza incluídas, a la cena "de gala" del blogtrip: una cena de los sentidos que nos sobrecogió a todos. La primera vez en mi vida que acudo a una cena de un evento como este y... no tengo que hablar con nadie! Pero eso es material para otro post.

Innovar no es inventar, es hacer de otro modo algo que se lleva haciendo mucho tiempo.

Y termino como he empezado: a mí sí que me gusta el eslogan No-typical para la Región de Murcia, porque he podido comprobar que no es una frase hecha nacida en algún gabinete de márketing, sino que es una actitud que esta gente lleva en los genes. ¿Qué más se puede pedir?

 

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Alfonso15/07/2011 18:07:26

Estupendo ejemplo. Tan sólo una pregunta respecto al concepto "La calle, para las personas". Hay que entender que esas personas son turistas y residentes. ¿Alguien en Murcia ha preguntado a los residentes si están de acuerdo con que haya un chimpún a las puertas de sus domicilios hasta altas horas de la madrugada, teniendo que trabajar a la mañana siguiente, o cuando hay bebés, ancianos, personas enfermas residiendo allí...? Haberlo hecho sería también no-typical. ¿Está el turismo por encima de estos otros derechos ciudadanos? Gracias.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Ester15/07/2011 23:07:16

Hola Alfonso,
No, no les pregunté a los residentes. Lo que sí te digo es que las terrazas, conciertos y lugares públicos no estaban llenos de turistas, sino que había también muchísimos residentes disfrutando del fresco, de la música y las tapas.
Yo vivo en Menorca, un lugar que en verano, para los residentes, es poco tranquilo. El silencio invernal da paso a noches de copas, ruidos, gente en la calle... es el precio que tenemos que pagar por ser un destino turístico que atrae a muchas personas en verano. Tiene, como todo, su lado bueno y su lado malo. Existen ordenanzas municipales que regulan todo eso, desde la ocupación de la vía pública a los decibelios... el equilibrio no siempre es fácil, pero tampoco tiene por qué haber conflicto...
En Murcia no me llevé la impresión de que los residentes estuvieran enfadados con los turistas o los dueños de los locales, ya te digo que de la calle disfrutaban todos. Como ocurre en mi pueblo... eso no quita que puntualmente alguien pueda sentirse molesto por el ruido. Es la cara y la cruz de la misma moneda y el residente no está desprotegido, a pesar de todo.
Gracias por tu comentario.
Un saludo,

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.