Diario 5515 24.02.2019 | 02:07
Hosteltur: Noticias de turismo

EE.UU.: Las compañías aéreas estadounidenses podrían registrar pérdidas masivas en caso de una guerra larga contra Irak

18 diciembre, 2002
Las compañías aéreas estadounidenses, ya de por sí afectadas por los atentados del 11 de septiembre de 2001, corren el riesgo de registrar nuevas pérdidas masivas en caso de que se produzca una guerra larga contra Irak, según los expertos.
Las compañías aéreas estadounidenses, ya de por sí afectadas por los atentados del 11 de septiembre de 2001, corren el riesgo de registrar nuevas pérdidas masivas en caso de que se produzca una guerra larga contra Irak, según los expertos. Un conflicto de este tipo golpearía a los transportadores aéreos en dos frentes: una previsible alza de los precios del petróleo debido a la interrupción de las entregas junto con una demanda militar acrecentada de carburante y una caída del tráfico de pasajeros. Incluso sin la guerra, las compañías aéreas estadounidenses deberían perder este año 9.000 millones de dólares y unos 3.000 a 6.000 millones en 2003, según las previsiones del presidente de la Asociación americana del transporte aéreo, David Swierenga. En caso de impacto comparable al de la Guerra del Golfo, un alza de los precios del petróleo sumaría a la pérdida de los transportistas entre 1.500 a 2.000 millones de dólares por trimestre, añadió Swierenga. Si a esto se añade la reticencia del público a tomar el avión en caso de guerra, con una caída previsible de la frecuencia de 10 por ciento, las pérdidas deberían aumentar en 2.000 millones de dólares más por trimestre. "Sumando todo eso, llegamos aproximadamente a 4.000 millones de dólares por trimestre", advirtió Swierenga, añadiendo que "esto podría ser el último desafío para algunas compañías", sin especificar para cuáles. US Airways indicó que espera poder salir de la protección de la ley de quiebras, en la que está desde agosto pasado, en el primer trimestre de 2003. United Airlines, segunda compañía mundial, en concordato desde el 9 de diciembre, se debate en negociaciones de reducciones de efectivos y de salarios. Una guerra corta en Irak que se salde con un éxito para Estados Unidos no debería tener consecuencias mayores sobre el sector, según Richard Bittenbender, vicepresidente de Moody's Investors Service. En cambio, "si una guerra durara un cierto tiempo y los precios del petróleo suben y se mantienen elevados por una u otra razón durante un periodo prolongado, esto tendría consecuencias negativas importantes para los transportistas aéreos estadounidenses", subrayó. La mayoría de las compañías ya se han aprovisionado de gran parte de sus reservas necesarias de carburante para el corto plazo, estimó, pero una caída del tráfico y cualquier alza de los precios del petróleo golpearían duramente a una industria ya muy debilitada.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.