Diario 5712 14.10.2019 | 02:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Identificadas por Mónica Figuerola, representante de Ctrip

Tres debilidades del destino España para el turismo chino

A ellas se suman los complicados trámites del tax free y una escasa promoción 9 mayo, 2018
  • Frente a los más de 6.200 vuelos anuales que enlazan con Frankfurt o los casi 8.000 entre Charles de Gaulle y China, Madrid apenas llegaba al millar en 2016
  • España aún tarda una media de 15 días en expedir los visados, cuando Italia lo hace en cinco días, Alemania en tres y Francia lo puede llegar a hacer en un día
  • Actualmente el turista independiente, milenial y digital, que ya representa el 50% del viajero de nacionalidad china, pernocta en hoteles de 4 estrellas, tiene el mayor gasto turístico y además, un enorme interés por la cultura local

Las tres grandes debilidades del destino España respecto al mercado chino son, en opinión de Mónica Figuerola, directora de Desarrollo de Negocio de Asialink y representante de Ctrip: “La conectividad limitada, la lentitud en la expedición de visados, así como el desconocimiento generalizado del mercado chino y los prejuicios existentes”. A ellas se suman los complicados trámites para gestionar la devolución del tax free y la escasa promoción de España en China, aunque también reconoce que en los últimos tres años se ha avanzado mucho.

1.- Conectividad

El problema, como ha subrayado Figuerola, queda patente en las cifras: a fecha de marzo de 2018 sólo operan entre ambos países ocho vuelos directos y 25 semanales, realizados por seis compañías. Cifras que contrastan con los más de 6.200 vuelos anuales que enlazan con Frankfurt o los casi 8.000 entre Charles de Gaulle y China, mientras que “Madrid apenas llegaba al millar en 2016”.

2.- Visados

El problema de los visados, según ha indicado la representante de Ctrip, “se debe a una falta de recursos que provoca que los consulados españoles tarden más tiempo que los de otros países en expedir los visados necesarios para llegar a Madrid”.

Pekín, como ha explicado Figuerola, “autorizó a España como destino turístico para sus ciudadanos en 2004. Catorce años después, España aún tarda una media de 15 días en emitir los visados, cuando Italia lo hace en cinco días, Alemania en tres y Francia lo puede llegar a hacer en un día”.

El cliente chino, con un poder de gasto superior a los 2.800 euros por viaje, se enfrenta a largos trámites para gestionar la devolución de los impuestos en los aeropuertos españoles.El cliente chino, con un poder de gasto superior a los 2.800 euros por viaje, se enfrenta a largos trámites para gestionar la devolución de los impuestos en los aeropuertos españoles.

También es destacable, añade, “la situación en Reino Unido, que no siendo zona Schengen, permite el visado multi-entrada, lo que ha fomentado que Londres sea el destino europeo con mejor comportamiento para este mercado en 2017 o, que Marruecos, con exención de visado desde el año pasado, haya crecido un 400%”.

3.- Desconocimiento del mercado

En general, según admite Figuerola, “existe una percepción errónea del cliente chino en la industria turística española, que afortunadamente está cambiando pocoa poco. Hasta hace relativamente poco tiempo el cliente chino se identificaba con un consumidor de poco gasto, poco sostenible y que no tenía un gran interés en la cultura española”.

Pero “actualmente el cliente FIT (free independent traveler) milenial y digital, que ya representa el 50% del viajero de nacionalidad china, pernocta en hoteles de 4 estrellas, tiene el mayor gasto turístico y además, un enorme interés por la cultura local. Satisfacerle, adaptarse a sus necesidades, ofrecerle lo que busca en definitiva, es el gran reto para su fidelización”.

Otros problemas menores

A los tres ya citados se unen otros problemas menores como el del tax free, “las dificultades a las que se enfrenta el cliente chino con un alto poder de gasto (con más de 2.800 euros por viaje), a la hora de gestionar la devolución de los impuestos en los aeropuertos españoles, frente a la automatización del sistema en otros aeropuertos europeos, lo que hace que se incentive más el turismo de compras en otras capitales del Viejo Continente”.

También se añade “la escasa promoción de España en China, que a pesar de que ha ostentado un crecimiento por encima del 65% interanual en el pasado ejercicio, es un destino aún muy desconocido para el gran público. Esto sin duda dificulta nuestra posición en top of mind del consumidor chino”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.