Diario 5718 21.10.2019 | 01:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los empresarios ajustan su oferta a un público que demanda hoteles Premium

Un mercado hotelero con más estrellas

14 octubre, 2019
  • El crecimiento del segmento de 4 y 5 estrellas "responde a la demanda más que a lo que quieren los hoteleros", Luis Buzzi (KPMG)
  • Antonio Mayor (HOSBEC): "La clase media europea elige de 4 estrellas para arriba"
  • Juan Carlos Sanjuan (Casual Hoteles) no cree que la calidad tenga ver con el número de estrellas

En solo diez años, la oferta de hoteles de máxima categoría en España se ha incrementado casi un 50%. Según los últimos datos del INE, de los 233 hoteles de 5 estrellas que había en 2009 se ha pasado a 342 en 2019, un 47% más, y los 1.906 hoteles de 4 estrellas de 2009 se han elevado hasta los 2.708 este año, un 42% más. Por el contrario, en este mismo periodo, la oferta de los hoteles de 3 estrellas ha crecido solo un 5%, de los 2.858 a los 2.993. Es un dato muy relevante de la evolución del mercado hotelero español durante los últimos años.

¿Pero este crecimiento tan espectacular ha generado una sobreoferta de hoteles Premium? Los hoteleros y los consultores coinciden de manera casi unánime. No hay un exceso de oferta sino una mejora de la calidad de la planta hotelera en respuesta a lo que demanda el cliente.

El socio responsable de Turismo de KPMG en España, Luis Buzzi, lo dice claramente. "La transformación de hoteles hacía el segmento Premium de 4 y 5 estrellas responde a la demanda más que a lo que quieren los hoteleros".

Buzzi entiende que esto responde a un "cambio de paradigma" en las demandas de los turistas, que buscan "experiencias diferentes y emocionantes, tanto dentro como fuera de las instalaciones hoteleras". Estas exigencias por parte de los viajeros son las que ofrecen, en su opinión, los hoteles de 4 y 5 estrellas. Al mismo tiempo, el analista de KMPG ve en ello una oportunidad para "transformar el modelo turístico español" hacia una industria con una oferta alojativa de mayor calidad.

El hotel Fergus Style Tobago en Mallorca ha aumentado su categoría este año de las 4 a las 5 estrellas tras 14 millones de euros de inversión.

La directora general de Christie & Co, Inmaculada Ranera, es de la misma opinión. "No consideramos que exista sobreoferta de hoteles de estas categorías, ya que la entrada de nueva oferta es absorbida por el crecimiento de la demanda".

Por otra parte, añade que "la apuesta por la calidad en los últimos años ha sido extraordinaria y ha ayudado al crecimiento del ADR (tarifas)". Considera que "la entrada de grandes cadenas y marcas en dichas categorías ha sido un estímulo para que los operadores nacionales hayan mejorado la calidad de la oferta existente, acercándose a los estándares internacionales, que atraen a un turismo de mayor calidad".

El socio responsable de Derecho Inmobiliario de DLA Piper, Orson Alcocer, explica esta tendencia como una "reestructuración del sector" con "una mejora de la calidad" del alojamiento turístico. Pone como ejemplo de ello las operaciones típicas de los fondos de inversión de los últimos años. "Compran varios hoteles de una cadena española, que los sigue operando, y luego inyectan dinero para mejorar esos hoteles de 3 estrellas o 4 estrellas, con necesidades de renovación, y los reposicionan en una categoría superior con más calidad, lo que genera luego un mayor retorno gracias a aumentar el valor de los activos", explica.

Y un claro síntoma, según Alcocer, de que no existe sobreoferta es que "la financiación no ha decrecido, los bancos siguen dando créditos a operaciones muy estudiadas".

El Managing Director de Prime Yield, Nelson Rêgo, también está convencido de que no hay exceso en el mercado hotelero porque "el RevPAR de los hoteles sigue creciendo".

Como si todos los taxis fueran Mercedes

El presidente de la Asociación de Hoteleros de Benidorm y la Costa Blanca (HOSBEC), Antonio Mayor, recurre a un símil automovilístico para explicar esta tendencia hacia hoteles de más categoría. "Estamos reposicionando el turismo español hacia la mejora. Es como si nos quejáramos de que todos los taxis fueran Mercedes. Es nuestra obligación tener un producto lo más competitivo posible porque de lo contrario estamos muertos". Y recuerda que "la clase media europea elige de 4 estrellas para arriba".

El presidente de la Asociación Hotelera de la Costa del Sol (AEHCOS), Luis Callejón Suñé, dice que no sobran plazas Premium en absoluto. "En el caso de Málaga, solo se ha abierto un establecimiento de 5 estrellas en los dos últimos años. Los empresarios en líneas generales apuestan por 4 estrellas, ofreciendo una alta calidad, porque es lo más demandado por el cliente", explica.

El Barceló Teguise Beach, en Lanzarote, pasó de las 3 a las 4 estrellas tras una inversión de 12 millones de euros y permitió a la cadena hotelera multiplicar por cuatro sus ingresos.

En el caso de Mallorca, tampoco la Federación Empresarial Hotelera (FEHM) cree que exista sobre oferta sino que "ha habido una apuesta firme y decidida del sector empresarial hotelero por reposicionar el producto y avanzar hacia unos mayores estándares de calidad con el objetivo de atraer a otro tipo de cliente".

Por su parte, el presidente de los hoteleros de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa, apunta que en el caso de Gran Canaria no es que haya sobreoferta sino que más bien existe un déficit de hoteles Premium. "Excluyendo algunos pequeños hoteles boutique que han abierto en la capital de la isla, desde 2008 hasta 2017 solo se ha construido un hotel de 5 estrellas en el Puerto de Mogán, de 400 habitaciones", señala.

Recuerda que a pesar de que en Canarias, "en estos años de boom", ha habido una gran demanda de los turoperadores para hacer nuevos hoteles de 4 y 5 estrellas, en Gran Canaria la mitad de las camas son todavía de apartamentos turísticos.

La calidad no va con las estrellas

Solo el presidente de Casual Hoteles, Juan Carlos Sanjuan, se desmarca de que este incremento de la oferta de 4 y 5 estrellas se deba a la demanda del cliente. En su opinión, esta tendencia hacia los hoteles Premium se explica porque "son los que prefieren los fondos de inversión". Y no cree que la calidad tenga ver necesariamente con el número de estrellas que tenga el hotel. "Desde Casual dejamos de creer hace años en las estrellas y creemos en la calidad. Tenemos hoteles de 2 estrellas con valoraciones de 9 sobre 10", afirma.

Por último, el presidente de CEHAT, Juan Molas, recuerda que España tiene la mejor planta hotelera de Europa en los segmentos de 3 y 4 estrellas y subraya que hay clientes para todas las categorías de hoteles.

Y zanja el dilema de si hay burbuja o no de hoteles Premium de manera contundente. "Cuando hay demanda, no hay burbuja y cuando no hay demanda, hay burbuja. Ha ocurrido siempre".

Este artículo forma parte del reportaje central de la revista HOSTELTUR de este mes de octubre, que puede descargarse en el siguiente enlace:


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.