Mirai identifica las principales estrategias en este sentido

Disparidades: seis trucos de la intermediación para romper el precio

La consultora muestra cómo identificar y corregir los distintos tipos que existen

La intermediación, como reconoce el CEO de Mirai, Pablo Delgado, “suele ser más sofisticada que los hoteles y, con el objetivo de vender más, algunos canales siguen tácticas de dudosa ética y en la mayoría de los casos desconocidas por el establecimiento”, según constató en ‘Disparidades de precio en distribución hotelera: quiénes son los culpables’, publicado por HOSTELTUR noticias de turismo. Son disparidades de precio en las que siguen “la sencilla estrategia de mostrar al hotel una aparente paridad, que el hotel revisa en horario de trabajo, mientras muestran un precio más bajo a sus clientes. Fácil y muy efectivo”.

Y es que, según ha destacado Delgado, “todas las disparidades hacen daño al hotelero, que debe identificarlas, corregirlas y crear la estructura para que no vuelvan a aparecer en el futuro. No es un tema complicado y no existe riesgo alguno. Lo único que necesita es conocimiento, herramientas, tiempo y, lo más importante, la determinación de hacerlo”.

Para empezar identifica “las seis prácticas habituales de la intermediación para romper el precio”.

Los seis tipos de disparidades de precios con los que tiene que lidiar el hotelero, según Mirai.Los seis tipos de disparidades de precios con los que tiene que lidiar el hotelero, según Mirai.

1.- Por franja horaria y fines de semana

Es la práctica más sencilla y habitual a la vez, indica el CEO de Mirai: “Cuando el hotelero descansa o duerme, ellos actúan”.

Para detectarlas sugiere “implantar un procedimiento en el hotel para que el recepcionista de noche y fines de semana busque disparidades y mande todos los días un pantallazo de los principales metabuscadores y OTA donde ha encontrado la disparidad. En algún momento el hotelero le tendrá que dar una tarjeta para que haga reservas y ver de dónde vienen, pero eso es una fase posterior”.

2.- Por mercado

El hotel no está donde viven todos sus clientes. Por tanto “verá los precios que ellos quieran programar mientras que mostrarán a los clientes otros, a la baja, me temo”.

Pero Delgado recuerda que “hay OTA que permiten al hotel cargar tarifas por mercado. Por tanto, antes de confirmar si es o no una disparidad, es importante revisar que no sea una tarifa cargada intencionadamente, que no sería una disparidad no consentida”. En este sentido recomienda “recordar cargar en la web del hotel las mismas tarifas que se dan a un canal en exclusividad en un país”.

Para detectarlas “se necesita una manera de ‘salir’ a internet desde una IP de otro país”, como se indica en el siguiente video.


3.- Por móvil

Con el tráfico de móviles disparado, señala Delgado, “qué mejor que bajarse el precio en móvil, donde el hotelero rara vez lo comprueba. Perversamente sencillo pero muy efectivo”. Aunque insiste en que “de la misma manera que por mercado, hay OTA que permiten crear tarifas por dispositivo”, en cuyo caso no sería disparidad porque es intencionado. “Una vez más el hotelero ha de recordar cargar la misma tarifa para móvil en su canal directo, porque si no se puede estar tirando piedras contra su propio tejado”.

Para detectarlas “podría estar comprobando con su móvil las disparidades, pero es poco operativo”. Sin embargo se puede “emular de manera fácil un móvil desde el navegador Chrome mediante el uso de la función ‘Inspect’”, como se muestra en el siguiente video.

4.- Por duración de la estancia

Rara vez el hotelero, según admite Delgado, “va a vigilar cuatro, cinco u ocho noches. En cambio, estas reservas son las más golosas por su alto valor”. Para localizarlas propone “ampliar el procedimiento con el equipo de recepción de noche y fines de semana para hacer consultas de varias noches y no sólo de una”.

5.- Microdisparidades

Son rebajas de apenas uno o dos euros, muy habituales, en especial cuando hay cambio de moneda. “Parece un error de redondeo del tipo de cambio pero realmente es totalmente intencionado”, explica el CEO de Mirai. “Aparentemente no parecen tan dañinas pero sí lo son ya que hunden el retorno de la inversión del hotel en comparadores, al ocupar siempre la primera posición por tener el mejor precio aunque sea por un estrecho margen”.

Si el hotelero ha implantado el procedimiento de detección de disparidades, también le saltarán las microdisparidades aunque aparecerán tras las disparidades más grandes.

6.- Turoperación vendiendo despaquetizado

Los hoteles con contratos de turoperación clásica, como subraya Pablo Delgado, “deben vigilar que éstos no estén distribuyendo esas tarifas offline y paquetizadas a través de internet y despaquetizadas. También es posible que no sea su propio inventario y lo cojan de algún banco de camas. En cualquier caso se debe vigilar y evitar que ocurra”.

La información de referencia se encuentra disponible en el blog de Mirai para hoteleros.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.