Diario 5427 14.11.2018 | 05:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Datos reveladores

Mujer y turismo: la igualdad no existe

Las diferencias de género persisten en puestos de responsabilidad y sueldos 6 septiembre, 2011
  • Las mujeres suponen casi el 60% de los trabajadores empleados en servicios de alojamiento
  • Barcelona tiene 220 hoteles de 5,4 y 3 estrellas. Pero sólo 69 están dirigidos por mujeres
  • Las mujeres ganan entre un 10% y un 15% menos que sus homólogos varones en el sector turístico, según la OMT

Las mujeres superan en número a los hombres en las Escuelas de Turismo así como en la mayoría de empresas relacionadas con la actividad turística, desde pymes a multinacionales. Sin embargo, las féminas son minoría o inexistentes en los Consejos de Administración y su porcentaje es inferior al de los hombres en los puestos de responsabilidad.  Además, el turismo -por su estacionalidad y horarios- es un sector con menos facilidades para las mujeres en comparación con otros sectores donde se promueve activamente la igualdad entre sexos. Debido a estas dificultades existe incluso un riesgo de abandono prematuro de la carrera profesional, con el coste económico que ello supone para las empresas turísticas.

En los últimos años, las chicas han superado en número a los chicos en las Escuelas de Turismo de España. En algunos centros educativos su nota media es superior. Y en nuestro país, las mujeres suponen casi el 60% del personal empleado en servicios turísticos.

Podría pensarse que la situación laboral de la mujer ya está normalizada en comparación con años atrás.

Pero los datos demuestran que no es así: en la actualidad sigue habiendo muchos más directores que directoras de hotel; las mujeres apenan están representadas en los Consejos de Administración de las empresas turísticas, y a nivel mundial, ellas ganan un 15% menos que los hombres en el sector turístico.

Un dato ilustrativo y muy reciente: el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha entregado este año por primera vez el distintivo de “Igualdad en la Empresa” a un total de 39 compañías por destacar en la aplicación de políticas de igualdad de trato y de oportunidad con sus trabajadoras y trabajadores. Ninguna de dichas empresas pertenece al sector turístico.

Y no será por falta de empleadas. Según el informe anual de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO apunta que “la feminización de nuestros sectores, en términos agregados, es recurrente y mayoritaria en todos los territorios (...) Estamos ante sectores donde predomina el empleo de mujeres”.

Y es que acuerdo con los datos procedentes de la Encuesta de Población Activa, las mujeres suponen casi el 60% de los trabajadores empleados en los servicios de alojamiento y el 58% en los servicios de comidas y bebidas.

Los datos macroeconómicos también tienen un reflejo a nivel de empresa. Por ejemplo, la cadena hotelera Meliá Hotels International, en su Memoria de 2009, manifiesta lo siguiente: “La actividad turística tiene una problemática intrínseca a la hora de conciliar vida laboral y familiar que surge de la misma operativa del negocio: horarios laborales complejos y la estacionalidad son la base de los mismos".

"Aunque Sol Meliá está trabajando en avanzar en políticas de conciliación de la vida familiar y profesional a través del análisis de medidas de flexibilidad y ayudas en maternidad y cuidado de familiares, queda mucho trabajo por delante”, dice la memoria. Cabe apuntar que el 53% de la plantilla de esta compañía en España está formada por mujeres. Pero resulta que el 80% de sus puestos de director y subdirector de hotel en nuestro país están ocupados por hombres.

¿Un caso aislado? En absoluto. La ciudad de Barcelona, por ejemplo, cuenta con 220 hoteles de 5,4 y 3 estrellas. Pero sólo 69 están dirigidos por mujeres. Es decir, el 31%. Así lo pone de relieve un Proyecto final del Grado en Turismo, presentado por Roser Marcé Raventós y Nuria Milán Chito, de la Escuela de Turismo CETT-Universidad de Barcelona.

De acuerdo con dicho informe, el perfil de directora de hotel corresponde a una mujer de 39 años, casada, con sólo un hijo. Según explican las autoras del estudio, “la mayoría de las directivas ha llegado a este puesto de trabajo desarrollando su carrera y consiguiendo experiencia con el paso de los años en un mismo establecimiento”.

A las directoras de hotel encuestadas se les preguntó si creían que las mujeres tenían más complicaciones para llegar a los altos cargos directivos. Un 52% opinó que sí existen complicaciones, pero un 48% no lo cree así.

En cualquier caso, ¿tuvieron estas directoras de hotel dificultades en su empresa al haber solicitado una reducción de jornada, baja o flexibilidad de horario para conciliar mejor la vida familiar y la laboral?

Un 67% asegura que no tuvo ningún problema “ya que la empresa facilitó su reincorporación”. Pero un 17% de las directoras reconoció haber vivido una parada en su trayectoria profesional y un 17% opinó que persisten las dificultades para conciliar el trabajo y la familia.

Otro dato que llama la atención procede de un informe del grupo Eventoplus, que ha analizado el peso de la mujer en el sector de eventos y reuniones. De acuerdo con dicho documento, las mujeres representan el 64% de las plantillas de las agencias de eventos, pero sólo el 35% de los equipos directivos.

Diferencias de sueldos

Otro dato que confirma la persistencia de desigualdades entre hombres y mujeres en el sector turístico tiene que ver con los sueldos.

Aunque los salarios en un gran número de puestos de trabajo puedan estar regulados por convenios colectivos y éstos no discriminan hombres de mujeres, la ganancia media anual puede estar sometida a otras variables como antigüedad en la empresa, tipo de jornada y de contrato, horas extras, etc.

Según la Encuesta Anual de Estructura Salarial del INE, en el sector de la hostelería la ganancia media anual de los hombres se situó en 15.940 euros, frente a los 12.518 de las mujeres.

Es decir, los mujeres ganan un 21% menos que los hombres. En el sector de transporte, la ganancia media anual de los hombres es de 23.073 euros, frente a los 19.262 euros de ingresos medios de las mujeres (un 16,5% menos).

A nivel mundial también existe una diferencia de sueldos, según ha reflejado el primer “Informe mundial sobre las mujeres en el turismo”, elaborado por la OMT y la agencia de las Naciones Unidas para las Mujeres.

Dicho documento indica que el sector turístico “proporciona importantes oportunidades de independencia económica y liderazgo a las mujeres”, especialmente en los países en desarrollo y en entornos rurales.

Advierte, no obstante, de la necesidad de seguir trabajando por la igualdad, ya que las mujeres “se concentran a menudo en empleos precarios y de escasa cualificación y ganan normalmente entre un 10% y un 15% menos que sus homólogos varones.

Taleb Rifai
, secretario general de la OMT, sostiene que “el turismo abre inmensas oportunidades de empleo y generación de ingresos para las mujeres y sienta las bases para la reducción de la pobreza y el desarrollo económico local. Para que las oportunidades se materialicen, las actividades turísticas deben respetar el principio de la igualdad entre los sexos, tal como se estipula en el Código Ético Mundial para el Turismo”.

Las empresas de selección de personal que operan en el sector turístico también observan algunas diferencias entre mujeres y hombres. No en la cuestión de sueldos, sino en los procesos de incorporación a las empresas.

“En las ofertas que ofrecen cargos directivos ellas se apuntan mucho menos: sólo un 18% de mujeres decide competir para este tipo de vacantes. En los mandos intermedios el comportamiento es similar ya que el 80% de los que se inscriben son hombres”, explica Xavier Martín, director de Turijobs.

Grandes corporaciones

Por otra parte, podría suponerse que las empresas turísticas cotizadas en bolsa, por cuestiones de gobierno corporativo, serían las más sensibles a la hora de promover la igualdad de genero en sus máximos órganos de decisión.

Sin embargo, no hay ninguna mujer en el Consejo de Administración de Iberia (sólo la secretaria, sin cargo de consejero); en Meliá Hotels hay una mujer; dos en NH; una en Amadeus.

¿Podrán estas grandes corporaciones planificar y promover cambios reales en sus organizaciones en pro de la igualdad de género si en la cúspide hay tan pocas mujeres con visión y experiencia para facilitar ese cambio de chip?

Riesgo de abandono

Según un informe de una empresa consultora de recursos humanos People 1st, Reino Unido, el porcentaje de mujeres trabajando en el sector turístico y la hostelería ha descendido en los últimos seis años a nivel mundial.

Así, el colectivo femenino ha pasado de representar el 61% del personal empleado al 56%. Según sostiene dicho informe, el hecho de que 310.000 empleadas renuncien a sus trabajos en el sector turístico cada año cuesta a las empresas 3.200 millones de euros en reemplazos y formación.

Según People 1st, cinco factores explicarían esta tendencia: la dificultad de combinar un trabajo con las responsabilidades familiares; una cultura machista dominante; los prejuicios de género; falta de contactos; y escasa presencia de mujeres en posiciones directivas. De media, el 25% de los hombres empleados en la industria turística ocupa puestos intermedios o superiores, frente al 18% de las mujeres, añade el informe.

Más alumnas que alumnos

El futuro se está forjando ahora mismo en las escuelas de Turismo como el CETT-Universidad de Barcelona, donde el 70% de los estudiantes son mujeres y el 30% hombres.

“Esto se ha mantenido así durante los últimos 12 años”, explica Elisenda Farràs, directora del departamento Estudiante-Empresa. “De 1997 a 2000, la nota media fue de 6,2 entre hombres y mujeres, sin diferencias. A partir del 2000, la diferencia comienza a hacerse más evidente. El año pasado, por ejemplo, la nota media de las mujeres fue de 6,9, frente a una puntuación media de 6,7 de los chicos”, añade.

El reportaje completo, que incluye diez perfiles de mujeres que explican su experiencia, ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de septiembre y puede descargarse también en pdf como Mujer y turismo, la igualdad no existe.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
No he leído el artículo, pues el tiempo es oro. Sin embargo, estoy totalemnte de acuerdo con el titular del mismo. Me incorporé al sector hotelero en aquel lejano año olímpico. Desde entonces, jamás, no a veces, jamás, he visto trabajar una mujer en el turno de noche en Recepción. En este caso, la mujer no alcanza la igual, no por obligación, sinó por vocación. Nosotros discrimados laboralmente y... silencio stampa

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.