Diario 5766 14.12.2019 | 21:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. No acaba de cuajar una Dirección ajena a la familia

Los Hidalgo fracasan en sus intentos por profesionalizar Globalia

18 marzo, 2019
  • Juan José Hidalgo intentó sacar a bolsa Globalia, de la mano de HNA, pero finalmente el grupo chino no se acabó de decidir
  • Hace ya dos años y medio que Javier Hidalgo es el CEO y máximo responsable de la gestión de Globalia
  • El accionariado de Globalia está repartido casi en su totalidad entre la familia Hidalgo: Juan José Hidalgo, sus tres hijos y su mujer

Análisis/ Hace ya cinco años y medio que Juan José Hidalgo, presidente y accionista mayoritario (51%) de Globalia, buscaba socio para salir a bolsa y asegurar el futuro del grupo más allá del relevo generacional. No pudo ser, y su hijo Javier ha gastado ya dos cartuchos en su intento por tener a un director general ajeno a la familia que profesionalice la gestión de Globalia.

En noviembre de 2013 Juan José Hidalgo, encargó al banco de inversión N+1 la reestructuración de la composición accionarial del grupo con la búsqueda de un socio estratégico y, “eventualmente”, su salida a Bolsa. Hidalgo lo intentó con HNA, pero finalmente el grupo chino no se acabó de decidir, después de más de dos años mareando la perdiz.

El objetivo de Hidalgo era asegurar el futuro del grupo que fundó hace más 40 años, al margen de las tensiones que hubieran entre sus hijos, accionistas también, que pudieran poner en peligro su legado, a la postre el mayor grupo turístico de España.

Relevo generacional

Antes de la búsqueda de socio para salir a bolsa, Hidalgo ya intentó propiciar el relevo generacional, pero su hijo Javier, entonces director general del grupo, no pareció cumplir las expectativas de su padre, que volvió a coger las riendas. Ha sido después de la fallida búsqueda de socio cuando la opción del relevo generacional se ha llevado a cabo de modo definitivo.

Hace ya dos años y medio que Javier Hidalgo es el CEO y máximo responsable de la gestión de Globalia. Pero sus intentos por tener de mano derecha a un director general ajeno a la familia que profesionalice la toma de decisiones parecen abocados al fracaso. En otoño de 2016 Javier Hidalgo asumía la responsabilidad que le pasó su padre trayendo con él a Pedro Serrahima para la dirección general.

Serrahima duró un año y el motivo argumentado para su salida fueron las diferencias en torno al modelo de empresa que había entre Serrahima y su mentor. El pasado septiembre Juan Arrizabalaga, hasta entonces CEO de la tabaquera Altadis, fue nombrado nuevo director general de Globalia. Llegó para sustituir a Pedro Serrahima, cuyas funciones durante un año sumó a las de consejero delegado Javier Hidalgo.

Juan José Hidalgo y sus hijos Javier y María José.

Ahora se acaba de conocer que Arrizabalaga tampoco ha aguantado mucho en Globalia. Si en el caso de Serrahima el motivo argumentado fueron las diferencias en torno al modelo de empresa, en el caso de Arrizabalaga el motivo está en las interferencias que las tensiones familiares producen en las decisiones empresariales.

El accionariado de Globalia está repartido casi en su totalidad entre la familia Hidalgo: Juan José Hidalgo (51%); sus tres hijos, Javier Hidalgo (17%), Cristina Hidalgo (7%), María José Hidalgo (5%); su mujer Eloísa Gutiérrez (5%) y su hermano Juan Antonio Hidalgo (9%). Además, Matutes conserva su 5%.

Opacidad y rumores

Ahora habrá que esperar a conocer el próximo paso de los Hidalgo. Y será en medio de la opacidad en que Javier Hidalgo ha sumido a Globalia desde su ascenso, y que propicia la filtración de rumores interesados que generan incertidumbre en la plantilla, desconcertada ante ante los despidos y dimisiones.

Habrá que esperar a saber si fichan a un tercer director general ajeno a la familia, o buscan un socio con suficiente peso en la junta de accionistas como para minimizar las tensiones entre hermanos. Lo que está claro es que Globalia no es un ejemplo de relevo generacional en el sector turístico español, en comparación a cómo lo gestionaron familias como los Escarrer en Meliá, los Barceló o los Riu, por poner sólo tres ejemplos, aunque hay más.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.