España: Canarias ya tiene plazas suficientes para alcanzar los quince millones de turistas al año

Canarias ya dispone de camas turísticas suficientes para acoger a quince millones de turistas al año, y la previsión de crecimiento en los próximos siete años hace pensar que el Archipiélago dispondrá de camas para 18 millones de visitantes en el año 2010.

Canarias ya dispone de camas turísticas suficientes para acoger a quince millones de turistas al año, y la previsión de crecimiento en los próximos siete años hace pensar que el Archipiélago dispondrá de camas para 18 millones de visitantes en el año 2010. Según aseguró el presidente de la Federación de Empresarios del Turismo de la provincia de Las Palmas (FEHT), Fernando Fraile, el mercado turístico del Archipiélago ya padece un exceso de oferta, con lo que a medida que siga creciendo el número de camas más difícil será para el sector hacer rentables sus negocios. Su homólogo en Tenerife, Pedro Luis Cobiella, coincidió con la previsión de Fraile, y añadió que a esa dificultad se le suma el problema de los bajos precios que el empresariado ha aceptado en los últimos años para atraer a turistas, y que "pasarán factura" al Archipiélago en los próximos tres o cuatro años. El turismo fue uno de los bloques discutidos en la primera jornada del Foro 2003 de la economía canaria celebrada en Las Palmas de Gran Canaria. El ponente fue el propio consejero de Turismo y Transportes del Gobierno, Juan Carlos Becerra, quien coincidió con los empresarios asistentes al Foro en la necesidad de diferenciar Canarias como un destino turístico único en el mundo a través de la diversificación de su oferta. La clave, según todos, es aprovechar que las Islas disponen de unas infraestructuras mucho más avanzadas que cualquier destino que se precie de ofrecer buen clima y playas todo el año. Además, la oferta de ocio, cultura y paisaje que complementa a la playa ya se ha convertido en oferta por sí sola, y atrae a turistas que buscan algo diferente. Pese a algunos mensajes pesimistas del empresariado, Becerra vislumbró un panorama positivo para el turismo en Canarias. De hecho, el consejero recordó que el Archipiélago es el destino turístico mundial que mejor ha resistido la recesión surgida tras el 11 de septiembre. Los datos sobre la próxima campaña, además, son esperanzadores, según el consejero, que dijo que con las Directrices y la limitación del crecimiento el turismo en Canarias podrá mantener sus actuales infraestructuras en ocupaciones anuales medias superiores al 75%, algo que permite mantener la capitalización de las empresas turísticas. Las cifras de Canarias muestran una caída del 5% en 2002, y auguran que las cifras del próximo año serán similares a ésta, pese a que la recesión en Alemania asuste al propio Gobierno y al empresariado. La recesión es menos fuerte que en otros destinos de la Península, como Baleares. Pedro Luis Cobiella desveló que para 2003 esperan una caída del 35 al 40 por ciento respecto a 2002, un año que ya fue trágico para Baleares. La clave es que en Baleares se ha acabado "demonizando" el turismo por la propia población, algo que Cobiella dijo que hay que evitar en las Islas a través de una apuesta por la sostenibilidad y la calidad de las infraestructuras. Gobierno y empresarios plantearon cuáles son los retos del turismo en las Islas. Además de la diversificación, la rehabilitación de la planta obsoleta se perfila como el principal objetivo del sector para los próximos años. El presidente de Ashotel aseguró que algunas experiencias hechas en Tenerife permiten ver como los hoteleros que han cerrado una temporada sus hoteles para rehabilitarlos han experimentado posteriormente grandes beneficios al poder subir sus precios bajo el argumento de la mejor calidad. Pese a esto, Cobiella no ocultó la dificultad de que los empresarios accedan a la renovación, y más cuando los hoteles a renovar ya están, en su gran mayoría, amortizados desde hace años y en manos de empresarios mayores de 70 años. Cobiella reclamó que Gobierno, Cabildos y ayuntamientos se unan para realizar un gran plan que favorezca la rehabilitación turística, además de seguir trabajando en medidas como la RIC o los incentivos regionales como se ha hecho hasta ahora. El empresario tinerfeño explicó que si no se arregla lo más obsoleto, Canarias puede ver en 10 años como la mayor parte de su planta hotelera necesita mejoras, algo que pondría en peligro el destino y mermaría su competitividad frente a destinos más jóvenes. (Diario Atlántico Canarias, 14/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.